Comida cruda para perros

Comida cruda para perros: Ventajas y desventajas

El artículo de hoy trata de los pros y contras de los alimentos crudos para perros. Si bien es cierto que existen férreos defensores de este método y viceversa, la realidad es que no existe un consenso unánime, ni por los científicos ni por los criadores, sobre qué método de alimentación es el ideal.

Entonces, ¿por qué la gente alimenta a sus perros con comida cruda?

Un alimento comercial completo y cuidadosamente fabricado es sin duda la forma más segura de garantizar que su cachorro reciba todos los nutrientes.

La respuesta es: los que alimentan con carne cruda suelen hacerlo porque realmente creen que su perro estará más sano.

Pero, ¿es esto acertado? o ¿es un reflejo de una obsesión por volver a la naturaleza y la ecología?

¿Será realmente una alternativa viable a los alimentos comerciales? ¿Y cuáles son los riesgos de elegir este método?

Continúa leyendo: ¿Es segura la carne cruda para los perros?

Alimentos crudos ¿son peligrosos?

Puede que hayas visto fotos de cachorros masticando alas de pollo crudas y te hayas horrorizado.

Como muchos sabemos, los perros no deben comer huesos de pollo, además, el pollo es ampliamente conocido por estar plagado de Salmonella, Campylobacter y otros patógenos que pueden resultar muy perjudiciales.

Uno de los problemas de comparar la comida cruda con el pienso es que hay muchas opiniones y pocas pruebas que indiquen qué es más beneficioso y cuáles son los riesgos.

Continúa leyendo: ¿Pueden los perros comer huesos de pollo?

La polémica de los alimentos crudos

Cuando el interés por los alimentos crudos comenzó a crecer hace una década, había varios sitios web destinados a educar a los dueños sobre los peligros de los huesos para los perros.

Y muchos veterinarios se apresuraron a advertir sobre las nefastas consecuencias de los alimentos crudos.

Pero, a medida que va en aumento los adeptos de este método, queda claro que la mayoría de los perros no tienen problemas para digerir los huesos crudos y los patógenos que nos enviarían a ti y a mí al hospital.

Por supuesto, nada es seguro, ni siquiera la comida. Y comer crudo conlleva ciertos riesgos, no sólo para su perro, sino también para ti.

Debes conocer estos riesgos para tomar una decisión informada sobre si es o no la forma correcta de alimentar a tu cachorro.

Alimentos crudos: Proceso

Alimentos crudos: Proceso

Cuando tu perro come un trozo de carne con hueso, como un ala de pollo o un trozo de conejo, primero muerde los huesos utilizando los grandes molares. Esta acción de morder aplasta el hueso dentro de la carne para que toda la comida sea más suave y fácil de tragar.

Incluso un cachorro de ocho semanas tiene una mordida muy potente. De hecho, los cachorros de 8 semanas pueden romper el hueso de una alita de pollo en segundos.

Estos huesos son tan gruesos como tu dedo meñique.

Podría interesarte: ¿Los perros pueden comer huesos ahumados?

Fragmentos de hueso

Cuando un cachorro se rompe un hueso de esta manera, se traga los fragmentos de hueso rotos. Se cree que los fragmentos de huesos crudos son más blandos y menos peligrosos que los cocidos, pero no te equivoques, habrá fragmentos, serán afilados y tu cachorro los tragará.

Riesgos de huesos afilados

Nadie puede decir cuáles son los riesgos de ingerir estos huesos puntiagudos. Y precisamente este es uno de los miedos que desanima a muchas personas a iniciar con la alimentación cruda.

Obstrucción intestinal

Cuando un perro muerde un hueso, especialmente uno grande, se traga muchos fragmentos pequeños de ese hueso.

Estos fragmentos pueden acumularse en el intestino y causar una especie de congestión que obstruye el adecuado movimiento de los alimentos.

En el mejor de los casos, esto puede provocar estreñimiento en el perro. En el peor, pueden bloquear completamente el intestino y provocar una emergencia médica.

Una vez más, no es algo que nos haya sucedido con nuestros perros ni el de nuestros conocidos, sin embargo, algunos veterinarios están preocupados por esta razón.

Dientes partidos

Otro de los riesgos asociados al comer ciertos tipos de huesos es la rotura de dientes. Tal vez, esto no te parezca un gran problema. Al fin y al cabo, un diente roto no pone en peligro la vida.

Pero en los perros, el cuidado dental no es sencillo. Requiere anestesia general, lo que no está exento de riesgos, además de que puede representar un gasto realmente considerable a tener en cuenta.

Hasta aquí todo parece indicar que es una mala elección la dieta cruda. Sin embargo, cabe preguntarse ¿Por qué existen tantas personas que siguen este método? ¿Hemos perdido la cabeza? ¿O hay más de lo que crees?

Podría interesarte: Dentición del cachorro

Reduce el riesgo

Como obviamente habrás observado, los perros alimentados con esta dieta no se acumulan ante el hospital veterinario local. Es obvio que hay métodos de alimentación con huesos que pueden evitar todos o algunos de los riesgos.

Veamos.

El primer paso para reducir el riesgo óseo es alimentar a los perros con huesos y carne. Lo ideal es que sea como la naturaleza lo ha previsto, con hueso en el interior y músculo en el exterior. Así, el hueso se envuelve en carne, lo que permite que el conjunto se deslice sin herir al perro.

Estómagos saludables

Alimentar a la mascota con hueso y carne también puede ayudar a prevenir el riesgo de impactación. El riesgo de impactación también puede reducirse asegurando que los huesos constituyan una proporción adecuada de la dieta de su perro.

Y asegurándose de que su perro tenga siempre acceso a abundante agua potable. Un perro que acaba de comer un cadáver necesita beber más que un perro que acaba de comer carne sin huesos.

Dientes sanos

Por último, los huesos que rompen los dientes de los perros suelen ser los huesos que soportan el peso de los grandes mamíferos. Son mucho más duros que los huesos de las costillas, por ejemplo, y son más propensos a causar daños en los dientes.

Por lo tanto, debemos tener cuidado de no dar a nuestros cachorros huesos de patas de grandes herbívoros, como el ganado vacuno o las ovejas.

Continúa leyendo: ¿Los perros pueden comer cerdo?

Riesgos de infección

Luego de las preocupaciones alrededor del consumo de huesos en los perros, el segundo riesgo más mencionado es el de los patógenos presentes en ella. No tendrás que investigar mucho para encontrar artículos que advierten que la carne cruda, especialmente el pollo, está llena de gérmenes.

Y es totalmente cierto.

Afortunadamente, esos gérmenes no parecen tener ningún efecto en el perro medio.

Por supuesto, nadie puede garantizar que su perro no contraiga una horrible gastroenteritis por comer pollo crudo.

Pero, este al parecer no parece ser la norma, miles de perros comen pollo crudo todos los días y no sufren ningún daño. Por no hablar de todas las demás sustancias malolientes que muchos perros adoran habitualmente, incluidas las heces de otros animales.

La cuestión es que los perros en general son capaces de digerir patógenos que serían muy dañinos para los humanos.

Sin embargo, existe otro riesgo asociado a los patógenos presentes en la carne cruda. Y ese riesgo concierne a las personas que manipulan el perro.

Manipulación de la carne cruda

Manipulación de la carne cruda

Es evidente que necesitamos tomar precauciones al preparar la carne cruda.

No hace falta que te digan que debes guardar la carne cruda en un recipiente previsto para ello en tu nevera, y cortarla con herramientas y sobre una tabla sólo para este fin. A continuación, lávate bien las manos y a todos los utensilios.

Es importante utilizar tablas de cortar carne cruda específicas.

Pero recuerda que cuando un perro come carne cruda, el pelo que rodea su boca y sus patas delanteras puede estar contaminado por los patógenos presentes en su comida.

Esto puede ser un problema si tienes niños pequeños y juegan con tu perro.

Los niños son famosos por su falta de higiene.

Debes asegurarte de que se lavan bien las manos después de cualquier contacto con un perro que haya estado expuesto a la carne cruda. Esta es una consideración importante a tener en cuenta.

Por otro lado, los perros tienden a ser mucho más posesivos con la comida cruda que con el pienso. Por lo tanto, hay que tener cuidado de que los niños no molesten al perro mientras está comiendo ni lo manipulen durante un tiempo después.

Adiestramiento

La última desventaja de la nutrición cruda para cachorros se encuentra en el entrenamiento. Hoy en día entrenamos a los cachorros con comida. Y los cachorros tienen mucho que aprender. Esto significa que hay que utilizar mucha comida sobre todo al principio.

Como no queremos que nuestros cachorros engorden, utilizamos parte de su ración diaria para este fin. Es extremadamente fácil de hacer con la comida seca y mucho más difícil de hacer con la comida cruda. Especialmente con la carne cruda con hueso, que es una parte esencial de esta dieta.

Todos los perros necesitan algo de entrenamiento. Y los perros medianos y grandes necesitan un amplio adiestramiento para asegurarse de que no son una molestia para los demás. Así que la formación no es opcional.

El entrenamiento también es muy divertido si se hace correctamente, así que no querrás perdértelo.

Hablaremos de cómo sortear estas dificultades en un momento, pero dejemos de lado toda esa negatividad por ahora y echemos un vistazo a algunos de los beneficios de comer alimentos crudos.

Beneficios

beneficios para la salud en la comida cruda para perros

Oirás todo tipo de afirmaciones sobre los beneficios para la salud en la comida cruda para perros.

Estas son algunas:

  • Pelaje más brillante
  • Dientes y encías más sanos
  • Menos alergias
  • Menos obesidad
  • Reducción del riesgo de hinchazón
  • Glándulas anales sanas
  • Más energía

Sin embargo, existen pocas pruebas que demuestren que es así para la mayoría de estas afirmaciones. No se han realizado estudios formales para comparar los dientes, el pelaje y la piel de, por ejemplo, perros alimentados con alimentos crudos y con alimentos comerciales. Entonces, ¿cómo distinguir hechos de mitos?

Empecemos con algunas pruebas sólidas.

Excrementos

El primer beneficio, y el menos cuestionable, de pasarse a la comida cruda no tiene que ver con su perro. Se trata de ti. Se trata de lo que sale de tu perro, no de lo que entra.

La caca producida por los perros alimentados con comida cruda es mucho menos olorosa y mucho más pequeña en cantidad que la producida por los perros alimentados con comida seca. Que, seamos sinceros, huele fatal.

Los excrementos de los perros alimentados con alimentos crudos están formados en gran parte por polvo de huesos y huelen muy poco. A su perro le da igual, pero no podemos decir lo mismo de sus dueños.

Hinchazón abdominal

La distensión abdominal es una afección potencialmente mortal en la que el estómago del perro se distiende considerablemente. Si el estómago se revuelve, el suministro de sangre puede verse interrumpido y será necesario un tratamiento veterinario inmediato para salvar la vida del perro.

Un estudio demostró que los perros eran más propensos a sufrir hinchazón si se les alimentaba con ciertos tipos de comida. Otro estudio demostró que los perros alimentados sólo con comida seca eran más propensos a sufrir hinchazón que los alimentados con comida húmeda.

Afortunadamente, la mayoría de los perros no son especialmente sensibles a la hinchazón, pero si tiene un perro de riesgo, como un perro grande con un pecho profundo, o un perro cuyo pariente cercano ha sufrido hinchazón, puede ser útil tenerlo en cuenta a la hora de elegir una dieta para su perro.

Glándulas anales sanas

Si alguna vez has visto a un perro moviéndose de un lado a otro y arrastrando el trasero por el suelo, probablemente hayas visto a un perro con problemas de glándulas anales.

Las glándulas anales caninas están situadas a ambos lados del ano y se vacían cada vez que el perro evacua. O deberían hacerlo.

Si las heces del perro se aflojan con frecuencia, es posible que estas glándulas no se vacíen eficazmente y se inflamen u obstruyan y causen irritación o malestar en el perro.

El movimiento es un síntoma de este fenómeno. En este caso, el veterinario vaciará las glándulas de su perro con una mano enguantada. También puedes aprender a hacerlo tú mismo.

Con un perro alimentado con alimentos crudos, esto tiende a no suceder. Hay una buena razón para ello. Sus heces suelen ser firmes y las glándulas anales se vacían cada vez que hace caca.

Esto los mantiene sanos, sin la intervención de una mano humana.

Por supuesto, no todos los perros alimentados con pienso tienen problemas de glándulas anales, y probablemente haya algún perro alimentado con comida cruda que los tenga. Pero está claro que las afirmaciones sobre la mejor salud de las glándulas anales en los perros alimentados con alimentos crudos parecen válidas.

Dientes saludables

Dientes saludables

Quizá el efecto más frecuente de los alimentos crudos sea la mejora de la salud bucodental. Una de las razones por las que muchos propietarios deciden pasarse a los alimentos crudos es precisamente por los dientes de sus perros.

Puede ser, que los dientes se decoloren, incluso en perros jóvenes que son alimentados exclusivamente con pienso, y luego del cambio, muchos han sido los reportes de los beneficios de la comida cruda en la salud dental de los perros.

Luego de unas semanas con la dieta cruda, tus perros mostrarán unos dientes brillantes y blancos.

¿Por qué sucede esto?

Los veterinarios afirman que un porcentaje muy elevado de los perros de hoy en día sufren problemas dentales y enfermedades de las encías. Y, por supuesto, los dientes descamados no sólo son muy difíciles de tratar, sino que el tratamiento debe repetirse regularmente (al menos una vez al año).

La razón por la que los alimentos crudos preservan la salud de los dientes y las encías es doble: por un lado, la dieta no contiene carbohidratos y, por otro, los fragmentos de huesos rotos que contienen los alimentos para perros tienen una acción abrasiva sobre los dientes, eliminando la descamación y dejándolos bien limpios.

Por supuesto, hay otra solución: puedes enseñar a tu perro a dejar que le cepilles los dientes por la mañana y por la noche, igual que haces con tus hijos.

La diferencia es que tendrás que hacer esto por él durante el resto de su vida y, si tienes más de un perro, puede llevar mucho tiempo. Aunque puede ser que a ti no te importe.

Menor riesgo de obesidad

Es muy difícil sobrealimentar a un cachorro con comida cruda. Los perros tienden a no comer en exceso con los alimentos crudos, y sin azúcares en su dieta, parecen menos propensos a ganar peso.

De hecho, este es un beneficio mayor de lo que puede parecer a primera vista, porque la obesidad es un gran problema para los perros en estos días y porque la obesidad se asocia con un montón de problemas de salud.

Aunque es cierto que su perro alimentado con comida comercial no tiene por qué tener sobrepeso, la triste realidad es que muchos, si no la mayoría, lo tienen.

Podría interesarte: ¿Cómo alimentar a tu perro senior?

Increíblemente placentero

No hay duda de que a los perros les encanta la carne y los huesos crudos. Por término medio, un perro tarda menos de tres minutos en consumir un plato de comida seca.

Entonces tiene hasta su próxima comida para soñar con la comida.

Un trozo de carne de costilla, conejo o pollo dura hasta diez veces más y proporciona al perro un inmenso placer.

Este placer es difícil de medir, pero en cuanto ves a tu perro comer, no tienes duda de que existe.

Alergias

Las pruebas de que los alimentos crudos son una solución a las alergias son anecdóticas. En otras palabras, no se han realizado estudios que respalden las afirmaciones de las personas que dicen que el cambio a los alimentos crudos cambió el estado de la piel de sus perros.

Dicho esto, la mayoría de las croquetas contienen cereales, normalmente en forma de trigo, maíz o arroz.

También suelen contener aromas o colorantes artificiales. Por lo tanto, no es imposible que su perro sea alérgico a uno o varios de los componentes de su alimento seco.

Sin embargo, recuerde que cambiar a otro tipo de alimento seco puede tener el mismo impacto en la piel o el comportamiento de su perro que cambiar a un alimento crudo. En este punto es mejor consultarlo con tu veterinario, o preferiblemente con un especialista en problemas dermatológicos.

Aquí te explicamos cómo cambiar la comida del cachorro paso a paso

Los carbohidratos

Probablemente debamos mencionar de nuevo los carbohidratos en este punto, ya que la principal diferencia entre la comida seca y la cruda (aparte del contenido de agua) es que el pienso se basa en los carbohidratos.

Otra de las razones por la que este método es fielmente seguido por muchos es la preocupación sobre los efectos a largo plazo de alimentar con grandes cantidades de carbohidratos a un animal que está hecho principalmente para procesar y digerir cadáveres.

La polémica de los cereales

Es cierto que los perros modernos han desarrollado cierta capacidad para digerir los cereales hasta cierto punto, al igual que nosotros los humanos.

Pero no fue hasta hace poco que descubrimos el impacto del consumo masivo de cereales en la población humana, y eso no tiene buena pinta. Tampoco estoy convencido de que sea bueno para los perros.

Los cereales se introdujeron hace relativamente poco en la dieta de los humanos y los perros, un cambio que sólo se ha producido desde el inicio de la agricultura.

Y nosotros, al igual que nuestros perros, aún poseemos el sistema digestivo que nos servía cuando éramos depredadores sociales, comiendo carne, hojas, raíces y bayas.

No todo el mundo está de acuerdo, por supuesto, en que el exceso de carbohidratos es malo. Ya sea para perros o para humanos. Pero la ciencia está cambiando de opinión sobre los beneficios de una dieta rica en almidón.

Podría interesarte: ¿Tu perro padece de diabetes? Te mostramos como cuidar su alimentación.

Pelaje brillante y energía

los perros alimentados con alimentos crudos tengan un pelaje más brillante o más energía

En este aspecto no existen evidencias concretas de que los perros que consumen alimentos crudos tengan un pelaje más brillante o más energía que sus homólogos alimentados con comida comercial (pienso).

De hecho, muchos perros alimentados con comida comercial tienen el pelaje y la energía a la par de los que se alimentan con comida cruda. Sin embargo, muchos consumidores de alimentos crudos no están de acuerdo y afirman que el pelaje de sus perros ha mejorado con la dieta cruda.

También sería interesante comprobar si pudiera ser que el pelaje de esos perros se viera afectado por alguna alergia hacia la comida comercial.

Conclusiones

Después de tanta información puedes sentirte un poco confundido. Así pues, vamos a intentar resumir lo que sabemos hasta ahora.

Recuerda que comer crudo es un tema importante, y la gente puede ver beneficios donde no los hay. Esto es lo que ocurre siempre que la gente hace una gran inversión en un cambio de estilo de vida. Tendemos a pensar que los resultados son mejores de lo que realmente son.

Pero es importante tratar de ser objetivo. Porque comer crudo no es la decisión correcta para todos.

Desventajas

El inconveniente de comer alimentos crudos es que puede haber ciertos riesgos. El riesgo de lesiones internas o de impactación ósea y el riesgo de infección, tanto para su perro como para su familia.

Los riesgos pueden ser menores de lo que se pensaba, pero no tenemos forma de saberlo con seguridad. Esta consideración es especialmente importante cuando hay niños en su familia.

Como contrapartida a estos riesgos, hay que tener en cuenta el riesgo de hinchazón en los perros alimentados con comida comercial (que probablemente sólo sea relevante si se tiene un perro sensible) y las preocupaciones aún no demostradas respecto a la alimentación de los perros con muchos carbohidratos.

Puede ser más difícil utilizar alimentos crudos para el entrenamiento de los perros, un factor importante cuando el cachorro es joven, pero que ha ido mejorando gradualmente y algunas empresas están empezando a producir golosinas con carne pura, liofilizada para mayor comodidad.

Ventajas

Algunos de los beneficios de comer alimentos crudos incluyen una buena salud bucal que puede ser más importante de lo que parece a primera vista.

Se ha demostrado que una mala salud bucal afecta a nuestro sistema inmunitario y a nuestra salud en general, y no hay razón para creer que esto no se aplique también a los perros.

Algunas personas informan de una mejora de las alergias (problemas de piel y de estómago) en los perros después de cambiar a una dieta cruda, aunque esto aún no está demostrado.

La limpieza de su perro será más agradable si se alimenta con comida cruda, y su perro disfrutará de sus comidas mucho más que antes.

Tú decides

Como puede ver, no se trata de una simple decisión correcta o incorrecta. Que algunos dueños de mascotas decidamos ofrecer comida cruda a nuestros perros no significa que este sea el método adecuado para ti.

La alimentación con alimentos crudos tiene ventajas y desventajas y debes tener en cuenta tu propia situación familiar y la de su perro.

Antes de decidirse a hacer el cambio es recomendable pensar detenidamente en los posibles riesgos de la alimentación cruda y que considere la posibilidad de abandonarla si tiene niños pequeños (por razones de higiene antes vistas) o un cachorro muy joven (por razones de adiestramiento mencionadas anteriormente).

Si está interesado en la alimentación cruda, es mejor esperar hasta que sus hijos hayan crecido lo suficiente y que su cachorro haya aprendido los fundamentos de la obediencia.

Otros elementos a considerar

Si estás preparado para empezar a brindar alimentos crudos, necesitarás mucho espacio en el congelador y un buen proveedor de los ingredientes adecuados.

Hoy en día, hay varias empresas que suministran productos específicos para perros alimentados con alimentos crudos.

Si decides probarlo, no dejes de contarnos cómo te va.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba