Cruce de Labrador con Gran Pirineo

Cruce de Labrador con Gran Pirineo

¿Quieres conocer un poco más sobre la mezcla de Labrador con el Perro de montaña de los Pirineos, también conocido como Pyrador? ¿Se ha preguntado si sería adecuado para su familia? Entonces ha llegado al lugar adecuado.

Conozcamos todo sobre este cruce inteligente y leal, incluyendo su origen, su temperamento y lo que se puede esperar de un «perro de diseño».

Pero antes, hablemos acerca de ¿qué es el cruce o mestizaje? y ¿por qué hay tanta polémica asociada a esta práctica?

Cruce de razas: la gran controversia

El mestizaje es una práctica relativamente nueva y existe cierto debate al respecto.

Por ejemplo, mucha gente considera que el mestizaje no es una raza como tal; sin embargo, la mayoría de los defensores de este, insisten en que, aunque los perros mestizos tienen un linaje que no los vincula a ninguna raza en particular, los perros cruzados sólo tienen dos padres de raza pura.

También hay quienes ven en los cruces una solución a los problemas de salud generacionales que han asolado a los perros de raza pura debido al exceso de cría.

Origen del cruce

El Pyrador es el descendiente del Labrador y del Gran Pirineo; es mitad Labrador y mitad Gran Pirineo. Es un cruce reciente, por lo cual que se sabe muy poco sobre su origen.

Sin embargo, el profundizar en las historias de ambas razas puede darnos una visión fascinante de esta mezcla real e inteligente.

Empecemos por el Labrador.

Historia del Labrador

El labrador se registró por primera vez en Estados Unidos en 1917, y a partir de este año su popularidad ha ido en aumento. Hoy en día, el labrador ocupa el primer lugar entre todas las razas del mundo.

Su popularidad se debe probablemente a su carácter apacible, inteligencia y, sobre todo, a su reputación de amigo de la familia.

Procedente del noroeste de Terranova (Canadá), el labrador, de gran inteligencia, era conocido antiguamente como el «perro de San Juan» y era una raza deportiva.

Hoy, en los tiempos modernos, el labrador se cría principalmente para ser una mascota familiar.

Pero también se sabe que son excelentes animales de servicio. Su inteligencia y lealtad los convierten en animales excelentes para apoyar a sus homólogos humanos.

¿Y qué pasa con los Grandes Pirineos?

Historia del Gran Pirineo

Historia del Gran Pirineo

Se cree que el Gran Pirineo se originó en las montañas del sur de Francia y el norte de España.

Se trata de una raza muy antigua, utilizada durante siglos por los ganaderos para pastorear el ganado, donde su valor frente a depredadores como los lobos y los osos se ha convertido en leyenda.

Con el tiempo, los Grandes Pirineos ganaron popularidad en toda Europa. Era conocida no sólo por su magnífica belleza, sino también por su dulzura.

Temperamento

Como ocurre con cualquier cría de primera generación, el resultado de cosas como el temperamento puede ser imprevisible. Los perros cruzados pueden heredar rasgos de comportamiento de uno de los padres de raza pura.

Sin embargo, un análisis más detallado de los padres de su cachorro Pyrador puede ayudarnos a hacernos una idea de los rasgos de comportamiento que puede heredar.

Empecemos por echar un vistazo al Labrador.

Temperamento del Labrador

Como ya se ha mencionado, los labradores son conocidos por su inteligencia y su carácter cooperativo.

Les encanta ser el centro de las actividades familiares divertidas.

Sin embargo, si se aburren, pueden ser destructivos.

También debemos tener en cuenta que los labradores son perros muy enérgicos que requieren un ejercicio constante y adecuado para mantener su salud y felicidad.

Un buen ejercicio también ayudará a reducir el riesgo de que se produzcan daños en el hogar por aburrimiento.

Continúa leyendo: Cómo socializar a tu cachorro 

Temperamento del Gran Pirineo

El Gran Pirineo es conocido sistemáticamente y con cariño como un gigante apacible al que le encanta jugar y que disfruta especialmente de la nieve.

Son más conocidos por su temperamento apacible, pero son capaces de moverse rápidamente para atacar cualquier cosa que pueda considerarse una amenaza para su familia.

El Gran Pirineo es un maravilloso perro de familia, y es paciente y amable con los niños de su propia familia.

Sin embargo, se toma muy en serio su papel de vigilante, por lo que necesita ser supervisado por personas externas.

El temperamento de la mezcla de Labrador y Gran Pirineo

Dado que el labrador y el Gran Pirineo comparten ciertos rasgos de personalidad, el dueño de un Pyrador puede esperar tener un perro inteligente, juguetón y orientado a la familia, que disfruta con sus compañeros y necesita mucho ejercicio.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el Pyrador puede mostrar el instinto guardián del Gran Pirineo, por eso recomendamos la socialización y el adiestramiento tempranos para mantener al perro y a todos los que le rodean, felices y sanos.

Características físicas

Al igual que el temperamento, el cruce de Pyrador puede heredar una amplia gama de rasgos físicos de ambos padres.

Esto significa que características como el color del pelaje, el peso y la altura pueden dejarse al azar, en función del progenitor de raza pura que favorezca genéticamente.

Es posible conseguir labradores negros, amarillos o chocolate. Cada color está disponible en una variedad de tonos.

Pueden crecer hasta 63.5 centímetros de altura y pesar hasta 36 kilogramos.

Los grandes pirineos, en cambio, tienen un pelaje mayoritariamente blanco y desgreñado que puede presentar ligeras variaciones de color en algunas zonas, como amarillo, Marrón, Rojizo y Gris.

Un Gran Pirineo adulto grande parece más grande de lo que es debido a su pelaje grueso y resistente. Sin embargo, en realidad es un perro de tamaño medio que crecerá hasta una altura de 63  a 81 centímetros y puede pesar hasta 45 kilogramos.

Teniendo en cuenta lo anterior, un potencial propietario de Pyrador puede esperar que sea un perro de tamaño medio que crecerá hasta una altura de 55 a 80 centímetros y pesará entre 25 y 45 kgs.

Es decir, todo lo anterior puede variar debido a las características genéticas de los progenitores del Pyrador.

Higiene

En general, la mezcla del Labrador y Gran Pirineo debería ser fácil de cuidar cuando se trata de aseo.

Ambos pelajes de los padres de raza pura del Pyrador son naturalmente resistentes a la intemperie y a la suciedad, lo que significa que el baño de su Pyrador sólo será necesario en ocasiones.

A pesar de la apariencia tan exigente del grueso pelaje blanco del Gran Pirineo, en realidad es un perro bastante fácil de mantener y asear, al igual que el Labrador.

Tanto el labrador como el gran pirineo mudan, por lo que deben ser cepillados al menos una vez a la semana. Incluso más durante la temporada de muda.

También es aconsejable recortar regularmente las uñas y limpiar las orejas.

Adiestramiento y ejercicios

Aunque el temperamento del Gran Pirineo y del Labrador son bastante similares en muchos aspectos, difieren ligeramente en la capacidad de adiestramiento.

Tanto el Labrador como el Gran Pirineo son razas inteligentes, pero mientras al Labrador le encanta aprender cosas nuevas y está deseoso de complacer, el Gran Pirineo es más independiente.

Hay que tener en cuenta que el cruce de Pirineos puede heredar esta independencia de sus padres Gran Pirineo, o puede estar más inclinado al adiestramiento fácil como su padre Labrador.

En cualquier caso, recomendamos una adecuada socialización y adiestramiento con su Pyrador.

Mantenga las técnicas de entrenamiento positivas y divertidas en todo momento. Recuerda que el adiestramiento puede ser una gran oportunidad para que tú y tu cachorro estrechéis lazos.

Problemas de salud y esperanza de vida del Pyrador

La esperanza de vida de un labrador es de 10 a 12 años. Como en todas las razas, algunos problemas de salud se transmiten de generación en generación, y el labrador de raza pura no es una excepción.

Los siguientes son algunos de los problemas de salud del Labrador:

  • Displasia de cadera
  • Displasia de codo
  • Enfermedad del ligamento cruzado craneal
  • Atrofia progresiva de la retina
  • Cataratas

Al igual que el Labrador, el Gran Pirineo tiene una esperanza de vida de 10 a 12 años.

Sin embargo, también hay que prestar atención a ciertas afecciones hereditarias, como la displasia de la válvula tricúspide, la mielopatía degenerativa, la hinchazón (dilatación gástrica y vólvulo), la displasia de codo y cadera, la osteocondritis de hombro, la deficiencia de factor XI, el osteosarcoma, el ectropión, el entropión, la atrofia progresiva de la retina y los problemas cutáneos.

Dado que el Pyrador es un cruce entre el Labrador y el Gran Pirineo, podría estar predispuesto a cualquiera de los problemas de salud hereditarios de sus padres de raza pura mencionados anteriormente.

Recuerde que la detección temprana de la salud de su cachorro de cruce de Pyrador puede ayudar a prevenir o preparar cualquier problema genético futuro.

mezcla del Labrador y Gran Pirineo

Alimentación del Pyrador

Dado que el Gran pirineo y los labradores pueden ser propensos a la obesidad y a comer en exceso, es importante tener un plan de dieta saludable para su mezcla.

Recomendamos marcas de alimentos de calidad según las indicaciones del veterinario. También es importante proporcionar las raciones adecuadas para la edad y el peso de su perro.

Esto también puede ayudar a reducir el riesgo de hinchazón de su Pyrador, al que son propensos sus dos padres de raza pura, como se ha mencionado anteriormente.

El hogar ideal para un Pyrador

Se sabe que los grandes pirineos y los labradores se desenvuelven mejor en casas que en los apartamentos o pisos, y lo mismo ocurre con sus crías.

Continúa leyendo: ¿Pueden los labradores vivir en un apartamento?

El Pyrador también prosperará con un dueño que lleve un estilo de vida activo y que disfrute del aire libre.

Aunque son un excelente perro de familia, tenga en cuenta que el Pyrador puede ser ferozmente protector de su familia, por lo tanto, debe ser supervisado cuando este en presencia de personas ajenas a ella.

Si hereda la voluntad de sus padres labradores, también puede tener tendencia a morder y ser hiperactivo.

Por supuesto, con una combinación de ejercicio, adiestramiento y socialización temprana, el Pyrador será un maravilloso compañero de familia.

Comprar un cachorro de Pirador ¿es posible?

Si has decidido que el Pyrador es el perro adecuado para ti, es de suma importancia que encuentres a tu nuevo cachorro en una fuente responsable y de buena reputación.

Puedes consultar en las protectoras de tu zona, o visitar algún refugio de animales. Aunque los refugios acogen todo tipo de razas, mestizos y cruces, puede ser difícil encontrar un perro concreto en un momento determinado en un refugio.

La mayoría de los refugios también cubren los gastos veterinarios iniciales, para garantizar que el perro sea adoptable y esté listo para su nuevo hogar.

Lo importante es investigar al criador y asegurarte, si es posible, del historial de los padres de raza pura del Pyrador.

Dado que su nuevo cachorro puede heredar las tendencias de cualquiera de los dos progenitores, asegúrese de preguntar sobre los problemas de comportamiento y salud de los padres cuando considere adoptar perros cruzados.

También puede preguntar sobre cualquier problema de salud o temperamento de camadas anteriores de los mismos padres.

Conclusiones

Como hemos aprendido, el cruce de pyrador puede ser una mascota familiar maravillosa y divertida.

Con un entrenamiento adecuado, controles de salud y cuidados, su familia los amará y disfrutareis juntos durante años.

Ir arriba