carne cruda para los perros

¿Es segura la carne cruda para los perros?

En los últimos años ha habido un creciente interés por la comida cruda para perros y se han suscitado interesantes debates alrededor de cuál es la mejor dieta para los perros ¿Qué es mejor, el pienso o la comida cruda para los perros? Pero, ¿es realmente seguro ofrecer carne cruda a mi perro? Veámoslo detalladamente.

A la pregunta: ¿qué es mejor, la carne cruda o el alimento comercial?, es posible que tu veterinario responda: el pienso (croquetas).

Muchos veterinarios se pronuncian firmemente a favor de la comida comercial, es decir, de la comida para perros para la mayoría de los perros. Y ese es un punto de vista que sigue siendo ampliamente apoyado por los profesionales veterinarios del mundo entero.

Por lo que sería interesante darle la vuelta a esa pregunta y plantear otra igualmente válida, ¿es seguro el pienso para nuestros perros?. Pero, ¿tenemos las respuestas?

¿Es segura la comida cruda para nuestros perros?

Aunque muchos veterinarios son reacios a aprobar una dieta de carne y huesos crudos en nuestra sociedad litigiosa, es importante examinar las pruebas de ambos lados de un debate antes de dar una respuesta a una pregunta como ésta.

Sabrías responder a esto: ¿Los perros pueden comer huesos de cerdo?

Por otro lado, existen preocupaciones sobre la posibilidad de que una dieta de carbohidratos pueda tener sus propias desventajas para un animal predominantemente carnívoro.

Riesgos de distintos alimentos

Hasta el momento, no hemos encontrado alguna investigación que respalde la hipótesis de que comer alitas de pollo crudas, sea más peligroso para los perros que la comida comercial que la mayoría de ellos come a diario.

Existen opiniones firmes en ambos lados del debate, pero hasta ahora no se han publicado ensayos para comparar estas dos formas tan diferentes de alimentar a nuestros perros.

A primera vista puede parecer obvio que los huesos rotos deben ser un riesgo para un perro. Asimismo, todos sabemos que el pollo crudo está cargado de gérmenes. ¿Cómo podemos arriesgarnos a que nuestros perros enfermen alimentándolos con pollo crudo?

¿Cuál es el riesgo en la vida de un perro? ¿Es el diez por ciento, uno entre un millón? Saber la respuesta a esta pregunta es importante porque nada en la vida, incluido el consumo de alimentos, es seguro.

Un poco de perspectiva

Puede ser que conozcas a alguna persona que alimente con comida cruda a sus perros, o que tú mismo lo hagas. Si valoramos los hechos con un poco de contexto podremos notar cuál es el riesgo al que verdaderamente nos enfrentamos.

Conocemos a muchos criadores, que tienen más de un perro a la vez que sol alimentados con este método, y hasta el momento no han presentado ningún problema específico por la comida cruda.

Eso no quiere decir que los huesos que se tragan no se partan ni presenten riesgos. Se rompen, los fragmentos son afilados y los perros se los tragan. Puede ser bastante aterrador de ver. Sin embargo, ahí están, felices y sanos, durante años y años.

Si calculas la cantidad de comidas crudas que todos los criadores le ofrecen a sus perros podrás darte cuenta que son muchas comidas en el año.

Probablemente tengas millones de comidas, si le sumas los años que llevan practicando este método.

El problema es que nadie tiene respuestas certeras estadísticamente en cuanto a el riesgo que representan los huesos crudos. Y si es realmente menos seguro que la comida comercial. Por que ciertamente nada es 100% seguro y la comida comercial para perros no es la excepción.

Personalmente, nunca he tenido o conocido a un perro herido por comer huesos crudos. Tampoco conozco a nadie cuyo perro se haya lesionado al comer huesos crudos.

Eso no quita que existan dueños de perros a los que les haya sucedido, pero hasta el momento parece ser una probabilidad bastante baja.

Riesgo de lesiones por comida cruda

Seamos claros: los hechos anteriores, aunque son reales, no demuestran nada. No significan que una dieta cruda sea segura para los perros.

Sólo nos dicen que la comida cruda aún no ha perjudicado a estos perros en particular.

Al igual que el hecho de que varios centenares de perros se alimenten con alimentos crudos en un grupo determinado no demuestra que el alimento sea seguro.

Y es casi seguro que en algún lugar el perro de alguien se lesionó al comer huesos de pollo crudos. Al igual que el perro de alguien en algún lugar probablemente se enfermó mientras comía pienso.

Lo que tratamos de mostrar es que es muy posible que se haya exagerado el riesgo de lesiones por consumir huesos crudos.

El riesgo de enfermedad

BARF

Como todos sabemos, el pollo crudo no es seguro para el consumo humano.

A menudo contiene salmonela, una fuente de infección potencialmente grave. No recuerdo qué edad tenía cuando descubrí que el pollo crudo era peligroso. ¿Alrededor de los cinco o seis años?

El pollo crudo es uno de los riesgos sanitarios más conocidos y notorios en una cocina. Todos entendemos la importancia de cocinarla bien y de lavar las superficies que han estado en contacto con ella.

Un estudio preliminar evaluó la presencia de Salmonella en una dieta basada en huesos crudos (BARF) y en las heces de los perros que la consumían. Se aisló Salmonella en el 80% de las muestras de la dieta y en el 30% de las muestras de heces de los perros que consumían esta dieta. Por tanto, los perros alimentados con pollo crudo pueden ser una fuente de contaminación ambiental.

Lo que me parece interesante es que los perros pueden comer pollo crudo sin ningún efecto negativo.

Lo que también es interesante es que no se sugiera que todos dejemos de manipular el pollo crudo o de prepararlo para nuestro propio consumo. Sólo que dejemos de dárselo a nuestros perros, animales que son claramente capaces de consumirlo sin ningún efecto nocivo.

Y con respecto a las heces de los perros. ¿Debo recordarte que te laves las manos después de manipular heces de perro o pollo crudo? No lo creo.

Como es lógico, nadie duda acerca de si las heces de perro son seguras para comer. Está claro que no lo son. Lo que todos quieren saber es si la comida cruda es segura para los perros.

Me parece que la cuestión de la seguridad de los alimentos crudos para perros en comparación con los alimentos comerciales se confunde intencionadamente con una cuestión completamente distinta.

El de la manipulación higiénica del pollo crudo (ya sea para consumo animal o doméstico) y el de la eliminación higiénica de los excrementos caninos, que sin duda contienen muchos patógenos, entre ellos la salmonela.

Dos cuestiones distintas: la salud de los perros y la higiene de los alimentos

Esto no resta importancia al riesgo de que las personas enfermen por estar contaminadas con carne cruda y por el contacto con perros contaminados con carne cruda.

Esto es un riesgo, especialmente si se tienen niños pequeños en la familia.

Sin embargo, no es conveniente mezclar estas dos cuestiones, la salud de nuestros perros y nuestro riesgo de contaminación por carne cruda.

La cuestión es que miles y miles de perros comen pollo crudo casi todos los días de su vida y no les hace daño.

Volviendo a la cuestión de la seguridad alimentaria de los perros, me parece que la pregunta importante que deberíamos hacernos no es ¿es peligrosa la carne cruda?, sino ¿es más segura la carne cruda que las croquetas de pienso?.

Al fin y al cabo, nuestros perros necesitan comer bien. ¿Y qué puede tener de peligroso el alimento seco?

Riesgos de los alimentos secos

Al menos los que alimentan a sus mascotas con comida preparada comercialmente no tienen que preocuparse por la salmonela. ¿No?

En realidad, sí.

Hay retiradas de alimentos comerciales prácticamente todos los meses del año, algunas de las cuales se deben a la contaminación por salmonela. Esto es precisamente lo que preocupa a mucha gente con los alimentos crudos.

Estas retiradas han sido noticia a lo largo de los años, algunas de ellas recientemente, y nos demuestran que los piensos comerciales a veces se contaminan y que esta contaminación puede ser grave y afectar a nuestros perros.

Sin embargo, aunque estas contaminaciones son raras y es poco probable que se repitan, hay otras cuestiones que hay que tener en cuenta cuando se alimenta a un animal predominantemente carnívoro con comida basada en carbohidratos.

Carbohidratos en la alimentación perruna

Las croquetas comerciales son alimentos secos y completos para perros que se basan principalmente en los carbohidratos. El ingrediente principal suele ser un cereal como el trigo, el maíz o el arroz.

Continúa leyendo: Guía para alimentar correctamente a tu Labrador Retriever

El alimento seco está enriquecido con todos los nutrientes que necesita un perro y miles, si no millones, de perros han consumido alimentos secos en los últimos 30 o 40 años. Hasta los años 70, la mayoría de los perros se alimentaban con carne (enlatada, cruda o cocida) a la que a veces se añadían restos de comida o harina para perros.

Entonces, ¿los perros están más sanos hoy que antes de la comida comercial?

No sabemos realmente qué efecto, si es que hay alguno, ha tenido este cambio relativamente reciente en la forma de alimentar a nuestros perros. Lo que sí sabemos es que comer grandes cantidades de carbohidratos no es necesario (pueden obtener todos sus nutrientes sin ellos).

Y que el papel que pueden desempeñar los carbohidratos en las enfermedades y la obesidad, tanto en humanos como en perros, es actualmente de gran interés.

Mala salud dental

Sabemos que los alimentos para mascotas no son la dieta perfecta.

Los alimentados con comida tienen más probabilidades de necesitar una limpieza dental (normalmente bajo anestesia general, con los riesgos que ello conlleva).

Mientras que los perros alimentados con comida cruda mantienen sus dientes blancos hasta la vejez.

Podría interesarte: Dentición del cachorro

Hinchazón

Un estudio ha vinculado ciertos tipos de piensos con una afección potencialmente mortal denominada dilatación y vólvulo gástrico. La mayoría de ustedes conocen esta condición como hinchazón. Otro estudio sobre otros 2.100 perros relaciona la comida seca con una mayor incidencia de hinchazón.

Sin embargo, simplemente no sabemos si la dieta de comida seca a largo plazo se compara con la dieta cruda cuando se mide con una serie de otros factores como la longevidad, la fertilidad, las enfermedades, etc.

Recientemente algunos hospitales de mascotas han publicado informes en el que se muestra que las enfermedades crónicas y la obesidad en los animales de compañía van en aumento.

Los carbohidratos y la obesidad en perros

Cada vez son más los expertos que empiezan a analizar la relación entre el aumento relativamente repentino y masivo de la obesidad en el mundo occidental y el aumento en el consumo de los hidratos de carbono con eliminación de las grasas que ha provocado la generalización de las dietas.

Basado en los carbohidratos que nosotros (y nuestros perros) hemos estado consumiendo desde 1971. Es una historia totalmente diferente, pero da que pensar.

Continúa leyendo: Informe sobre la Obesidad canina de Affinity Petcare

La cuestión es que la mayoría de los propietarios de perros de hoy en día alimentan a sus mascotas con exceso de carbohidratos.

Mientras que hace cincuenta años, los perros eran alimentados principalmente con carne y grasa. Y no sabemos qué efecto tiene esto, si es que tiene alguno, en la longevidad de nuestros perros o en su susceptibilidad a las enfermedades.

Sin embargo, sabemos que es muy difícil que un perro sea «obeso» con una dieta de carne cruda.

Alimentos crudos vs alimento comercial

Más allá de que mucha gente se interese por las dietas crudas porque es natural o cualquier otra razón. Lo que realmente se necesitan son evidencias científicamente probadas.

El gran problema aquí es que no hay mucho. Se necesitan estudios bien controlados.

Realmente no tenemos datos que nos indiquen si la obesidad, el cáncer y otros trastornos del crecimiento de los perros son más comunes en los perros alimentados con pienso que en los que reciben una dieta cruda.

Y hasta que no se realice un estudio a largo plazo para comparar los perros alimentados de estas dos formas tan diferentes, es poco probable que seamos más sabios.

Queremos saber si los alimentos para mascotas son una opción más segura que los alimentos crudos a lo largo de la vida del perro, y necesitamos que todos los resultados estén respaldados por pruebas en estudios patrocinados por organismos independientes sin intereses creados. No por los fabricantes de alimentos comerciales para perros.

Los ridículos comentarios sobre los riesgos

Enseñarnos los riesgos de manipular pollo crudo, que la mayoría de nosotros cocinamos en la cocina cada semana, o la contaminación por heces, riesgos evidentes para cualquier persona mayor de diez años, no llega al meollo de la cuestión.

Tampoco nos dará mayor confianza en la profesión veterinaria. Los veterinarios deben recibir formación sobre los alimentos crudos. Necesitamos que los veterinarios y sus organismos profesionales adopten un enfoque más equilibrado y científico de la cuestión.

Deben discutir la evidencia objetivamente y considerar los riesgos y beneficios para los perros de consumir alimentos crudos a diario.

Cada vez hay más gente que alimenta a sus perros con comida cruda, y estos perros sobreviven sanos. Por lo tanto, todos los veterinarios deberían ser capaces de asesorar a los propietarios de mascotas que consumen alimentos crudos con conocimiento de causa.

Necesitamos que los veterinarios se interesen por comparar y aprender estos diferentes enfoques, en lugar de darnos las mismas respuestas de siempre como: los perros no son lobos o te vas a contagiar de salmonela a las que estamos acostumbrados.

Supervisión veterinaria

Muchos propietarios de perros practican la alimentación cruda sin el conocimiento ni el apoyo de sus veterinarios.

Algunos de ellos son padres de cachorros que, por desgracia, también reciben malos consejos de salud en Internet de personas que comen carne cruda con fervor religioso y creen que curará un montón de enfermedades a menudo no relacionadas con la dieta.

Algunas personas aceptan este mal consejo porque creen que no pueden permitirse ir a su veterinario, o porque éste les ha aconsejado, de la forma más contundente posible, que den pienso.

Conclusiones

Nadie puede afirmar categóricamente que la carne cruda para perros sea segura. Los alimentos crudos tienen ventajas y desventajas, y debes informarte sobre el tema antes de empezar.

Si quiere alimentar a tu cachorro con carne cruda, se unirá a un número cada vez mayor de padres que lo hacen.

Y aunque todavía se reciban algunos comentarios como: nunca alimentes a tu perro con pollo crudo, en general la mayoría de la gente es ahora consciente de que ésta es una forma aceptable y adecuada de alimentar a un cachorro.

Tu mayor problema será probablemente encontrar un veterinario que te apoye.

Es hora de que los veterinarios se interesen por la alimentación cruda, para reconocer el gran número de personas que alimentan a sus perros tranquilamente, sin que se produzcan desastres ni lesiones.

Es hora de que las facultades de veterinaria preparen a sus veterinarios para que apoyen y asesoren a quienes decidan alimentar a sus perros de este modo.

Hasta que no lo hagan, la gente seguirá pidiendo consejo a quienes no tienen los conocimientos ni la experiencia necesarios para ofrecer un apoyo eficaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba