Cuidados para un labrador senior

Cuidados para un labrador senior

¿Tienes un labrador que se está haciendo mayor? ¿Su amigo está empezando a bajar el ritmo y a tener el pelaje un poco gris?

En este artículo, echaremos un vistazo a algunos de los retos a los que puede enfrentarse su labrador mayor.

Le daremos las mejores maneras de mantener a su labrador mayor en forma, cómodo y feliz.

¿Es viejo mi labrador?

Quizá le sorprenda, como a mí, saber que los fabricantes de alimentos para mascotas clasifican como «mayor» a un perro de sólo siete años.

Los Labradores Retriever, como raza, tienen una esperanza de vida de unos diez a doce años.

Por eso, es un poco triste pensar que cuando llegan a los siete años, se considera que están entrando en el invierno de sus vidas.

Afortunadamente, podemos consolarnos diciéndonos que, con un poco más de cuidado y atención, esos años pueden ser no sólo abundantes, sino también divertidos y saludables.

En este artículo, veremos cómo puede ayudar a su labrador viejo a disfrutar de la vida y tener una vejez larga y saludable.

Problemas de salud de los labradores seniors

A veces hay que aceptar que vendrán cambios con la edad, pero hay mucho que podemos hacer todavía por nuestros perros en esta etapa.

Los problemas de salud más comunes en los labradores mayores suelen ser:

Pérdida de audición

Trastornos de la vista

Incontinencia

Artritis

Pérdida de visión en labradores viejos

La pérdida de audición y el deterioro de la visión pueden considerarse partes inevitables del envejecimiento, pero no todos los problemas de visión y audición son imposibles de tratar.

Por ejemplo, se pueden eliminar las cataratas, lo que da a los perros una nueva oportunidad.

Al parecer, la pérdida de visión no parece molestar mucho a los perros, siempre que no se muevan los muebles o se cambie su rutina.

Por otro lado, la pérdida de audición puede ser un problema mayor para su perro.

Pérdida de audición en labradores mayores

En casa, uno suele estar bastante cerca de su perro, pero el escenario cambia rápidamente cuando se aventura al exterior.

Cuando sale a pasear, es importante que su perro escuche sus llamados o su silbato en todo momento y confía en que su perro sea capaz de oírle.

Esto no sólo es un inconveniente, sino también un posible problema de seguridad.

Afortunadamente, existen medidas que podemos tomar para reducir los problemas derivados de la pérdida de audición.

Cree señales manuales asociativas amplias y claras para sus peticiones.

Incontinencia del labrador y artritis

La incontinencia también es común en los labradores mayores, especialmente en las hembras castradas. Sin embargo, algunas formas de incontinencia pueden tratarse con medicamentos. Esto le permite a usted y a su labrador anciano mejorar su calidad de vida.

La artritis es una afección común en los labradores de edad avanzada, pero puede aliviarse con analgésicos adecuados y, a veces, con cirugía. También hay varias formas de hacer que tu labrador artrítico esté más cómodo en casa, que trataremos un poco más adelante.

Siempre es útil hablar con tu veterinario para saber qué se puede hacer antes de aceptar esta nueva situación como parte de la vida de tu labrador.

Cambios repentinos

Si un perro que antes era activo o glotón de repente empieza a bajar el ritmo o deja de comer, no culpe a la vejez.

Los cambios repentinos pueden ser una señal de que algo va mal.

Otros signos de que es necesaria una visita al veterinario son la tos persistente, la renuencia a caminar, los gemidos o ladridos inexplicables y la disminución del apetito.

Recuerda que muchos perros sólo muestran signos muy sutiles de dolor y que puede ser necesaria una visita al veterinario.

Bultos y protuberancias en perros de edad avanzada

Los perros mayores son más propensos a sufrir problemas de salud graves, por lo que es bueno saber qué esperar.

Puede que notes que tu viejo labrador empieza a tener bultos ahora que está mayor. Los bultos de grasa inofensivos son muy comunes en los perros de edad avanzada, pero debes acudir al veterinario en caso de que aparezca uno nuevo.

Debido a que no siempre son visibles frote regularmente a su perro por los costados, el estómago, el cuello, los hombros y las patas.

Comprueba si hay algo nuevo y preocupante.

La mejor comida para los labradores mayores

Los alimentos para perros mayores suelen estar diseñados para perros con necesidades calóricas reducidas. Al igual que las personas mayores los perros en su vejez no necesitan tanta energía.

Sin embargo, hay que tener cuidado al elegir un nuevo alimento basándose sólo en la edad.

Si su perro trabaja o hace ejercicio, es probable que se beneficie de mantener su dieta actual.

Algunos alimentos «ligeros» o «bajos en calorías» para perros mayores están simplemente llenos de rellenos.

La mejor dieta para los labradores mayores suele ser su comida habitual en cantidades más pequeñas.

La obesidad en los labradores adultos

Una de las mejores cosas que puede hacer por su perro al llegar a una edad avanzada es mantenerlo delgado.

Cualquier veterinario le dirá que la mayoría de los perros que ven tienen sobrepeso, especialmente los amantes de la comida como los labradores.

Los kilos de más son especialmente peligrosos para los perros mayores porque ejercen presión sobre las articulaciones y agravan problemas como la artritis.

Si mantiene a su perro delgado, puede darle meses, sino años, de una vida extra feliz.

Ayuda a tu labrador viejo a perder peso

Recuerde que, aunque no sea tan activo como antes, no hay razón para que su labrador mayor engorde.

Tú tienes el control de la comida, así que si vez que está ganando peso reduce sus raciones.

Si crees que tu perro ya tiene sobrepeso y te cuesta reducir la comida, consulta los consejos y sugerencias de este artículo: Un labrador obeso.

Complementos alimenticios para perros mayores

La glucosamina y la condroitina son complementos alimenticios muy populares para los perros mayores.

Se ha demostrado que pueden frenar los problemas articulares asociados a la vejez. En otras palabras, frenar la progresión de la artritis.

Adiestramiento de labradores mayores

Como es de esperar, los perros de más edad son menos propensos a correr y a dejarte atrás cuando estás en movimiento.

Esto nos ayuda a tratar con las posibles pérdidas de audición y visión, ya que, al encontrarse cerca de ti no tendrá muchos problemas para escucharte.

Recuerda no te apresurarte a culpar al oído de un fallo de memoria.

Siempre vale la pena hacer un entrenamiento de refuerzo adicional de vez en cuando, ya que muchos perros se vuelven «descuidados» en la vejez.

Problemas de memoria del perro mayor

Una causa común de los problemas de memoria es que tendemos a dar por sentada la obediencia en los perros mayores y ya no premiamos el buen comportamiento.

Por lo tanto, siga premiando a su perro de vez en cuando y asegúrese de darle una buena recompensa de vez en cuando para asegurarte de que no se le olvide.

Ejercita tu perro senior

Los perros suelen avisar cuando quieren «bajar el ritmo». Si su perro mayor considera que un paseo de una hora es demasiado, puedes reducirlo un poco.

Dividir su ejercicio en dos o tres paseos cortos puede ser la solución ideal para él.

Si es reacio a dar largos paseos, puede ser señal de que está experimentando dolor.

Alivio del dolor para los labradores mayores

Es comprensible que muchas personas duden en dar a sus perros medicación diaria para el dolor. Aun así, puede mejorar notablemente la calidad de vida de algunos labradores.

Por lo tanto, vale la pena discutir esta opción con su veterinario. Nunca des a los perros analgésicos destinados a los humanos, como la aspirina o el paracetamol, ya que no son seguros para los perros.

Recuerda que los perros no pueden decirnos cuándo les duele o están incómodos. Depende de nosotros leer sus señales a través de los cambios en su comportamiento; para poder tomar la mejor decisión en cuanto a formas de ayudarlos.

Cuidados para un perro adulto

Labrador retriever
Labrador retriever

Los perros mayores son más propensos a necesitar una comodidad adicional para ser felices en casa. El cuidado de los perros mayores empieza en casa.

Un acolchado adicional en la cama de un perro mayor o un colchón más grueso pueden proporcionarle un mejor descanso.

Los comederos elevados pueden facilitar la ingesta de la comida, aunque debes consultar al veterinario antes de utilizar uno si tu perro come rápido.

Su labrador anciano también puede necesitar ayuda para desplazarse. Por ejemplo, si tiene escalones altos hasta la puerta de entrada o si muestra signos de dificultad para subir al coche.

Las rampas pueden ser un complemento útil y puedes hacer o comprar rampas desmontables para su uso.

Cuidar a los perros ancianos también puede significar cambiar un poco la rutina en casa. Si su vejiga ya no es lo que era, puede que tengas que despertarle y dejarle salir un poco antes que antes.

Pero estos pequeños ajustes son un precio mínimo a pagar por los años de compañía de tu amado perro.

Mi labrador se está poniendo viejo

Es curioso cómo los perros envejecen de forma notablemente diferente.

Algunos perros apenas han cambiado desde que eran cachorros, por lo que es muy difícil para quien no los conoce adivinar su edad exacta.

Salvo por el mínimo rastro de canas bajo la barbilla y sobre los ojos, algunos perros de ocho o nueve años tienen el mismo aspecto que hace cinco o seis años.

En cambio, otros perros de la misma edad están casi irreconocibles en las fotos de algunos años atrás.

Hemos visto labradores cuyo pelaje rojo estaba cubierto de pelo plateado y cuya cara era casi completamente blanca cuando tenía seis años.

Aunque todavía están en plena forma, su envejecimiento prematuro les hacía parecer ancianos.

Independientemente del aspecto de su labrador, a medida que envejece, probablemente necesitará un poco más de cuidado y atención.

Conclusiones

El envejecimiento es una parte inevitable de la vida, y la mayoría de los labradores se mantienen en forma y activos la mayor parte del tiempo.

Sin embargo, inevitablemente se vuelven un poco menos móviles, tienen más dolor y son menos resistentes a las enfermedades.

Como miembros leales y devotos de nuestras familias, les debemos garantizar una cómoda y feliz vejez en honor a los maravillosos años que nos brindan.

Afortunadamente, es mucho lo que podemos hacer para apoyarlos en este momento. A cambio, seguirán proporcionándonos la compañía y el amor que tanto disfrutamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba