Cuánta agua debe beber un perro

¿Cuánta agua debe beber un perro?

Aunque parezca algo tonto, las preguntas de ¿Cuánta agua debe beber un perro? ¿Depende de la edad, el tamaño o la raza? ¿Los perros alimentados con comida seca necesitan más agua? Son significativas, y pueden ayudarnos a prevenir problemas futuros de salud en nuestras mascotas.

Es importante que tu Labrador se mantenga sano e hidratado. Ya sabes que es vital darle acceso a agua potable, especialmente durante los meses de verano.

Son buenas preguntas, ya que hay varios factores que afectan a la cantidad de agua que debe beber un perro. Estos factores incluyen su dieta, su nivel de actividad y su entorno.

El consumo de agua es un buen indicador de la salud general y da señales de alerta de ciertas enfermedades.

Es importante saber qué es lo normal para su labrador y a qué hay que prestar atención cuando empieza a beber más o menos de lo normal.

Controla la ingesta de agua

No es demasiado difícil controlar la ingesta diaria de agua de su perro. Incluso sin pensar activamente en ello, probablemente notará cuando su cuenco de agua está vacío y necesita ser rellenado.

También debe notar si de repente necesita rellenarla más a menudo de lo habitual. Sin embargo, nuestras vidas pueden ser muy ajetreadas y, a veces, es posible que no nos demos cuenta de un cambio en la conducta de consumo del agua.

Por lo tanto, es una buena idea establecer una línea de base para saber lo que es normal para tu labrador.

Para ello, llene su cuenco de agua hasta el mismo nivel y a la misma hora cada día. Luego observa lo que queda cuando vayas a rellenarla al día siguiente.

Esta rutina puede ayudarle a controlar de cerca las necesidades y la ingesta de agua de su perro. Si comprueba el nivel de agua a la misma hora cada día, tendrá una idea exacta de la cantidad de agua que bebe su perro.

¿Cuánta agua debería beber mi perro al día?

Cuánta agua debería beber mi perro al día

A título orientativo, la ingesta normal de agua de un perro es de unos 50 ml por kilo de peso corporal al día. Esto significa que un labrador de 30 kg bebe aproximadamente 1,5 litros de agua al día.

Sin embargo, cada perro es único, por lo que es importante que conozcas lo que es normal para él, y no para los perros en general.

Continúa leyendo: Mi perro bebe mucha agua – Guía sobre la sed excesiva en los perros

¿Qué provoca más sed en labradores?

Hay varios factores que pueden afectar a la ingesta normal de agua mencionada anteriormente, entre ellos los siguientes.

Alimentación

independientemente de la alimentación de tu Labrador siempre necesita agua fresca. Sin embargo, la cantidad que bebe depende del tipo de alimentos que consume.

Los perros que comen principalmente alimentos secos necesitan más agua que los que comen alimentos húmedos. Es normal que un labrador (o cualquier otro perro) alimentado con comida enlatada o cruda beba menos agua que un perro alimentado exclusivamente con comida seca.

Clima

El agua ayuda a regular la temperatura corporal. Los perros jadean para refrescarse exhalando y liberando agua a través de la respiración. Para compensar esta liberación de agua, tu labrador beberá más cuando la temperatura sea más elevada.

Nivel de actividad

Cuando hacemos ejercicio, perdemos agua a través del sudor y tendemos a beber más para compensar. Los perros también necesitan rehidratarse después del ejercicio, ya que sudan más de lo normal para refrescarse.

Si su Labrador tiene un nivel de energía y actividad naturalmente alto, necesitará más agua que un cachorro que siempre este tumbado en el sofá.

Medicamentos y suplementos

Muchos medicamentos y suplementos tienen efectos secundarios que pueden provocar cambios en la ingesta diaria de agua. Los antiinflamatorios, los medicamentos para el corazón y los anticonvulsivos pueden provocar un aumento de la sed y la micción.

Mantente informado de estos efectos secundarios si tu perro está tomando algún medicamento y pregunta a tu veterinario cualquier duda que tengas.

Podría interesarte: ¿Los perros pueden beber té?

Detectar cuando está bebiendo demasiado

Cuando un perro bebe más de lo normal, el primer paso es eliminar los factores externos obvios mencionados anteriormente.

Beber demasiada agua puede ser un signo de varios problemas de salud, como infección de la vejiga, diabetes o enfermedad de Cushing.

Aunque pienses que beber demasiada agua es inofensivo, el exceso de cualquier cosa es malo, incluso del agua.

Si un perro ingiere demasiada agua, puede tener niveles peligrosamente bajos de sodio en la sangre, lo que constituye una condición peligrosa llamada «hiponatremia», lo que se conoce como «intoxicación por agua».

El exceso de agua puede diluir y alterar el equilibrio natural de electrolitos de la sangre circulante, provocando la hinchazón de las células sanguíneas.

Demasiada agua puede aparecer de repente y poner al animal en peligro. Si controla regularmente la ingesta de agua de su labrador, podrá juzgar los cambios sutiles y saber cuándo debe ponerse en contacto con su veterinario.

Si crees que tu labrador está bebiendo demasiado, lo que puede provocar una sobrehidratación, hay varias cosas que debes vigilar.

Entre ellas se encuentran la pérdida de coordinación y los desmayos, el letargo y las náuseas, la hinchazón y los vómitos, la dilatación de las pupilas y la palidez de las encías y la salivación excesiva. Si se deja que se desarrollen, estos signos pueden causar dificultad para respirar y colapso.

Tenga en cuenta que beber de un cuenco de agua no representa necesariamente toda el agua consumida por su perro. Los perros que pasan mucho tiempo en el agua o cerca de ella pueden beber agua de otras fuentes o consumirla accidentalmente.

Si su perro está jugando en el agua, puede consumirla buscando objetos o mordiéndola. Asimismo, si le gusta que le rocíen o beber de una manguera de jardín, tenga en cuenta este consumo de agua al evaluar su consumo general.

Continúa leyendo: Guía para alimentar correctamente a tu Labrador Retriever

Mi perro bebe poca agua ¿Qué hacer?

Mi perro bebe poca agua

Si su labrador disminuye repentinamente su consumo de agua, corre el riesgo de deshidratarse. Si su perro no bebe suficiente agua, esto también puede indicar ciertas afecciones, como pancreatitis o parvovirus.

Al igual que el exceso de agua, la escasez de agua provoca desequilibrios perjudiciales para el organismo.

El agua es vital para muchas funciones, como el transporte de nutrientes por todo el cuerpo, ayuda a la digestión y eliminación de toxinas del sistema. Si su Labrador está deshidratado, el cuerpo no tendrá suficiente agua para estas funciones esenciales.

La deshidratación acaba impidiendo que órganos esenciales como los riñones y el hígado funcionen correctamente. Si se deja en este estado durante mucho tiempo, estos órganos pueden sufrir daños irreversibles.

Signos de deshidratación en perros

Hay dos formas sencillas de controlar el nivel de hidratación de tu labrador retriever en casa. Es útil realizar estas pruebas en su labrador sano para conocer su línea de base.

Tensión cutánea

La tensión cutánea es una prueba de la elasticidad de la piel y, por tanto, está asociada al nivel de humedad. Se trata de levantar suavemente la piel suelta entre los omóplatos de su labrador y evaluar el tiempo que tarda la piel en volver a su estado normal.

En un perro sano, una vez que la piel se levanta, debería volver a su posición original casi instantáneamente. Si su labrador está deshidratado, la piel estará en una «tienda de campaña» durante unos segundos y tardará en volver a la posición normal. Cuanto más se retrase, más deshidratado estará su perro.

Mucosa

Las membranas mucosas incluyen ojos, nariz y boca. También sirven como indicador de un nivel adecuado de hidratación.

Las encías de un laboratorio sano serán de color rosa y estarán húmedas al tacto. Si están deshidratadas, las encías pueden aparecer pálidas y secas y pegajosas al tacto. Una nariz seca y/o unos ojos profundos y secos también son síntomas de deshidratación.

Si tu perro tiende a no beber lo suficiente y tu veterinario le ha dado un certificado de buena salud, aquí tienes algunas ideas para animarle a beber.

  • Coloca su cuenco de agua en los lugares a los que le gusta ir.
  • Elógialo cuando beba agua.
  • Añade caldo de pollo o de huesos al agua, pero deja que se enfríe.
  • Considera añadir comida húmeda a su dieta.
  • Remoja el alimento seco en agua o caldo antes de alimentarlo.
  • Considera la posibilidad de comprar un bebedero para que sea divertido

Podría interesarte: ¿Pueden los perros beber leche?

Conclusiones

Como hemos afirmado, la ingesta adecuada de líquidos es importante. Si es excesiva o insuficiente puede ser un signo de que algo va mal.

El agua es una parte vital de la vida, pero a menudo se pasa por alto la ingesta de agua de nuestro perro. Es fácil llenar el cuenco en cuanto se nota que está vacío y luego olvidarse de él. De forma general se suele asumir que el perro beberá agua cuando tenga sed.  Desgraciadamente, ésta no es la mejor manera de mantener a su perro sano.

La respuesta a la pregunta de cuánta agua debe beber un perro al día depende de varios factores. Por eso es bueno establecer una línea de base de cuánto es normal para su perro. De este modo, podrá notar los cambios en el consumo de agua. Estos cambios pueden ser el primer indicador de muchos problemas de salud.

Si empiezas ahora a establecer la rutina de llenar el cuenco con agua y registrar la cantidad de agua consumida, podrás identificar los problemas a tiempo y prevenirlos.

En ocasiones vemos personas que añaden hielo al agua de los perros, pero ¿Los perros pueden comer hielo? Todo sobre el hielo y sus efectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba