los perros pueden beber leche

¿Los perros pueden beber leche de cabra?

Si a tu perro le gusta el sabor, la leche de cabra, está podría ser una buena golosina y disfrutarla en pequeñas cantidades como complemento de una dieta ya equilibrada y nutricionalmente completa.

Algunos propietarios utilizan la leche de cabra como complemento de la comida para sus cachorros o para rellenar los Kongs y otros juguetes.

La leche de cabra contiene grasas fácilmente digeribles, así como importantes vitaminas y minerales. También puede ser una fuente útil de probióticos.

Pero, ¿pueden beber este tipo de leche?

La leche de cabra tiene sus defensores y detractores debido a su peculiar sabor. Incluso desde el punto de vista nutricional, es fácil encontrar opiniones encontradas sobre si la leche de cabra es mejor o no que la de vaca.

Esto parece deberse a las diferentes ideas sobre la cantidad de nutrientes que debe contener la leche de cabra para que su sabor merezca la pena. El mismo debate se aplica para los perros.

Podría interesarte: ¿Los perros pueden beber leche?

Composición nutricional

Una taza de leche de cabra contiene:

  • 3,8% de grasa
  • 3,5% de proteínas
  • 4,1% de azúcar natural (lactosa)
  • 0,8% de minerales como calcio, sodio, fósforo y potasio
  • Y el resto (casi el 90%) es agua.

Ninguno de estos elementos es tóxico para los perros, ni los va a perjudicar.

Dado que la mayor parte de la leche de cabra es agua, el principal beneficio que proporciona a los perros es la hidratación.

También pueden utilizar la grasa para obtener energía y las proteínas para la construcción de músculos.

El calcio es esencial para mantener los huesos sanos. Otros minerales también desempeñan un papel importante en el organismo de los perros.

Sin embargo, no todo es bueno

Continúa leyendo: ¿Los perros pueden beber leche de almendras?

¿Cuándo NO deberíamos dar leche de cabra a nuestro perro?

leche de cabra

La mayoría de los perros pueden beber pequeñas cantidades de leche de cabra sin efectos adversos.

Pero en ocasiones tienes que ser precavido

Intolerancia a la lactosa

La mayoría de los mamíferos, incluidos los perros, producen un azúcar natural en su leche, la lactosa.

Cuando son cachorros, los perros producen una enzima llamada lactasa, que les ayuda a digerir la lactosa.

Pero después del destete, la cantidad de lactasa que producen disminuye. En algunos perros, esta disminución puede ser tal que tengan dificultades para digerir la leche.

Estos perros se consideran intolerantes a la lactosa. Si consumen leche o productos lácteos, experimentan síntomas como:

  • diarrea
  • hinchazón
  • dolor de estómago

Debido a esto algunos propietarios de perros quieren saber si la leche de cabra contiene menos lactosa que la de vaca.

La respuesta es sí, pero no mucho menos. La leche de vaca contiene aproximadamente un 4,6% de lactosa y la de cabra un 4,1%. Por lo tanto, la leche de cabra debe excluirse del menú de los perros intolerantes a la lactosa.

Alergia a la leche

La intolerancia a la lactosa no es la única sensibilidad alimentaria que pueden tener los perros a la leche de cabra.

También pueden ser alérgicos a las proteínas de la leche de cabra, que producen síntomas muy similares. Algunas pruebas sugieren que la leche de cabra es generalmente menos alergénica que la de vaca.

Esto se debe a que el principal tipo de proteína que contienen es diferente.

La proteína predominante en la leche de vaca se llama alfa-caseína. Pero en la leche de cabra, es la beta-caseína que causa alergias con menos frecuencia.

Esto significa que los perros alérgicos a la leche de vaca a veces toleran mejor la leche de cabra. Sin embargo, igual contiene alfa-caseína.

Por lo tanto, si su perro tiene un historial de problemas digestivos o dolor de estómago después de comer productos de leche de vaca, cambiar a productos de leche de cabra no es una solución garantizada.

Pancreatitis

La leche de cabra tiene un alto contenido en grasa. La grasa es una parte importante de la dieta del perro. Pero un exceso puede causar o empeorar la inflamación del páncreas, también llamada pancreatitis.

Si su perro ya ha sido diagnosticado de pancreatitis, no se arriesgue a empeorar los síntomas dándole leche de cabra.

Beneficios

Beneficios leche cabra

Suponiendo que no haya ninguna razón específica para no dar a su perro leche de cabra, ¿puede beneficiar su salud?

1. Fuente de energía

La leche de cabra es muy similar a la de vaca en cuanto a calorías.

Pero los glóbulos de grasa de la leche de cabra son más pequeños que los de vaca.

Esto significa que las enzimas digestivas que descomponen las grasas en los intestinos de los perros pueden procesarlas más rápida y eficazmente.

Así pues, para los perros de trabajo y otros perros muy activos, la leche de cabra puede ser una buena fuente de hidratación y energía de rápida liberación.

2. Aminoácidos

Los aminoácidos son los componentes básicos de las proteínas, y los perros necesitan proteínas en casi todas las partes de su cuerpo para mantenerse sanos. Desde su cerebro hasta sus músculos, pasando por su pelaje y su sistema inmunitario.

Los perros necesitan 10 aminoácidos esenciales en su alimentación:

  • Arginina
  • Histidina
  • Isoleucina
  • Leucina
  • Lisina
  • Metionina
  • Fenilalanina
  • Treonina
  • Triptófano
  • Valina

La leche de cabra es una rica fuente de todos estos elementos. Además, contiene más que la leche de vaca.

Calcio y otros minerales

Los perros necesitan calcio para mantener sus huesos, dientes, músculos y sistema nervioso.

La leche de cabra contiene calcio y otros minerales que tu perro también necesita.

Por tanto, la leche de cabra puede contribuir positivamente a una dieta saludable. Pero, ¿qué tipo de leche de cabra es la más segura?

Leche cruda de cabra

La leche cruda es la que procede directamente del animal. Esto significa que no ha sido pasteurizado para destruir las bacterias dañinas, ni homogeneizado para distribuir las partículas de grasa de manera más uniforme.

De hecho, como las partículas de grasa de la leche de cabra son muy pequeñas, este último paso no es necesario.

Pero los consumidores están cada vez más interesados en comprar leche cruda que no haya sido pasteurizada, ya que el proceso de pasteurización también destruye las bacterias buenas de la leche.

Las bacterias buenas, también conocidas como probióticos, pueden ayudar a la digestión de los perros y mejorar su función inmunitaria. Un probiótico que ha demostrado ser beneficioso para los perros es el Lactobacilli acidophilus. Puede encontrarse en productos elaborados con leche cruda de cabra.

La leche cruda de cabra puede tener efectos beneficiosos adicionales para la salud de los perros.

Pero también existe un mayor riesgo.

La leche cruda tiene más probabilidades de contener bacterias peligrosas, como la Salmonella y la E. coli. Algunas regiones tienen incluso leyes que prohíben la venta de leche cruda. Otros lo permiten, siempre que se cumplan estrictas normas de higiene.

Leche de cabra con prebióticos y probióticos

Algunos fabricantes intentan superar los riesgos de la leche cruda añadiendo probióticos (bacterias saludables) y prebióticos (los compuestos que «comen» los probióticos) a la leche pasteurizada.

Incluso se puede comprar leche de cabra de este tipo específica para perros en las tiendas de animales.

Estos productos son seguros para los perros en cantidades moderadas, pero escribimos más sobre las trampas de añadir probióticos – y por qué hay que ser escéptico y pagar más para conseguirlos – en este artículo.

Queso de leche de cabra

El queso es una valiosa golosina que muchos perros disfrutan.

La mayoría de los quesos de leche de cabra son blandos y poco prácticos para utilizarlos como golosinas de entrenamiento. Pero se pueden utilizar pequeñas cantidades de queso de cabra duro.

¿Deberíamos dar leche a nuestros perros?

A muchos perros les gusta la leche de cabra por la misma razón que a los humanos. Tiene un fuerte sabor.

Algunos criadores todavía destetan a los cachorros ablandando el alimento seco en leche de vaca o de cabra. De este modo, sus perros tienen un gusto por los sabores lácteos durante toda su vida.

Pero, la leche de cabra no debe suponer un % elevado en la dieta de tu perro.

En pequeñas cantidades, como capricho ocasional, puede complementar con seguridad una dieta equilibrada.

Puedes elegir entre leche de cabra pasteurizada o cruda. Pero si optas por la leche cruda, asegúrate de elegir una fuente responsable.

Si tu perro nunca ha consumido leche de cabra, dale una pequeña cantidad al principio y vigila los signos de intolerancia a la lactosa o alergia a la leche.

Preparar la leche para tu cachorro

Puedes verter leche de cabra sobre la comida de tu perro como premio, pero también puedes ser un poco creativo.

Si a tu cachorro le gusta vaciar los Kongs rellenos y se le acaban las ideas para rellenarlos, ¿por qué no ablandar un poco de su comida en leche de cabra para hacer una papilla y utilizarla?

Los cubos de leche de cabra congelados también pueden ser un tentempié refrescante e hidratante en climas cálidos.

Alternativas a la leche de cabra

Si tu perro no puede tomar leche de cabra o no le gusta, no te preocupes, hay un montón de aperitivos que puede disfrutar en su lugar:

Conclusiones

La leche de cabra es segura para los perros. Contiene aminoácidos esenciales, grasas digeribles, calcio y minerales.

Algunos perros son alérgicos a la leche o tienen problemas para digerirla correctamente. Así que, si tu perro no ha tomado leche desde el destete, ofrécele sólo un poco al principio para ver cómo se encuentra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba