Cómo convencer a tus padres para adoptar a un perro

¿Cómo convencer a tus padres para adoptar a un perro? Consejos prácticos

¿Necesita desesperadamente un compañero canino? Conocemos esa sensación. En este artículo veremos cómo convencer a tus padres para que tengan un perro.

¡Tienes tantas ganas de tener un perro!

Tu mente se llena de imágenes en las que juegas con tu nuevo cachorro, lo cuidas y lo ves crecer. Claro, te imaginas acariciándolo, de paseo, durmiendo junto a él por la noche, en fin, tu mejor amigo para toda la vida.

Pero tus padres no parecen estar igual de encantados con la idea como tú. Aparentemente, rogar con una cara tierna funciona bien para los perros, pero a ti no parece funcionarte, ¡papá y mamá siguen diciendo «NO»!

Seguramente si esta es tu situación te sientes frustrado, confundido y bastante triste.

Muchos amigos tienen perros, así que ¿por qué no puedes tener uno tú también?

Si quieres un cachorro, no te rindas: enseguida te mostramos cómo convencerlos para tener un cachorro o un perro adulto.

Quiero un perro, pero mis padres dicen que no

Ah, sí, el gran NO, también conocida como la palabra favorita de tus padres. Lo dicen MUY seguido.

De hecho, lo dijeron cuando rogaste por una bicicleta (pero ahora tienes una).

Lo dijeron cuando pediste que te perforaran las orejas (ahora están perforadas).

¿Y ese teléfono móvil en tu bolsillo? También fue un «NO» rotundo cuando les comentaste la idea por primera vez.

Esas experiencias (u otras similares) te enseñaron que la paciencia y la perseverancia dan sus frutos.

Y aunque nunca lo admitan, tus padres probablemente te admirarán y estarán orgullosos de ti por mostrar esas dos cualidades.

Pero esta vez, parece que tus padres realmente están disfrutando del no. Dediquemos un minuto a intentar comprender por qué.

¿Por qué tus padres no quieren tener un perro?

No es que tus padres no quieran que tengas un perro. De hecho, es probable que quieran regalarte algo que dices que te hará muy feliz.

Entonces, ¿por qué han dicho que no?

Por un momento, piensa en lo que hacen tus padres todo el día. Trabajan, ¿verdad?

Los ves ir a trabajar y volver a casa. Incluso si trabajan desde casa o en el hogar, están bastante ocupados durante todo el día. Hacen muchas compras y te llevan a donde quieres y tienes que ir. Recuerda que preparan la cena y lavan la ropa de la familia. Además, te recuerdan que debe hacer los deberes y las tareas. Y se levantan incluso antes que tú, aunque se acuesten después de ti.

Son dos personas muy ocupadas.

Puede que cuando tus padres se planteen incorporar un cachorro en la familia, ni siquiera vean un cachorro bonito y achuchable: ¡sólo ven más trabajo para ellos!

Así que la mejor estrategia no es convencerles de adquirir un cachorro, sino convencerles de que la llegada de un perro no les dará más trabajo. Pero antes de hacerlo, tenemos que llegar al origen de sus preocupaciones.

Descubre por qué tus padres no quieren un perro

A veces, una pregunta directa es más efectiva que cual estrategia que tengas en mente como los ruegos, los llantos o el silencio.

Pero elige tu momento: no hagas tu pregunta cuando veas que tus padres están demasiado ocupados.

Espera un momento de tranquilidad has la pregunta a tus padres: «¿Por qué no queréis que tenga un perro?».

A continuación, escucha atentamente y en silencio sus respuestas. Este es un momento clave, porque una vez que sepas exactamente por qué tu madre no quiere un perro, por ejemplo, podrás elaborar muy buenos contraargumentos para convencerla de que realmente quieres un perro.

(Un «contraargumento», por cierto, es una excelente estrategia para utilizar cuando no se obtiene lo que se quiere de inmediato. Se utiliza a menudo en los debates que vemos en televisión. Se trata de escuchar las razones de la otra persona, y luego utilizar tus razones para convencerla de que está equivocada y tú tienes razón).

Te ayudaremos a empezar con algunos contraargumentos a las razones populares por las que los padres pueden estar en contra de la idea de tener un perro. En primer lugar, creen que los perros son demasiado caros.

Excusa 1: Mis padres dicen que un perro es caro

He aquí un ejemplo. Intentas convencer a tus padres de que te compren un perro, y tu padre te dice: «Lo siento, un perro es demasiado caro».

Por cierto, no se equivoca. Los perros pueden ser caros. ¿Sabías que comprar un cachorro o un perro a un criador puede costar entre 400 y 1500 euros, sólo por el perro?

Este coste no incluye las vacunas, la esterilización, el microchip, los comederos y bebederos, ni la cama del perro. Por no hablar de las cobijas, los juguetes, las correas, el seguro para mascotas, la peluquería, la jaula o cualquier otro elemento que necesite su nuevo perro. De hecho, si tu perro se pone enfermo y tiene que ir al veterinario, puede resultar muy caro.

Tu padre probablemente ya esté ocupado. Probablemente no tenga tiempo para sentarse a pensar en cómo conseguir un perro sin que sea demasiado caro.

Pero tú, tienes tiempo, ¿verdad?

Así que cuando oigas a tu padre decir que «un perro es demasiado caro», podrías (decir «¡Ajá, es el momento de contraargumentar!» y entonces) decir «¿Pero y si puedo encontrar una forma de conseguir un perro que no sea tan caro?»

Afortunadamente, hay una alternativa menos costosa y mejor. En casi todos los casos, adoptar un perro de un refugio es mucho más barato y puedes obtener más por tu dinero.

adoptar a un perro

La adopción es más barata que la compra

Empieza por mirar las tasas de adopción en los refugios para perros de tu zona. ¡Hay tantos perros estupendos en los refugios ahora mismo esperando ser adoptados y tener una gran familia con la que vivir! Miles de animales entran en refugios cada año.

Adoptar un perro de un refugio local no suele ser gratis, definitivamente no te costará 400 euros o más. El rango de coste típico, en España suele variar según la edad del perro, el precio medio oscila entre los 180 euros para cachorros menores de 4 meses y 100 euros para los adultos de hasta 7 años, los perros mayores de 10 años suelen ofrecerse de manera gratuita.

Además, si adopta un perro adulto en lugar de un cachorro, lo más probable es que ya esté esterilizado. Esto reduce significativamente el coste de los nuevos animales.

También es posible que haya hecho un curso de obediencia, lo que significa que tal vez no tenga que pagar un curso de obediencia para entrenar a su nuevo perro.

Recuerde que el coste de su perro no se limita a su compra. Llevará un seguro, un arnés y un collar, una cama, una jaula, un cachorro, cuencos. Por no hablar de las facturas semanales de alimentos de buena calidad.

Muchos refugios también venden artículos para mascotas para ayudar al refugio a recaudar fondos. En general, los refugios que se dedican a esto venden artículos regalados por personas que han perdido o han entregado a su perro.

De este modo, puedes conseguir excelentes suministros para tu nuevo perro a un precio inferior al que pagarías en una tienda de animales normal.

Además, en tus esfuerzos por saber cómo persuadir a los padres para que adquieran un perro, ¿Sabes que puedes contribuir al coste de un perro? Quizás hayas ahorrado dinero de tu mesada. Es posible que tengas (o puedas tener) un trabajo a tiempo parcial.

Si estás dispuesto a invertir tu propio dinero en tener un perro, puede que tus padres empiecen a aceptar la idea. Demuestra lo responsable que eres y que te tomas realmente en serio la adquisición y el mantenimiento de tu perro.

También son comunes los «días de adopción» especiales en las protectoras de perros. Hoy en día, se puede adoptar un perro gratis o a un precio muy bajo. Puedes preguntar a las protectoras o consultar la página web para saber cuándo será la próxima jornada de adopción.

Bueno, ya has pensado en cómo cubrir los costes adicionales asociados a la tenencia de una mascota. Pero ¿y si el dinero no es el problema? ¿Y si tus padres te dicen que simplemente no tienen tiempo para tener un perro? A continuación, te explicamos cómo convencer a tus padres para que adquieran un cachorro o un perro adulto en este caso.

Excusa 2: no tenemos suficiente tiempo para cuidarlo

Aunque no te guste oírlo, es una razón válida para no tener un perro.

¿Tienes tiempo suficiente? ¿De verdad?

Piensa en ti en particular, no en tus padres. ¿Tiene suficiente tiempo al día para ocuparse de la mayoría de las necesidades diarias de su perro?

¿Está preparado para levantarse temprano y sacar a su perro a pasear antes del colegio?

¿Tienes deportes o actividades extraescolares que te impidan pasear a tu perro con regularidad después del colegio? ¿Estaría dispuesto a renunciar a algunas o todas esas actividades para cuidar de tu perro?

¿Está usted en casa para alimentar a su perro por la mañana y por la noche? ¿Y si su perro se pone enfermo? ¿Limpiarás sin rechistar y te quedarás con él por la noche si te necesita?

Si la idea de levantarse más temprano, dar al menos dos paseos al día y recoger la ropa del perro no le seduce, piénselo. ¿Y por qué no enseñar a su nuevo perro a obedecer órdenes, cepillarse y asearse? Si dar de comer y beber y estar ahí cuando lo necesitas no te parece maravilloso, puede que no tengas tiempo para tener un perro de mascota en este momento.

Esta es una cuestión en la que hay que pensar muy seriamente. Un perro no es una persona, pero es un animal que tiene necesidades diarias y regulares y con el que alguien de su familia tendrá que lidiar.

También debemos cuidarlos durante el día. Tampoco puedes ir a la escuela y dejarlos todo el día. Si no tienes un padre que se quede en casa algunos días, ¡tendrás que pagar a un paseador de perros o a una guardería para cachorros.

Pero si se trata de su perro mascota, esa persona deberías ser tú la mayor cantidad de tiempo que te sea posible.

Lo que tienes que hacer ahora no es averiguar cómo convencer a tus padres de que te den un perro, pero piensa en cómo convencer a tus padres de que tú te harás cargo de tu perro, no ellos. ¿Cuál es tu historial? Porque seamos sinceros: si tus padres no pueden confiar en ti ahora mismo, vas a tener que trabajar en ello.

Excusa 3: Mis padres dicen que no les ayudo lo suficiente

De nuevo, tus padres podrían tener razón. ¿Los ayudaras lo suficiente? ¿Qué es «suficiente»?

Puede que mientras intentas convencer a tu madre de adoptar un perro ella solo escuche que le pides que se haga cargo de tú perro.

Seguro que no te gustaría que tu madre tenga una mascota y que luego te pida que la cuides tú, ¿verdad?

Por lo tanto, es lógico que no le entusiasme tanto la idea de tener un perro como mascota.

Debes convencerla de que la ayudarás mucho. De hecho, tanto es así que ni siquiera tendrá que recordarte que debes alimentar, pasear o limpiar a tu nuevo cachorro. Si no tienes una buena historia de responsabilidad, es hora de empezar a construir una.

¿Cómo llegar? Empieza por hacer todas tus tareas sin que nadie tenga que recordártelo. Si tienes un toque de queda, cúmplelo. Incluso puedes ayudar en la casa sin que te lo pidan y, por supuesto, asegurarte de que tu habitación no sea un cubo de basura.

Con un poco de suerte, tus padres verán con el tiempo que puedes ser responsable. ¿Pero qué pasa si te dicen que puedes tener un perro, pero no un cachorro? Si quieres absolutamente tener un cachorro, tal vez podamos ayudarte.

Excusa 4: Mis padres dicen que podemos tener un perro, pero no un cachorro.

Mmmmm. ¡Qué interesante! ¿Por qué tus padres estarían dispuestos a permitirte tener un perrito, pero no un cachorro?

Al fin y al cabo, ¡los cachorros son tan bonitos! ¡Son adorables, cálidos y dulces! Todos tus amigos se sentirán alborotados y celosos. ¿Cómo pueden tus padres decir «no» a un adorable cachorro?

Es bastante fácil, en realidad.

Cuando aprendes a convencer a tus padres para que tengan un perro, probablemente se imaginan lo peor. A diferencia de tus sueños de cachorro, se imaginan a tu nuevo cachorro echando los dientes en el sofá del salón.

Puede que vean al cachorro orinando en las alfombras de felpa o haciendo sus necesidades por toda la casa. Por no hablar de los llantos y gritos mientras se vacuna (que es caro) y se niega a caminar con una correa o aprender a obedecer o incluso peor.

¡Cachorros, es mucho trabajo! Ciertamente son mucho más exigentes que un perro adulto (de 18 meses o más).

Pero si compras un perro adulto, alguien ha hecho gran parte de este trabajo (y ha pagado parte de los costes del cachorro) por ti. Quizá sea mejor conseguir un cachorro adulto.

Vale la pena pensar en ello. Si no puedes convencer a tus padres de que te compren un cachorro, hazte a la idea de un perro adulto. Al fin y al cabo, un perro adulto es mucho mejor que no tener ningún cachorro, creemos.

¿Cómo convences a tus padres para que tengan un perro?

Si has leído hasta aquí y sigues deseando tener un perro tanto como respirar, te felicitamos. Pero aún más si estás dispuesto a compartir algunos de los costes y la mayor parte del cuidado de tu nueva mascota. En este punto, sólo hay una cosa que hacer:

Díselo a tus padres. Y demuéstralo.

Primero, consigue algo de dinero. Rompe tu banco personal y dales los euros y céntimos que has ahorrado.

Empieza a cortar el césped de los vecinos, bajarles la basura, pasear a sus perros o encuentra un trabajo de verano para ahorrar dinero.

Anota el uso de las horas diarias y bloquea los periodos reservados para el cuidado de tu perro.

Enseña tu horario a tus padres y demuestra que lo has pensado bien. Sin duda ayuda ver que usted tiene algo de dinero y el tiempo para hacer de un nuevo perro su prioridad.

Conclusiones

Si has probado todo lo que has pensado y tus padres siguen diciendo «no», te queda una última cosa para intentar convencerles.

Intenta escribirles una carta.

Tal vez, con todas sus preocupaciones, tiempo y responsabilidades, tus padres han olvidado todo lo bueno que un cachorro puede aportar a tu vida.

Los perros pueden ser mascotas maravillosas. No los llamamos «el mejor amigo del hombre» sin razón.

Así que si no lo consigues a la primera, sigue intentándolo y ¡suerte! Te animamos porque sabemos toda la alegría que un perro (cachorro o adulto) puede aportar a tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba