Pueden los perros comer queso

¿Pueden los perros comer queso? ¿Es un alimento tóxico para los perros?

¿Pueden los perros comer queso? A veces nos puede ser difícil saber qué comida darles a nuestros perros. Los alimentos que son nutritivos para nosotros podrían tener consecuencias desagradables para nuestros peludos.

¿Pueden los perros comer queso? Sí, la mayoría puede hacerlo.

Pero ¿cuánto y de qué tipo? ¿Y qué pasa cuando un perro come queso? ¿Cuándo es malo el queso para los perros?

En este artículo, aprenderás todo sobre los perros y el queso, incluyendo los efectos que los diferentes tipos de queso pueden tener en tu perro.

¿Pueden los perros comer queso?

El queso, elaborado a partir de leche fermentada, es un alimento básico en todo el mundo. Hay más de mil tipos de queso diferentes.

Inventado originalmente para mantener la leche comestible durante más tiempo, el queso forma parte ahora de muchas dietas. Si comemos un alimento, tarde o temprano queremos dárselo a nuestros perros.

Aunque mucha gente piensa que el queso puede ser perjudicial, la verdad es que la mayoría de los perros pueden comerlo y digerirlo. Pero ¿pueden comer queso todos los días? ¿Son todos los tipos de queso buenos para los perros?

Hablemos del queso

El queso contiene calcio, proteínas, vitamina A, vitamina B12, fósforo y zinc. Todos estos nutrientes son importantes para la salud y el bienestar del perro.

También contiene grasa y sodio, que son importantes para la salud, pero un exceso de ambos podría causarle problemas.

Evolutivamente, los perros son descendientes relativamente recientes de los lobos. La mayor parte de la energía de un lobo proviene de las grasas y las proteínas. Por lo tanto, tu perro no debería verse afectado por una pequeña cantidad de grasa adicional en su dieta.

El queso y los productos de queso están hechos para los humanos.

Desgraciadamente, al igual que en los humanos, las cantidades elevadas de sodio pueden provocar una presión arterial alta en los perros, lo que a la larga puede provocar daños en los órganos.

Sin embargo, el sodio es importante para la salud del animal, y probablemente ya ingiera suficiente en su comida habitual. Aunque el consumo de sodio de tu perro no debe limitarse, es mejor comprobar el contenido de sodio en la etiqueta nutricional y elegir un queso con un contenido modesto de sodio, salvo que el veterinario te indique lo contario.

¿Cuándo podría ser tóxico para los perros?

Los principales problemas del queso son su contenido en lactosa y la posibilidad de una reacción alérgica. ¿La lactosa del queso es apta para los perros? ¿Cómo puedes saber si tu perro es alérgico al queso?

La lactosa es un azúcar que se encuentra de forma natural en la leche. Los mamíferos jóvenes, incluidos los perros y los humanos, producen una enzima, la lactasa, que les permite digerir la lactosa. La mayoría de los mamíferos adultos no producen mucha lactasa. Esto se debe a que normalmente encuentran su propio alimento y no necesitan la leche de su madre.

Teniendo esto en cuenta, ¿pueden los perros comer queso? ¿Pueden los perros comer queso en cualquier circunstancia? Sí, los perros pueden comer queso, pero no, no es bueno para todos los perros.

Algunos perros son intolerantes a la lactosa porque no producen la enzima lactasa necesaria para la digestión. Otros perros pueden ser alérgicos a las proteínas de la leche de vaca, lo que puede provocar una reacción alérgica al queso.

El proceso de fermentación al que se someten la mayoría de los quesos elimina la mayor parte de la lactosa, por lo que el queso contiene mucha menos lactosa que la leche. Por lo tanto, el queso puede consumirse en pequeñas cantidades, pero no debe sustituir una comida.

¿Cuándo es malo el queso para los perros? Cuando son intolerantes a la lactosa o alérgicos a la leche.

¿Es bueno el queso para los perros?

El queso es una buena fuente de calcio en la dieta. Tu cachorro necesita calcio para que sus huesos y dientes se desarrollen y se mantengan fuertes y sanos.

El queso también contiene un alto contenido en grasas.

La grasa ayuda a su perro a absorber las vitaminas liposolubles, especialmente la vitamina A del queso. También proporciona energía, pero su exceso puede conducir a la obesidad.

Este alimento contiene una variedad de vitaminas y minerales.

Dado que el queso tiene tanto beneficios como inconvenientes nutricionales, racionar las cantidades que le damos es esencial.

Aprovecha el queso para darlo como premio o para esconderle pastillas que tenga que tomar el perro.

¿Pueden comer requesón?

El requesón es un queso no madurado con una consistencia similar a la del yogur. También es un queso no madurado, lo que ayuda a eliminar menos lactosa durante el proceso de fermentación. La lactosa, como ya se ha mencionado, puede provocar molestias estomacales en algunos perros.

Aunque el requesón normal debería ser apto para los perros en pequeñas cantidades, algunas marcas de requesón pueden cortarse con leche. La adición de leche aumenta significativamente el contenido de lactosa y puede alterar el estómago del perro.

Pero ¿el requesón es bueno para los perros?

El requesón contiene menos sodio que los quesos curados lo cual es una gran ventaja. Según algunos estudios, indican que estos lo digieren mucho mejor que otros lácteos.

Lo difícil te será racionar el requesón ya que, a diferencia del queso, este no es tan solido… dividirlo en porciones podría ser una difícil tarea.

¿Pueden los perros comer queso fresco?

El queso cremoso es un queso no madurado con un alto contenido de lactosa para el queso. Como su nombre indica, contiene nata que añade lactosa y grasa adicional.

Evita este tipo de quesos en la dieta de tu perro. Puede provocarle diarreas incluso si digiere bien otros quesos.  

¿Pueden los perros comer queso suizo?

queso suizo

El queso suizo es un queso duro y curado con sabor a nuez. Los agujeros perceptibles son causados por las burbujas de gas que se forman durante la fermentación.

El contenido de lactosa de este queso es bastante bajo, por lo que es relativamente seguro alimentar a los perros. Como con todos los quesos, dalo con moderación y vigila los efectos secundarios.

¿Pueden los perros comer parmesano?

El parmesano es un queso duro y desmenuzable con un olor penetrante. Tiene un bajo contenido en lactosa, como otros quesos curados. Sin embargo, suele tener un alto contenido en sodio, lo que no es una buena opción de queso para su perro.

Los perros tienen un sentido del olfato mucho más fuerte que el nuestro, así que es muy probable que el olor les eche para atrás de todos modos…

¿Pueden los perros comer queso de cabra?

¿Pueden los perros comer queso de leche de cabra?

Un estudio descubrió que la leche de cabra suele contener algo más de lactosa que la de vaca. Lo mismo ocurre con el queso de cabra, que por lo tanto debe abordarse con la misma precaución que los demás productos lácteos.

Dado que el queso de cabra suele ser bastante caro, puede que no sea la mejor opción para la alimentación del perro.

Síntomas de intoxicación por quesos

Incluso si tu perro no es intolerante a la lactosa o alérgico a la leche, el queso puede ser un problema si se come mucha cantidad.

Rápidamente le notarás estreñimiento, diarrea, gases o vómitos. Si se produce alguno de estos síntomas, elimina el queso de su dieta y asegúrate de que beba mucha agua. Llama al veterinario y explícale la situación.

Un exceso de queso puede provocar problemas de obesidad, hipertensión o pancreatitis.

Los perros pueden desarrollar alergias en cualquier momento. Por lo tanto, observa los cambios en el comportamiento.

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa o de la alergia a la leche son los siguientes:

Vómitos

Gases

Hinchazón

Diarrea

Enrojecimiento de la piel y picores.

Cómo integrar el queso en la dieta del perro

Cuando compre queso para tu perro, comprueba que sean bajos en sodio y, a excepción del requesón, queso duro normal. El cheddar y el suizo son buenas opciones.

Ten en cuenta que algunos ingredientes que se añaden habitualmente al queso pueden ser tóxicos para los perros. Por lo tanto, evite los quesos con ingredientes añadidos como el cebollino, el ajo o la cebolla.

Por supuesto, el trozo de queso que le des a tu perro debe tener un tamaño y una forma que no suponga un peligro de asfixia.

Alternativas al queso

Aquí tienes algunas opciones si buscas una alternativa al queso para tu perro: golosinas caseras, el pistacho, la piña, el plátano, etc…

Conclusiones

¿Pueden los perros comer queso? Sí, casi siempre, pero dependerá del perro.

Si ya conoces la intolerancia a la lactosa o la alergia a los lácteos de tu perro, es mejor evitarlos. Si no es así, introdúzcalo poco a poco y vea cómo va.

El cheddar y el suizo son los mejores quesos, pero prueba variedades con ingredientes adicionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba