los perros pueden comer apio

¿Los perros pueden comer apio? ¿Es saludable para ellos?

El apio es un tentempié saludable y bajo en calorías para los humanos, pero ¿Pueden los perros comer apio? ¿Es bueno el apio para los perros?

Los perros pueden comer apio como una golosina ocasional y segura. Contiene una serie de nutrientes esenciales, como la vitamina A, que contribuye a la salud del pelaje y la piel del perro.

El apio también tiene un alto contenido de fibra, que puede ser difícil para el sistema digestivo de los perros. Esta es una de las razones por las que el apio debe ser un capricho especial y no formar parte de la dieta normal de su perro.

La respuesta a la pregunta: «¿Pueden los perros comer apio?» Por lo tanto, ¡no es tan sencillo! Veamos con más detalle los efectos del apio en los perros, así como los posibles beneficios y riesgos de dárselo a tu amigo de cuatro patas.

¿Pueden los perros comer apio?

Origen del apio

El apio que comemos hoy desciende de una planta de pantano que ha sido común en gran parte del mundo durante millones de años. Este descendiente del apio sigue creciendo en estado salvaje en lugares tan lejanos como Suecia o Egipto.

Aunque no se sabe con exactitud cuándo se empezó a cultivar y comer esta refrescante hortaliza, algunas referencias al apio se remontan a miles de años atrás.

Parece que el apio se menciona hace unos 2500 años en la Odisea, el antiguo poema épico griego de Homero. Se denomina «selinon».

Beneficios nutricionales del apio

Este humilde condimento contiene una serie de nutrientes importantes, como las vitaminas A, C y K. El apio también está cargado de antioxidantes, es rico en fibra y una buena fuente de potasio.

El apio tiene un alto contenido de agua, pero también un contenido de sal relativamente alto para una hortaliza. Un tallo de apio contiene 35 miligramos de sodio, lo que es bastante alto para una verdura. Sin embargo, el apio sigue considerándose un alimento bajo en sodio.

Hojas de apio

Las hojas de apio, al igual que las ramitas, se consideran un alimento bajo en carbohidratos y rico en fibra. También contienen calcio, vitamina E y yodo.

¿Apio para perros?

Ahora que sabemos más sobre la historia y el valor nutricional del apio, podemos preguntarnos: es un tentempié saludable para los humanos, pero ¿pueden los perros comer apio?

La respuesta es: los perros pueden comer con seguridad pequeñas cantidades de apio picado. En un artículo publicado por veterinarios de la Universidad de Georgia, se mencionaba incluso como posible sustituto de los perros obesos.

El apio no es tóxico para los perros, pero eso no significa necesariamente que tu perro deba comerlo siempre. Veamos los efectos del apio en la salud general y el sistema digestivo de su perro.

Aquí te contamos sobre la alimentación del labrador negro

Apio y perros

Para saber si un alimento es bueno para los perros, primero hay que determinar sus necesidades. A menudo, las personas se limitan a seguir las mismas reglas que utilizan para sus propias dietas, pero eso conlleva algunas trampas bastante importantes, si no peligrosas.

Los humanos somos omnívoros y nuestros ancestros vivían con dietas basadas en plantas y carne. Los perros, en cambio, son carnívoros.

Sin embargo, no son carnívoros obligados, lo que significa que pueden comer vegetación perfectamente. Es importante recordar que su sistema digestivo y sus necesidades nutricionales son drásticamente diferentes a los tuyos. Lo que es beneficioso para el cuerpo humano puede ser innecesario, perjudicial o incluso tóxico para un perro.

Nutrientes del apio

El apio contiene ciertos nutrientes que son beneficiosos tanto para los humanos como para los perros:

– La vitamina A mantiene el pelaje y la piel de su perro sanos y mantiene el funcionamiento de los músculos y los nervios.

– El apio es especialmente rico en vitamina K, esencial para la coagulación de la sangre.

– También contiene vitamina C. Sin embargo, los perros pueden producir naturalmente su propia vitamina C, por lo que un perro sano no necesita añadirla a su dieta. Hay pruebas de que un poco de vitamina C en la dieta puede ser beneficioso para los perros enfermos o estresados.

– Otro ingrediente principal del apio es la fibra. Los perros pueden beneficiarse de las fibras de calidad que se encuentran en las frutas y verduras. Si se dosifican adecuadamente, pueden facilitar la digestión y ayudar a controlar el peso.

Lo que realmente significa

Aunque estos nutrientes son importantes para la salud del perro, eso no significa que sea conveniente que tu amigo peludo tome una dosis diaria de apio.

Tendemos a pensar que más vitaminas es un perro más sano, pero por desgracia, no siempre es tan sencillo. La comida para perros de su mascota debe proporcionarle cantidades adecuadas de todos los nutrientes esenciales que necesita.

Realmente no hay ningún beneficio en dar a su perro vitaminas adicionales y lo que es más importante, las cantidades extra de ciertos nutrientes pueden ser más perjudiciales que beneficiosas. Por ejemplo, grandes cantidades de fibra pueden alterar el estómago de los perros. Los perros están hechos principalmente para digerir carne.

Este pequeño y crujiente tentempié debe utilizarse como una golosina ocasional, saludable y baja en calorías, no como una adición regular a su dieta.

¿Cuándo es malo el apio para los perros?

Hemos visto que los perros pueden comer apio. Pero, ¿puede el apio ser malo para los perros, aunque esté lleno de vitaminas y minerales?

La respuesta es sí. Se puede tener demasiado de algo bueno, además, la forma de servir el apio a su perro puede afectar a su seguridad.

El apio plantea dos problemas principales:

El contenido de sal del apio

El contenido de sal del apio para los perros es preocupante. Aunque es mínima en comparación con la mayoría de los alimentos basura que comemos, la cantidad de sal del apio es asombrosa en comparación con otras verduras.

Esto no debería ser un problema a corto plazo, ya que los perros son muy buenos para eliminar el exceso de sodio en su orina. Sin embargo, a largo plazo, un alto nivel de sodio puede causar graves problemas.

Sabemos que el exceso de sal provoca hipertensión arterial, pero también puede suponer una enorme carga para los riñones que la procesan. Para evitar añadir demasiada sal a su perro, limítese a dar pequeños y poco frecuentes premios.

Riesgos de asfixia con el apio

La asfixia es otro problema y especialmente con perros pequeños.

El apio es firme y fibroso y puede ser un peligro de asfixia para los perros si se sirve en trozos grandes. Es mejor cortar el apio en trozos pequeños antes de dárselo al perro.

El apio y una dieta equilibrada

Recuerda que tu perro ya se beneficia de una dieta equilibrada gracias a su comida para perros. Darle otros alimentos con demasiada frecuencia, aunque sean saludables, puede provocar desequilibrios en su química interna.

Un exceso de fibra puede causar problemas digestivos. Un exceso de vitamina C puede contribuir a la formación de cálculos en la vejiga y el riñón.

Tenga en cuenta que el apio puede hacer que los perros orinen más por su contenido en agua. También puede causar diarrea en algunos perros. Esta es otra razón para asegurarse de que su perro no come demasiado.

¿Es bueno el apio para los perros?

Así que sabemos que técnicamente nuestros perros pueden comer apio. Pero, ¿pueden los perros comer apio y obtener beneficios para su salud?

Si no tiene beneficios notables para la salud, ¿es bueno el apio para los perros?

Algunos veterinarios recomiendan el apio para controlar el peso. Es más saludable que las golosinas procesadas llenas de azúcar y grasa y las golosinas más saludables pueden ayudar a los perros con sobrepeso a perder peso o a mantener un peso saludable.

Recuerde que las golosinas, ya sean vegetales nutritivos o no, no deben constituir más del 10% de la dieta del perro. El exceso de golosinas puede provocar un aumento de peso o una nutrición inadecuada si su perro come golosinas en lugar de su alimento equilibrado a la hora de comer.

Podría interesarte:

¿Pueden los perros comer cerdo? 

¿Pueden los perros comer hojas de apio?

Sabemos que pueden comer los tallos, pero ¿pueden los perros comer hojas de apio? Se dice que las hojas de apio contienen una concentración mucho mayor de nutrientes que los tallos, que se consumen más habitualmente.

Esto podría ser beneficioso para un perro con una deficiencia de vitaminas, pero este tema no se ha estudiado mucho.

También se dice que las hojas de apio tienen un sabor picante, similar al de otras hojas como la rúcula. Es posible que este picante sea desagradable para los perros.

Según las pruebas disponibles, puede excluir las hojas de apio de la dieta de su perro hasta que sepamos más.

¿Pueden los perros comer apio cocido?

No hay ninguna ventaja real en cocinar verduras como el apio para que las coman los perros.

La única ventaja real es que el apio cocido puede ser más tierno y, por tanto, más fácil de comer para los perros pequeños.

Tanto el apio cocido como el crudo son seguros para los perros.

Mi perro se ha comido huesos de pollo, ¿Qué debo hacer ahora?

¿Pueden los cachorros comer apio?

Sabemos que los perros pueden comer apio, pero ¿qué pasa con los cachorros? Los cachorros son un ámbito en el que no vale la pena experimentar con los alimentos.

Cuando es un cachorro, su perro es mucho más sensible a todos los alimentos. No ha comido ni digerido alimentos sólidos en mucho tiempo.

Se ha invertido una enorme cantidad de tiempo y esfuerzo en equilibrar el alimento para cachorros para dar a su perro el mejor comienzo posible en la vida.

Consulta siempre a tu veterinario antes de dar a tu cachorro cualquier cosa nueva, por inofensiva que parezca.

¿Puede el apio tratar el mal aliento en los perros?

El apio es conocido por refrescar la respiración de los perros. Esta propiedad es probablemente más apreciada por los propietarios de perros que por los propios perros.

Hay que tener en cuenta que el apio no es un sustituto de la pasta de dientes cuando se trata de la higiene dental, y no está pensado para su uso regular. Este es el equivalente dental canino de un caramelo de menta.

¿Debería alimentar a mi cachorro con apio?

Quizás deberías preguntarte: ¿Por qué deberíamos dárselo?

Muchos de nuestros alimentos naturales favoritos tienen poco o ningún beneficio cuando se les da a los perros. Simplemente no tienen los intestinos adecuados para procesar grandes cantidades de plantas.

Los perros y el apio no se mezclan. Pero es un alimento que los perros pueden tolerar en pequeñas cantidades.

Si su perro tiene sobrepeso y su veterinario le sugiere utilizar ciertas verduras, como el apio, como premio bajo en calorías, hágalo. Sin embargo, si un poco de apio no le hace daño, no tienes que añadirlo a su dieta si tu perro está perfectamente feliz y sano con su dieta actual.

Introduce el apio poco a poco para comprobar su tolerancia a este nuevo alimento si quieres darle a probar. Además, hay que tener en cuenta que el alto contenido en fibra del apio puede provocar diarrea si se le da de comer demasiado rápido.

Cómo preparar el apio para los perros

Corta el apio en trozos pequeños si quieres darle a tu perro apio como premio, ya sea cocido o crudo. El apio puede ser un peligro de asfixia y debe servirse al perro en trozos pequeños.

Además, asegúrese de lavar bien el apio de antemano, como lo haría usted mismo. No querrás que tu amigo peludo consuma pesticidas o productos químicos junto con su nutritiva golosina. Son tan peligrosos para su perro como para usted.

Alternativas

Echa un vistazo a estas otras golosinas refrescantes, crujientes y seguras para los perros. Al igual que el apio, son saludables cuando se preparan adecuadamente y se dan con moderación.

Conclusiones

¿Pueden los perros comer apio? Sí, pueden hacerlo. ¿Es bueno que los perros coman apio todos los días? No, no lo es.

Es seguro que los perros coman pequeños trozos de apio en rodajas de vez en cuando.

Puede ser una golosina saludable que ayude a controlar el peso de su perro. También puede ser una forma fácil de refrescar el aliento de su perro.

Como la mayoría de las cosas, el apio debe utilizarse con moderación y no debe formar parte de la dieta diaria de su perro a menos que se lo indique su veterinario. Demasiado apio para los perros puede ser difícil de digerir, y cantidades excesivas de ciertos nutrientes pueden tener efectos indeseables en su perro.

Si a su perro le gusta un bocado crujiente y refrescante de vez en cuando, el apio es la opción perfecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba