Los perros pueden comer huevo

¿Pueden los perros comer huevos? Guía para alimentar al perro con huevos de forma segura

¿Los perros pueden comer huevo? ¿Puede comerlos cocidos o crudos? ¿por qué los huevos son buenos para los perros? ¿Cómo compartir huevos de forma segura con el perro de la familia? Estas y otras interrogantes serán respondidas a continuación.

Muchos de nosotros disfrutamos de los huevos en sus diversas formas como parte de una dieta saludable, pero ¿pueden nuestros perros comer huevos?

Por supuesto que sí. Los huevos son igual de saludables para los miembros de la familia canina. De hecho, los perros comen huevos en la naturaleza. Saben instintivamente lo que es bueno para ellos.

¿Qué hay dentro de un huevo?

Todos sabemos de dónde vienen los huevos, y que consiste en una cáscara exterior dura, la clara y la yema que está suspendida en la clara del huevo. ¿Qué vino primero, el huevo o la gallina?

Pero ¿te has preguntado alguna vez por qué los huevos son tan saludables? Un huevo es una comida nutritiva en un pequeño y práctico formato.

Tiene una gran variedad de nutrientes en cada parte del huevo: proteínas, grasas y diversas vitaminas y minerales. La yema contiene la mayor parte de los nutrientes.

Cuando el huevo forma parte de una dieta cruda, pueden proporcionarnos muchos beneficios para la salud de los perros. Veamos por qué éstos son tan buenos para los perros y cuáles son esos beneficios.

¿Por qué los huevos son buenos para los perros?

La composición nutricional de los huevos es muy similar a la dieta natural de los perros antes de la introducción de las croquetas con las que se alimentan muchos perros hoy en día.

Los huevos contienen una elevada proporción de proteínas y grasas: 6,3 g de proteínas y 4,8 g de grasas. Además, no tienen nada de carbohidratos. Las proteínas son esenciales para todos los perros y muy importantes para el crecimiento de los cachorros. La grasa proporciona la mayor parte de las necesidades energéticas del perro.

Los huevos también contienen una variedad de vitaminas que su perro necesita. Son una fuente especialmente buena de:

Vitamina A: para una visión y una piel saludable

Vitamina D: regula el calcio, importante para la salud de los huesos y las articulaciones

Riboflavina: ayuda a convertir la grasa en energía y también es necesaria para una piel sana

Ácido pantoténico: esencial para la creación de energía a nivel celular

La piridoxina: se utiliza en varios procesos metabólicos

Vitamina B12: se utiliza para producir glóbulos rojos.

Los huevos también contienen varios de los siguientes minerales esenciales:

Calcio: esencial para unos huesos fuertes – su perro necesita realmente suficiente. El calcio también desempeña un papel importante en el sistema nervioso.

Hierro: necesario en los glóbulos rojos para ayudar a distribuir el oxígeno a los órganos y músculos

Fósforo: que trabaja con el calcio

El selenio: un antioxidante que ayuda a prevenir el daño celular.

Si los huevos son tan buenos para los perros, ¿puedes darle bastantes a tu mascota?

¿ Pueden comer huevos los perros cada día?

Aunque los huevos son muy nutritivos tanto para los humanos como para los perros, comer una cantidad excesiva no sería bueno para el animal.

Como un huevo contiene 70 calorías completas, el perro puede ganar peso si come demasiados. Además, algunos perros desarrollan gases excesivos y desagradables si abusan al comerlos.

¿Pueden los perros comer huevos cuando están enfermos o recuperándose?

Cuando sus perros están enfermos o se recuperan de una enfermedad o cirugía, pueden necesitar un estímulo extra. Es probable que su estado también haya afectado a su apetito y que necesite un estímulo para volver a comer.

Es entonces cuando los huevos son una comida ideal y que son nutritivos y fácilmente digeribles en pequeñas porciones. Además, a la mayoría de los perros les gustan mucho los huevos.

Los perros con anemia (muy pocos glóbulos rojos) necesitan mucho hierro y vitamina B9, que abundan en las yemas de huevo.

Los veterinarios recomiendan los huevos para los perros con problemas cardíacos y con afecciones que pueden provocar la pérdida de proteínas, como las enfermedades pancreáticas y renales.

Los perros adultos con enfermedades crónicas como el cáncer o la insuficiencia cardíaca suelen perder no sólo grasa corporal, sino también masa corporal magra (músculo). Para estos perros, las calorías y proteínas adicionales que aportan los huevos son ideales.

Es conocido por todos, que los perros pierden el apetito cuando están enfermos o han sido operados. A menudo es necesario estimular su apetito para que pueda volver a comer, ofreciéndole algo que le guste, que sea nutritivo y fácil de digerir.

En este caso, los huevos encajan perfectamente.

Pero ¿hay situaciones en las que los perros no deberían comer huevos?

¿Podría ser que en ocasiones fuese tóxico para el perro comer huevos?

Aunque la mayoría de los perros comen huevos, algunos pueden ser alérgicos a ellos. Si tu perro es alérgico al huevo, por supuesto que nunca deberías darle huevos.

Tu perro puede desarrollar una alergia alimentaria en cualquier momento de su vida. Es la respuesta del cuerpo a ciertas proteínas de los alimentos. Por ejemplo, los alimentos ricos en proteínas, como la carne, los huevos, los productos lácteos y la soja, son los culpables más comunes de las alergias alimentarias en los perros.

Una alergia alimentaria es la causa más probable cuando su perro desarrolla picores, problemas digestivos y/o respiratorios que no responden al tratamiento del veterinario. Los síntomas no pueden aliviarse si no se elimina el alimento culpable de la dieta del perro.

Existe otro posible problema al alimentar al perro con huevos. Si le das demasiadas claras de huevo crudas -por ejemplo, poniéndolas en su plato cuando la receta pide sólo yemas- puede desarrollar una deficiencia de biotina.

La biotina contribuye al proceso digestivo, la salud de la piel y las células de su perro. Una proteína, la avatina, presente en las claras de huevo crudas se une a la biotina e impide su absorción en el tracto digestivo.

Un signo reconocible de la deficiencia de biotina es la pérdida de cabello alrededor de la cara y los ojos.

Pero es posible que hayas escuchado que los perros no deberían alimentarse con huevos crudos de todos modos. Echemos un vistazo.

¿Pueden los perros comer huevos crudos?

los perros pueden comer huevo crudo

Los huevos crudos son tan saludables para los perros como los huevos cocidos.

Pueden suponer un riesgo para la salud de los perros y de las personas si están contaminados con Salmonella u otros gérmenes.

Los perros rara vez desarrollan una infección aguda por Salmonella, aunque muchos tienen organismos de Salmonella en sus intestinos. Estos perros son portadores que no enferman, pero pueden contagiar a otros.

Los perros pueden contraer la Salmonella a través de los alimentos crudos, de los animales muertos que encuentran al aire libre e incluso de las croquetas y las golosinas contaminadas. Sin embargo, no se han confirmado casos de infección por Salmonella en humanos relacionados con perros alimentados con una dieta cruda.

Algunas personas deciden no alimentar a sus perros con huevos, pollo y otros productos crudos que podrían estar contaminados con Salmonella u otros gérmenes. Muchos otros alimentan a sus perros con una dieta completamente cruda todos los días, una dieta que incluye los huevos.

Si te preocupa la Salmonella, te aconsejamos hervir los huevos antes de dárselos a tu perro.

¿Pueden los perros comer huevos cocidos?

Sí, los perros pueden comer huevos cocidos. De hecho, tu veterinario podría recomendarte incluirlos en su alimentación.

Puedes dar a tus perros huevos duros, escalfados, revueltos o fritos. Pero hay que tener cuidado con añadidos como la leche o la cocción de huevos en mantequilla o aceite que aportan demasiada grasa. Evita siempre añadirles sal.

¿Te ha sobrado de tu comida? Vigila con lo que le das de tu plato, puede comer el huevo, pero no la cebolla u otros añadidos.

¿Pueden los perros comer cáscaras de huevo?

Sí, los perros pueden comer cáscaras de huevo.

Las cáscaras aportan casi los mismos nutrientes que los huesos, como los huesos de pollo. Las cáscaras de huevo son una buena fuente de calcio para los perros que les cueste mucho masticar huesos.

Para evitar una intoxicación, limpia siempre los huevos que compres en tiendas o supermercados. Algunos de estos podrían haber sido rociados con químicos para otorgarles un aspecto brillante.

Conclusiones

Los huevos son una comida completa de la que podrá disfrutar tu perro.

Los perros pueden comer huevos, crudos o cocidos, con o sin cáscara. Estos, proporcionan a los perros proteínas, grasas para la energía y varias vitaminas y minerales necesarios. Pueden ser un estímulo ideal para los perros que están enfermos o en recuperación.

Lava los huevos con cáscara antes de dárselos al cachorro. Ten cuidado con sus prácticas de manipulación higiénica cuando sirva alimentos crudos.

Hervir los huevos ayudará a reducir las posibilidades de que el perro contraiga la Salmonella.

En el caso de darle al perro premios o galletas para estos, recuerda vigilar con las calorías que ingesta a lo largo del día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba