Los perros pueden beber té

¿Los perros pueden beber té?

El té es una bebida emblemática.

Cada año se infusionan y degustan en todo el mundo más de 6,5 toneladas de hojas de té Camellia sinensis, lo que la convierte en la bebida más consumida después del agua.

Eso puede hacer que te preguntes si es posible que tu perro pueda tomar té.

De manera general los perros pueden tomar la mayoría de los tipos de té, siempre que sea cantidades moderadas, sin que por ello se enfermen.

Para la mayoría de los perros, el agua fría es la única forma de hidratación que necesitan.

Además, ciertos ingredientes añadidos al té pueden perjudicar a nuestros perros. Por ejemplo, si el té está endulzado con xilitol o un sustituto de la leche que contenga xilitol.

Además, el té caliente puede quemar la boca de tu perro. Por lo tanto, si ofrece té puro, asegúrese de que esté frío.

También existe un gran consumo de «tés» de hierbas elaborados con hojas o flores de otras plantas en agua caliente.

Como es el caso de la manzanilla y el té de menta.

Los diferentes tés – calientes, fríos, negros, verdes, de hierbas- pueden tener diferentes efectos en los perros.

Por lo tanto, examinaremos si cada una de ellas es segura. Empezaremos por el té negro, que es el más consumido.

Té negro

El té negro se elabora con hojas de té que se han marchitado y oxidado antes de ser secadas. El proceso de oxidación los convierte de verdes a negros. También aumenta la cantidad de taninos presentes en las hojas, lo que da al té negro un sabor ligeramente amargo.

Se han realizado muchos estudios para tratar de medir los beneficios del té negro en la salud humana. Pero estos estudios no han sido llevados a los perros, por lo que no sabemos si los perros se pueden beneficiar del consumo de té negro.

Sin embargo, la mayoría de los propietarios de perros están más preocupados por el riesgo particular de beber té para los perros. Específicamente del caso de la cafeína.

¿Cuándo es malo?

Los perros son mucho más sensibles al consumo de cafeína que los humanos. El consumo excesivo de cafeína puede hacer que los perros enfermen e incluso pueden morir.

Pero para muchas personas, lo que les atrae del té es el olor de la cafeína.

Una taza de 6 onzas de té negro remojada durante 5 minutos contiene entre 25 y 61 mg de cafeína.

Los perros comienzan a mostrar síntomas de toxicidad por cafeína cuando consumen 18 mg de cafeína por kilogramo de su peso corporal, o más.

Incluso un pequeño labrador que pese 25 kilogramos estará lejos de alcanzar el umbral de toxicidad al tomar un sorbo de té.

De hecho, necesitaría tragar más de tazas de 8 onzas antes de experimentar cualquier efecto secundario.

Esto es una buena noticia, porque significa que el té, en general, no es malo para los perros.

¿Es bueno el té para los perros?

Dado que es poco probable que sea tóxico para los perros, ¿puede el té ser bueno para ellos?

En el caso de los humanos, los científicos están explorando y probando los efectos beneficiosos de beber té:

  • Proteger nuestro corazón
  • prevenir ciertos tipos de cáncer
  • ralentizar la progresión de las enfermedades neurológicas relacionadas con la edad, como el Alzheimer
  • controlar la diabetes
  • acelerar la pérdida de peso
  • mejorar la densidad mineral ósea
  • apoyar nuestro sistema inmunológico.

Sin embargo, ninguno de estos beneficios se ha probado en perros. Por lo tanto, no podemos asumir que también se aplican a nuestras mascotas.

Pero es importante tener en cuenta que los perros experimentan algunos de los mismos cambios que nosotros cuando bebemos té.

Por ejemplo

  • Aumento de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial.
  • Sensación de hiperactividad y nerviosismo.

Y la verdad es que simplemente no necesitan la cafeína para sentirse bien.

Así que, aunque los riesgos asociados al consumo de té negro son bajos para los perros, dado que tampoco tienen nada que ganar con él, creemos que lo mejor para ellos es limitarlos al agua.

Té verde

El té verde se elabora con hojas de té que se han secado inmediatamente después de ser recogidas. En contra de la creencia popular, los tés verdes no tienen menos cafeína que el té negro.

En los seres humanos, el té verde puede contribuir a la pérdida de peso ayudando al cuerpo a quemar grasa. Sin embargo, el consumo de una gran cantidad de té verde (especialmente con el estómago vacío) también se ha relacionado con daños en el hígado.

Por lo tanto, el té verde no es un suplemento de pérdida de peso seguro para los perros.Es poco probable que el consumo de pequeñas cantidades de té verde les perjudique. Pero al igual que el té negro, realmente no tiene cabida en su dieta.

Té helado

El té helado tiene muchas formas.

Desde variedades fuertemente dulces con sabor a melocotón o limón, hasta tés negros sin azúcar servidos en una jarra en un restaurante o cafetería.

Es esencial que todos los perros tengan acceso a bebidas regulares en los días calurosos, pero lo ideal es el agua fresca y pura.

Los sorbos de té helado no les harán daño, pero el efecto de la cafeína en sus corazones puede hacer que un perro ya acalorado e incómodo se sienta aún más incómodo.

Y los tés helados dulces son aún más problemáticos…

Té dulce

Los tés endulzados con azúcar común no son tóxicos para los perros. Sin embargo, la frecuencia de la obesidad y los problemas médicos relacionados, como la diabetes, está aumentando en la población canina.

Los perros no son aptos para consumir azúcares refinados, y muchos de ellos pueden aumentar el riesgo de estos problemas, o incluso empeorarlos.

También pueden contribuir a la aparición de caries y enfermedades como la pancreatitis.

Por último, comprueba (y vuelve a comprobar) que tu té no ha sido endulzado con xilitol.

El xilitol es un sustituto del azúcar altamente tóxico para los perros. También es un ingrediente común en los sustitutos de la leche, como la leche de almendras, que puede utilizarse en el té.

Continúa leyendo: ¿Los perros pueden comer cacahuetes?

Manzanilla y menta

¿Qué tal las infusiones de hierbas como la menta y la manzanilla?

Estas bebidas no contienen cafeína, por lo que son seguras en ese sentido.

Algunos propietarios de mascotas afirman que los suplementos de manzanilla son eficaces para aliviar los dolores de estómago en los perros.

Las infusiones sin azúcar también pueden ser útiles para conseguir que un perro reacio o desinteresado beba más, sobre todo cuando es importante, como cuando hace calor.

Sin embargo, la manzanilla puede ser tóxica para los perros en grandes cantidades, por lo que los suplementos deben administrarse siempre bajo supervisión veterinaria. Y evite dar té de manzanilla a los perros que ya están tomando suplementos de manzanilla.

¿Qué hago si mi perro bebe té?

Por regla general, es poco probable que su labrador pueda beber suficiente té como para enfermar. Por lo tanto, si toma un sorbo del tuyo, no es necesario alamarse inmediatamente.

Sin embargo, debes llamar al veterinario inmediatamente si bebe té helado endulzado con xilitol. Esto es una emergencia médica.

Los cachorros de razas enanas son más vulnerables a la intoxicación por cafeína cuando toman té. Si su perro es anormalmente pequeño, es mejor prevenir que curar si toma té.

Llama a tu veterinario y deja que juzgue el peligro, en lugar de hacerlo tú mismo y arriesgarte a un dolor de cabeza y a sentirte culpable si te equivocas.

¿Cómo saber si mi perro ha bebido demasiado té?

Es poco probable que tu perro pueda beber 10 tazas de té sin que te des cuenta.

Sin embargo, si su perro ha estado bebiendo té, esté atento a los siguientes signos de toxicidad por cafeína si el té es excepcionalmente fuerte o su perro es inusualmente sensible a él:

  • Hiperactividad
  • Vocalizaciones excesivas
  • Fiebre
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Temblores
  • Crisis epilépticas

Además, los signos de intoxicación por xilitol de los tés dulces son los siguientes:

  • vómitos
  • Debilidad o letargo
  • Dificultad para estar de pie o caminar
  • Pérdida de coordinación

Si nota alguno de estos signos, llame a su veterinario inmediatamente.

¿Debo darle té a mi perro?

Ya sabemos la respuesta a la pregunta «¿pueden los perros tomar té?», pero ¿deben hacerlo?

La única bebida que necesitan los perros es agua limpia y fresca. No hay razón para complementar eso con té.

Si su perro es reacio a beber agua, en lugar de prepararle una taza de té, considere una de estas soluciones:

  • comprar un enfriador de agua para que la bebida sea más atractiva,
  • cambiar a una dieta húmeda,
  • u ofrecer caldo de huesos apto para perros dos veces al día, además de agua.

Conclusiones

De manera general beber té no representa un riesgo para tu perro. Sin embargo, no le ofrece ningún beneficio.

Lo ideal es que se mantenga hidratado solo con agua. En caso de que tu perro se encuentre reacio a beber agua, existen otras soluciones más beneficiosas para tu mascota.

Podría interesarte: ¿Los perros pueden comer pan o es peligroso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba