¿Cómo hacer vomitar a un perro? – Guía de primeros auxilios.

Cómo hacer vomitar a un perro
Cómo hacer vomitar a un perro

Cuando y cómo hacer vomitar a un perro

Una guía sobre cómo y cuándo hacer vomitar a un perro de forma segura. Si crees que necesitas hacer vomitar a un perro, ¡lee esto primero!

Tu perro puede que necesite vomitar si come algo peligroso o tóxico. Sin embargo, nunca se debe hacer vomitar a un perro si han pasado dos horas desde que ingirió la sustancia, si tiene antecedentes de convulsiones o si tiene problemas de estómago, garganta o carraspera.

Hacer que vomite el perro puede empeorar la situación en algunos casos. Por ello, consulta siempre al veterinario antes de tomar cualquier medida.

También debes evitar el uso de sal, jarabe de ipecacuana, jabón de cocina o mostaza en polvo para provocar el vómito de su perro. Estas sustancias pueden tener efectos secundarios graves.

Veamos con más detalle las causas por las que puede ser necesario hacer vomitar a un perro y la mejor manera para hacerlo. Así como los métodos que hay que evitar.

¿Por qué necesito saber cómo hacer que vomite mi perro?

Todos sabemos que, a los perros, especialmente a los cachorros, les encanta comer cosas que les resultan interesantes. A veces son tan rápidos que atrapan y tragan antes de acercarse a ti.

Puede que necesites saber cómo hacer vomitar a tu perro, si tu cachorro acaba de comer un alimento que es tóxico para él, como el chocolate o el xilitol de los chicles u otros aperitivos.

Tal vez tu cachorro haya tomado un frasco de tu medicina o se ha tragado una pastilla del suelo. O se escapó con productos venenosos no alimentarios en la casa. O incluso una prenda de vestir como un calcetín.

Uno de los peligros más comunes para las mascotas es el veneno utilizado para las plagas de jardín o los roedores. Esto es algo que suele estar al alcance de los perros cuando se pasean por el jardín de casa. Incluso comerse un ratón muerto en un paseo podría exponer a su mascota a veneno para ratas.

Entonces, ¿cómo hacer que un perro vomite después de haber comido algo que puede hacerle mucho daño?

Importante: No espere demasiado tiempo

Es necesario saber cómo inducir el vómito en el perro, ya que debe hacerse en un plazo de dos horas, antes de que la sustancia tóxica pase al estómago.

Siempre la opción más segura es llevar el perro al veterinario inmediatamente si ha ingerido algo peligroso. Si no puedes llegar rápidamente, es mejor que llames a tu veterinario antes de provocar el vómito de tu perro.

Utilizando la historia clínica que incluya el estado de nuestro perro y la sustancia que ha ingerido, el veterinario decidirá si debe o no inducir el vómito.

¿Cuándo es seguro hacer vomitar a mi perro?

Sólo debe inducir el vómito si se cumplen todos los criterios siguientes:

  • El perro acaba de ingerir una sustancia tóxica y aún no muestra signos de molestias. En general, si el perro ha ingerido algo tóxico en las últimas horas, es probable que la sustancia aún no haya pasado por su estómago.
  • La sustancia ingerida por tu perro no es corrosiva. Las sustancias corrosivas pueden quemar la garganta al subir. Esto incluye una pila, lejía o detergente concentrado para el horno o la taza del baño.
  • Un objeto ingerido no es demasiado grande ni tiene bordes afilados, lo que puede dañar la garganta de tu perro cuando vomita.
  • La sustancia tóxica que ha ingerido tu perro no es de origen petrolífero ni de base oleosa, lo que supone un alto riesgo de causar graves problemas pulmonares si se inhala accidentalmente.
  • El perro está alerta, mentalmente estable y no tiene antecedentes de convulsiones: debería ser capaz de tragar.
  • El perro no tiene problemas estomacales, de garganta o respiratorios.

Tenga en cuenta que, aunque su perro cumpla los criterios anteriores, puede haber riesgo de complicaciones. Debes visitar al veterinario, aunque consigas inducir el vómito del perro.

¿Cuándo es peligroso hacer que mi perro vomite?

Nunca debe inducir el vómito si el perro ha ingerido una sustancia tóxica y muestra signos de intoxicación. Esto sugiere que el veneno ya está circulando activamente en el sistema de su perro.

Cuando su perro ya ha vomitado, no intente hacerle vomitar de nuevo.

Si han pasado varias horas desde que tu cachorro ingirió la sustancia tóxica, el veneno ya ha salido del estómago y el vómito no ayudará a eliminarlo. Debes llevar a tu perro al veterinario.

No provoques el vómito de tu perro si ha ingerido una sustancia tóxica corrosiva o algo punzante que pueda causarle más daños en la garganta si vomita.

También querrá evitar que su perro vomite si la sustancia contiene huesos, que podrían atascarse al subir.

El mayor riesgo potencial de hacer vomitar a su perro es si accidentalmente respira el vómito, lo que se denomina aspiración.

Existe un alto riesgo de aspiración pulmonar

La aspiración puede causar graves problemas pulmonares y, con algunas sustancias, puede incluso ser mortal.

En las siguientes circunstancias, no debes inducir el vómito a menos que lo aconseje tu veterinario. Esto se debe a que el riesgo de complicaciones por aspiración aumenta drásticamente.

  • Tu perro está inconsciente, se comporta de forma letárgica o tiene un problema de salud que afecta a su salud mental, como convulsiones, hiperactividad o depresión.
  • La sustancia que ingirió era con base de petróleo o aceite, que podría ser fácilmente inhalada si se produce el vómito.
  • Tu perro ya tiene problemas para respirar o tragar. Por ejemplo, una garganta ampliada o estrechada.
  • Tienes un perro con una nariz corta o braquicéfala, como un carlino, pug o bulldog. Estos tienen un mayor riesgo de aspirar debido a su paladar tenso y a posibles problemas respiratorios.

Con todas las razones por las que puede no ser seguro, entenderás por qué es mejor consultar a tu veterinario antes de hacer vomitar a tu perro.

Has hablado de la situación con tu veterinario y te ha dado luz verde. Ahora te preguntarás cómo inducir el vómito en los perros. Veamos cómo hacer que un perro vomite.

¿Cómo hacer que un perro vomite?

Si quieres que el perro vomite de una manera que no agrave su condición mientras trata de eliminar la sustancia de su sistema.

Sólo hay dos sustancias científicamente probadas que se pueden utilizar con seguridad en el hogar para hacer que un perro vomite. Se trata de peróxido de hidrógeno al 3% y de cristales de sosa para lavar.

Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno al 3% administrado por vía oral con una jeringa (en la dosis correcta) puede hacer vomitar a un perro de forma segura.

De hecho, los propios veterinarios suelen elegir este método porque es más fácil de utilizar y más barato que la apomorfina, el fármaco que suelen utilizar los veterinarios para inducir el vómito.

Un estudio descubrió que el peróxido de hidrógeno al 3% y la apomorfina eran casi igual de eficaces para inducir el vómito en los perros. Los posibles efectos adversos también fueron similares y en su mayoría leves.

En este punto, una nota de advertencia: el peróxido no se recomienda para inducir el vómito en los gatos.

Cristales de soda

Un segundo producto doméstico que puede utilizarse para provocar el vómito del perro es un cristal de soda (carbonato sódico), ¡que no debe confundirse con la soda cáustica!

Se comprobó que la ceniza de soda era menos eficaz para inducir el vómito que la apomorfina. Sin embargo, los autores concluyeron que era una buena alternativa en una situación de emergencia porque es fácilmente accesible y barata.

Lo que NO debemos utilizar para inducir el vómito

Si realizas una búsqueda en Google sobre «¿cómo hacer que vomite mi perro?», descubrirás diferentes métodos que los dueños de perros han utilizado para hacer que sus mascotas vomiten después de comer algo tóxico. Pero la realidad es que no todos los métodos son seguros.

Entonces, ¿qué debemos evitar cuando vamos a provocar el vomito a nuestro perro?

Los veterinarios advierten de no utilizar sal, jarabes, jabón de cocina o mostaza en polvo. Estos remedios son ineficaces y pueden causar efectos secundarios graves.

Ahora vamos a ver cómo hacer que un perro vomite con peróxido de hidrógeno.

Cómo hacer que un perro vomite con peróxido de hidrógeno

En primer lugar, los veterinarios recomiendan que, si el perro no ha comido en las últimas dos horas, se le dé una pequeña comida (por ejemplo:pan) antes de darle peróxido de hidrógeno, para que el perro tenga algo que vomitar y algo a lo que se pueda adherir la sustancia tóxica.

Utiliza una botella nueva, sin abrir de peróxido de hidrógeno al 3%. El peróxido previamente abierto puede ser ineficaz.

Es importante utilizar sólo peróxido de hidrógeno al 3%. El peróxido del tinte de pelo puede ser incluso más tóxico que la sustancia que ingiere el perro.

También necesitará una jeringa limpia para administrar el peróxido. O puedes utilizar una pipeta para salsas si tienes un perro muy grande.

Dosificación

La dosis recomendada es de 1 cucharadita de peróxido al 3% por cada 2.20kg de peso, con un máximo de 3 cucharadas si tu perro pesa más de 20kg.

Respeta las instrucciones del veterinario en el caso de que te recomiende una dosis diferente.

Cuando el perro esté relajado, mueve suavemente el labio del lado de la boca y rocíe la dosis entre los dientes posteriores. No intentes servir toda la jeringa directamente en la garganta de tu perro, ya que éste podría inhalar accidentalmente parte del peróxido.

¿Qué ocurre después de la administración del peróxido?

Una vez administrado el peróxido de hidrógeno, el perro vomitará pasado unos 12 minutos.

El peróxido provoca el vómito a través de la efervescencia en el estómago, y pasear al perro después de dárselo puede ayudar a que reaccione dentro de él.

Puedes administrar una segunda dosis si tu cachorro no ha vomitado en los 15 minutos siguientes a la primera dosis. Sin embargo, si esto sigue sin funcionar, tendrás que acudir al veterinario para que te induzca el vómito con otro método.

Quédate con tu perro para asegurarse de que no se coma el vómito y para vigilar los efectos secundarios. Esto puede incluir vómitos constantes, diarrea, letargo o hinchazón. Tenga también a mano una muestra de vómito para que su veterinario la analice.

Aunque se haya conseguido provocar el vómito, puede haber reacciones debidas a la sustancia tóxica o al peróxido de hidrógeno. Por lo tanto, siempre debes llevar a tu cachorro al veterinario para que lo examinen asap.

Conclusiones: ¿Cómo hacer vomitar a un perro?

Provocar el vómito puede parecernos desagradable, pero en caso de emergencia, será la mejor opción para expulsar rápidamente una sustancia nociva del estómago de nuestro perro.

Contacta siempre con tu veterinario para analizar la situación antes de provocar el vómito del perro en casa. Hay muchas razones por las que hacerle vomitar podría empeorar la situación.

Si tu veterinario no está disponible, puedes contactar con un hospital para mascotas o buscar en Google otros veterinarios a los cuales realizar la consulta vía telefónica.

Esto es lo que conocemos sobre cómo inducir el vómito en los perros utilizando peróxido de hidrógeno al 3% o cristales de soda. Son los únicos métodos seguros y recomendados y, si se administran correctamente, deberían provocar el vómito de un perro en cuestión de minutos.

Con sus múltiples usos, es una buena idea tener una botella de peróxido en el botiquín de casa.

Aunque tu cachorro haya vomitado, lo mejor es que lo lleves al veterinario lo antes posible para asegurarte de que la sustancia tóxica ha sido eliminada de su organismo.

¿Alguna vez has provocado el vomito a un perro?

Comparte tu experiencia con nuestros lectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba