Pueden los perros comer frambuesas

¿Los perros pueden comer frambuesas?

En este artículo averiguaremos si las frambuesas son un alimento seguro e incluso beneficiosas o no para nuestros perros. Si estás pensando usarlas como golosina de ocasión o simplemente quieres compartir con tu perro un poco, acompáñanos.

La cuestión de las golosinas para los perros es eterna y siempre cambiante. ¿Cuáles son los snacks para perros que permiten encontrar un equilibrio entre salud y disfrute?

Una respuesta es la fruta, es decir, ciertos tipos de fruta.

Continúa leyendo: Listado de frutas seguras para nuestros perros

El énfasis en «ciertos tipos» es necesario porque algunas frutas están cargadas de vitaminas de las que los perros pueden beneficiarse, mientras que otras son tóxicas para ellos.

El número de frutas «buenas» y «malas» constituye una lista muy larga.

Aquí, en concreto, analizaremos el valor (y los posibles peligros) de alimentar a los perros con frambuesas.

¿Pueden los perros comer frambuesas? La respuesta corta es sí, con moderación. Estas bayas tienen la apariencia de una golosina, pero son relativamente bajas en azúcar y altas en fibra y ciertas vitaminas.

Este artículo examina en detalle estos beneficios, al tiempo que analiza las condiciones en las que las frambuesas pueden resultar peligrosas para los perros.

Las frambuesas y sus usos

¿Los perros pueden comer frambuesas?

Las frambuesas son el fruto de una planta espinosa emparentada con la rosa de jardín.

Existen dos tipos de frambuesas que se consumen habitualmente: la frambuesa roja y la negra, la primera es una planta procedente de Eurasia y que ahora se cultiva en todo el mundo. La segunda es procedente de Norteamérica.

Actualmente, existe una tendencia internacional a cultivar frutas más pequeñas, como las bayas, porque contienen cantidades relativamente mayores de nutrientes disponibles. Y parece que los humanos no son los únicos animales que han descubierto sus beneficios.

Muchos animales salvajes se alimentan de los frutos de las plantas de la familia Rubus. Incluidos los carnívoros. En el Reino Unido, los zorros se alimentan regularmente de frutas maduras, especialmente frambuesas y moras, cuando están disponibles.

Los estudios han demostrado que varios cánidos salvajes de diferentes partes del mundo hacen lo mismo.

Por lo tanto, no es de extrañar que a los perros les guste masticar bayas, sobre todo si se las ofrece un compañero humano de confianza.

Nutrientes

Las frambuesas son ricas en vitamina C y manganeso y contienen una gran variedad de otras vitaminas y minerales.

También tienen un contenido relativamente bajo de azúcar para una fruta. Esto es algo bueno, porque los perros no necesitan azúcar en su dieta.

Por supuesto, que una sustancia sea buena para los humanos no significa necesariamente que sea buena para los perros.

Las frambuesas también contienen un edulcorante llamado xilitol, por ejemplo, que puede ser perjudicial para los perros.

Pero ciertas sustancias químicas presentes en las frambuesas han demostrado ser beneficiosas para una gran variedad de mamíferos.

Por ejemplo, las frambuesas son ricas en antioxidantes, y un estudio demostró que el consumo de frambuesas en ratones diabéticos obesos mejoró significativamente su estado.

Esto nos lleva a la siguiente pregunta: ¿son las frambuesas realmente seguras para los perros?

Frambuesa y perro

Los expertos consideran que varios tipos de bayas, entre ellas las frambuesas, son seguras para los perros. Las bayas se consideran, junto con las manzanas, los plátanos y las sandías, entre otras, frutas populares y saludables para nuestras mascotas.

Sin embargo, no debe hacer de las frambuesas, o de cualquier otra fruta «segura», un elemento básico en la dieta de su perro.

Algunos veterinarios recomiendan que las frutas que se añadan a la dieta del perro sean en pequeñas cantidades, y no representen más del 5% de la dieta total.

Además, se recomienda separar la dieta a base de frutas de la dieta a base de proteínas, ya que las frutas son digeridas rápidamente por los perros, un proceso que se ve dificultado por las proteínas, cuya digestión es más lenta. La fruta no se digiere tan bien con las proteínas.

Y aunque las frutas no son una necesidad absoluta en la dieta de tu perro, desempeñan un papel contribuyendo potencialmente a su longevidad y sistema inmunológico.

Ahora, vamos a sumergirnos en los beneficios específicos de las frambuesas para los perros.

Beneficios

Entonces, ¿las frambuesas son buenas para los perros? ¿O incluso beneficiosas?

La respuesta es sí, las frambuesas se consideran seguras e incluso buenas para los perros.

A la gente le encanta alimentar a sus mascotas con aperitivos y golosinas. Y las frambuesas son un tentempié dulce que tiene un contenido relativamente bajo de azúcar en comparación con muchas otras alternativas.

¿Las frambuesas son malas para los perros?

Como hemos visto, las frambuesas contienen vitaminas y otros beneficios para la salud de los perros, y su contenido de azúcar es relativamente bajo.

Pero volvamos a hablar de la presencia del xilitol.

Probablemente hayas oído que el xilitol puede ser mortal en los perros. Y es cierto. El xilitol es un ingrediente muy común en los chicles bajos en calorías, y los perros han muerto después de comer pequeñas cantidades de chicles.

También está presente en algunos alimentos preparados, algunas marcas de mantequilla de cacahuete, por ejemplo. Y el xilitol se encuentra de forma natural en muchas frutas.

Si a esto le añadimos que las frambuesas son una de las fuentes más ricas en xilitol en comparación con otras frutas, puede que te sientas tentado a salir corriendo.

Sin embargo, la cantidad de xilitol presente es minúscula comparada con las cantidades que ponemos en los chicles. Y una frambuesa no contiene suficiente xilitol para dañar a un cachorro.

Con el azúcar en general, es importante recordar que un exceso de azúcar puede afectar negativamente a la salud del perro, al igual que a la nuestra.

Una cantidad excesiva de azúcar puede hacer que los perros sean vulnerables a un aumento excesivo de peso, a problemas dentales y a la diabetes.

¿Tu perro padece de diabetes? Te mostramos como cuidar su alimentación.

De manera general todas las frutas tienen un alto contenido de azúcar. Por lo que, al alimentar a su perro con frutas, incluso con frambuesas relativamente bajas de azúcar, la moderación es fundamental.

En otras palabras, una o dos frambuesas, pero no un vaso lleno.

Las frambuesas son malas para los perros

¿Qué hacer si el perro ha comido muchas frambuesas?

Aunque es poco probable que tu perro se lance a un gran cuenco de frambuesas cuando estás de espaldas, puede ocurrir. Y es importante saber qué hacer cuando tu perro come algo que no debe.

Para estar seguro, se recomienda tener a mano los datos de contacto de su veterinario de cabecera, de una clínica de urgencias cercana.

¿Existen las alergias a la frambuesa?

En general, las alergias alimentarias en los perros son difíciles de identificar.

Síntomas como el picor en la piel y las infecciones de oído, entre otros, pueden indicar una posible alergia alimentaria, lo que puede justificar una visita al veterinario.

No parece que haya informes generalizados de alergia a la frambuesa en los perros, pero nunca se sabe.

Por si acaso, siempre que introduzcas un nuevo alimento a tu perro, ofrécele una pequeña cantidad y observa su reacción.

¿Pueden los cachorros comer frambuesas?

Cuando se trata de la dieta de un cachorro, es especialmente importante elegir bien los alimentos, tanto si son básicos como si son golosinas. Para garantizar una nutrición adecuada para el rápido crecimiento de su cachorro.

Tienes que averiguar qué edad se considera para la raza de tu perro.

Cuando entrenes a tu cachorro, deberás recompensar su buen comportamiento con golosinas.

La frambuesa ocasional puede utilizarse de esta manera, pero la fruta no es el manjar más fácil de almacenar y transportar. Sobre todo, porque son suaves y blandas.

Y como los cachorros necesitan mucho entrenamiento, suele ser buena idea utilizar su propia comida o pienso como base para las golosinas de adiestramiento.

Así que, sí, un cachorro puede comer una frambuesa de vez en cuando, pero no más que eso.

Alternativas:

Yaca

Sandía

Cerezas

Piña

Conclusiones

Las frambuesas son una buena fuente de vitamina C y tienen propiedades antioxidantes que son beneficiosas para los mamíferos en general.

Forman parte de un grupo más amplio de frutas que generalmente se consideran seguras, o incluso se recomiendan como posibles tentempiés para los perros.

Y aunque contienen xilitol, no son tóxicas para los perros en pequeñas cantidades.

En conclusión, los perros no necesitan frambuesas, pero pueden comer una o dos, siempre que no tengan reacciones alérgicas.

Recuerde que es importante controlar la ingesta de azúcar del perro y estar atento a los síntomas de posibles alergias alimentarias. Y para garantizar que su perro reciba una dieta equilibrada y adecuada para un perro de su edad y tamaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba