Cachorros de 6 semanas

Cachorros de 6 semanas – Preguntas y respuestas

Un cachorro de seis semanas es muy divertido. Además, su carácter parece ser bastante duro e independiente, y puede que te preguntes si está bien traerlo a casa a vivir contigo ahora mismo.

Vamos a conocer las ventajas y las desventajas de la adopción de cachorros de seis semanas y responderemos todas las preguntas que tengas antes de tener a un cachorro con esa edad en tu casa:

Empecemos por acercarnos a un perro que tenga en promedio seis semanas, y preguntémonos lo siguiente:

¿Cuánto debe pesar un cachorro a las seis semanas?

El peso de un cachorro de seis semanas dependerá de varios factores. Uno de estos factores es que si sus padres eran más altos que su altura promedio, probablemente él también lo será.

Además, pueden tener un peso medio entre 3 y 4 kilos.

Por otro lado, si sus padres fueran pequeños, su peso pudiera ser bajo. Los labradores de pastoreo suelen ser más delgados que cualquier perro de raza de exposición o criados como mascotas.

Continúa leyendo: ¿Cuánto debería pesar mi labrador?

¿Cuántos dientes tienen los cachorros de 6 semanas?

Su cachorro de seis semanas probablemente tiene un conjunto completo de dientes de leche, en caso de que no los tuviera, tardaría dos semanas para tener una dentadura completa.

La dentadura de estos cachorros es bastante aguda, esto lo descubrirás cuando lo lleves a casa y empiece a jugar muy seriamente.  

Cuando el cachorro tenga alrededor de cuatro meses empezaran a salirles los dientes definitivos, luego de haber perdido sus dientes de leche.

Continúa leyendo: Dentición del cachorro

¿Se destetan los cachorros de 6 semanas?

Cuando a un cachorro de 6 semanas se empieza a alimentar con comida sólida, automáticamente se destetan.

Puede que sigan mamando de su madre ocasionalmente, pero ya no dependen de ella para conseguir leche.

Continúa leyendo: ¿A qué edad se pueden separar los cachorros de la madre?

¿Qué comen los cachorros de 6 semanas?

Los cachorros sanos de seis semanas no necesitan suplementos lácteos, basta con una comida cruda de buena calidad o un alimento comercial para perros.

La alimentación suministrada a estos cachorros debe ser adecuada, por lo tanto su comida puede ser dividida en pequeñas porciones y deberán ser proporcionadas en intervalos a lo largo del día

¿Cuántas comidas necesitan al día?

Un criador puede alimentar a su perro y a sus hermanos hasta seis veces al día.

Cuidar a los cachorros de seis semanas es mucho trabajo porque sus pequeños estómagos no pueden soportar grandes comidas. Es necesario que un adulto esté presente durante todo el día para ocuparse de la alimentación y de su aseo constante.

Cuando los cachorros cumplan 8 semanas estarán listos para sus cuatro comidas al día y las raciones podrán ser abundantes.

¿Juegan los cachorros de 6 semanas?

cachorros de seis semanas juegan

Los cachorros de seis semanas juegan mucho, tanto con su madre como con sus hermanos.

Los juegos son muy importantes a esta edad porque enseña a los cachorros a ser más cuidadosos con los dientes, y a acostumbrarse a ser empujados y golpeados por otros seres vivos.

¿Por qué los cachorros duermen tanto?

labrador chocolate cachorro

A las seis semanas, un perro todavía es muy pequeño y necesita dormir mucho más horas, por lo menos unas 18 horas al día.

Para que su perro duerma mejor, lo más recomendable es que lo haga acurrucado con su madre o en una camada con todos sus hermanos y hermanas.

El tiempo de sueño de un cachorro de 6 semanas contribuye al crecimiento, maduración y al desarrollo de su inmunidad.

Continúa leyendo: Cama para cachorros de perros grandes

¿Los cachorros de seis semanas están adiestrados para ir al baño?

A las seis semanas, los cachorros pueden abandonar la caja de parto o la jaula para ir al baño,  esto demuestra que los pequeños saben mantener su habitación limpia.

Algunos perros se han habituado a usar periódicos o cojines para hacer sus necesidades fisiológicas, esta puede ser una manera de ir acostumbrando a tu mascota a ir al baño antes de llegar a casa.

Esto no significa que tu perro haya aprendido a ir al baño. Pero es un buen comienzo.

Continúa leyendo: Cómo entrenar a un cachorro para ir al baño

¿Pueden los cachorros de 6 semanas dejar a sus madres?

A las seis semanas, el perro necesita a su madre para jugar, para establecer un contacto  y para aquietarse. El cachorro no necesita estar con ella las 24 horas del día y su madre requiere estar alejada de sus cachorros algunas veces.

Pero aún no está listo para abandonarla, así que tendrás que ser un poco más paciente.

Generalmente los cachorros se desprenden de su madre a las 8 semanas, así que espera, sólo te quedan dos semanas.

¿Se puede separar el cachorro con 6 semanas de su madre?

Pero ¿y si hay circunstancias excepcionales? ¿Es aceptable llevar un perro a casa a las seis semanas, si es necesario?

Desdichadamente, la respuesta es: no es correcto llevar un perro a casa a las seis semanas, es mucho más importante que el cachorro pase este tiempo junto a su madre, así mismo, un perro de seis semanas necesita a sus compañeros de camada.

Por lo tanto, si su madre llegará a fallecer por algún motivo, el cachorro  necesitará estar con sus hermanos durante un periodo de tiempo más o menos largo.

Estar con su familia le ayuda a desarrollar la inhibición de la mordida y las habilidades sociales.

A continuación, se detallará qué aprenden los perros en las últimas dos semanas que suelen pasar con su madre y sus hermanos antes de que cumplan las 8 semanas y sean trasladados a sus nuevos hogares.

Inhibición de la mordida

El proceso de aprendizaje de la inhibición de la mordida es largo. Comienza cuando los perros son bastante pequeños y aprenden a jugar entre ellos y con su madre.

Podría interesarte: ¿Cómo evitar que mi cachorro de labrador muerda?

Este proceso continúa hasta que tienen varios meses.

Cuando un perro llega a casa con ocho semanas, por muy afilados que sean sus dientes, ya ha aprendido mucho sobre la inhibición de la mordida de su madre y sus hermanos.

Aunque se deba continuar con este proceso, parte del trabajo duro ya está hecho.

Con nueve semanas, el cachorro podrá aplastar un hueso de ala de pollo en segundos, sin embargo, si muerde el dedo del dueño no sacará ni un poco de sangre.

Aunque el cachorro  sentía dolor, el no olvida que su madre lo enseño a no morder, siendo capaz a esta edad de causar una gran herida en los dedos de su dueño. 

Por eso, si traes un perro a casa con seis semanas, tendrás que hacer aún más el «trabajo de mamá» y enseñar al perro a no causar daños corporales reales cuando muerde. Esto no es fácil y debe hacerse por etapas.

No se puede castigar al perro por cada mordida o no aprenderá la habilidad vital de prevenir las mordidas.

Los problemas de inhibición de la mordida son más probables en los perros que se separaron de la madre demasiado pronto y pueden ser muy difíciles de manejar si se tienen niños pequeños.

Tolerancia al tacto

Un perro en el nido es empujado constantemente. Esto es una parte normal de crecer en una «caja de arena».

A los perros labradores a los que se les quita esta experiencia de sacudida demasiado jóvenes puede que no les guste que les toquen o les golpeen ciertas partes del cuerpo.

Esto puede dar lugar a problemas de comportamiento, incluida la agresividad, más adelante en la vida.

Los cachorros sin familia y los cachorros realojados que se alejan demasiado pronto de su camada hay que buscarles compañeros de juego de la misma edad y tamaño aproximado, para que no se pierdan esta importante etapa de la vida. Y eso puede ser un reto.

Resistir la tentación

Si un criador le pide que lleve a casa un perro de entre cinco y seis semanas, sospeche que algo está sucediendo.

Sólo en las circunstancias más difíciles un criador debe dejar ir a los perros. La muerte de la madre del perro no es una buena razón para separar la camada a las seis semanas.

Tenga en cuenta que algunos criadores deshonestos encontrarán excusas para deshacerse de los perros cuando lleguen a esta edad.

Es entonces cuando los perros se convierten en algo que consume tiempo, es confuso y costoso de mantener. Es un trabajo a tiempo completo, mantenerlos alimentados y limpios durante las próximas dos semanas. Pero un criador responsable se habrá preparado para ello.

Salvo un inconveniente personal, ningún criador con prestigio pedirá o permitirá que un perro salga de sus instalaciones antes de las siete u ocho semanas.

Adopción de cachorros con menos de 6 semanas

cachorros de labrador

Seguramente usted piensa que encontrará artículos en Internet que explican cómo cuidar a un cachorro de 6 semanas, qué juguetes comprar, entre otras cosas. Pero se equivoca, no hallará ninguno de estos sitios porque nuestra política es desalentar la práctica de llevar perros a casa antes de que tengan 8 semanas.

Más inquietante aún es la práctica de vender cachorros de tan solo cuatro o cinco semanas, o en algunos casos, más jóvenes.

El criador sólo está en esto por el dinero, por lo que cada perro que venda lo sustituirá por otro.

A falta de cambios drásticos en la ley, que no se producirán pronto, la única manera de detener este horrible negocio es acabar con la demanda de perros mal criados. Y eso depende realmente de usted, el comprador del perro.

Las perspectivas para las perras adultas que se utilizan para criar estos perros son aún peores, así que piense en eso también.

Comprar un perro al criador equivocado sólo perpetúa las malas prácticas de cría. La respuesta es irse y encontrar a alguien que críe perros de forma responsable.

¡Sus dos semanas de espera!

Entonces, ¿Qué puede hacer en el momento en que su cachorro de 6 meses esté listo para mudarse a casa?

Esas dos semanas no tienen que ser eternas por la espera. Puede que esté ocupado en conseguir pruebas para su perrera y su jardín, y en comprar los suministros esenciales para el perro, los juguetes y la ropa de cama.

Conclusiones

Un cachorro de seis semanas suele estar destetado y comiendo alimentos sólidos. Así mismo, está aprendiendo a ser social y le encantará que lo visites y conozcas, pero aún no está preparado para dejar a sus hermanos.

Los cachorros acogidos a las cinco o seis semanas suelen tener dificultades para aprender a jugar con suavidad y pueden no estar tan bien adaptados como los cachorros que salen de casa a la edad recomendada de ocho semanas.

Hay que evitar a los criadores que ponen a la venta cachorros a esta edad, ya que demuestran que desconocen las buenas prácticas de cría o que no se preocupan por los perros o perras. En cualquier caso, no es la persona responsable para dar a su perro el mejor comienzo en la vida.

De nuevo, piénsalo dos veces antes de llevar un perro joven a casa antes de que tenga ocho semanas.

Recuerde que las siguientes dos semanas pasarán pronto y su perro será más grande, más fuerte y estará listo para formar parte de su familia.

Ir arriba