Infecciones fúngicas en perros

Infecciones fúngicas en perros

Si te preocupa que tu perro pueda haber contraído una infección por hongos en sus patas, estómago o incluso en sus partes íntimas, hay muchas cosas que puedes hacer para ayudarle.

Tanto si has vuelto a casa del veterinario sintiéndote confuso como si estás esperando una cita, aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre las infecciones por hongos en los perros.

Al conocer mejor las enfermedades que padecen nuestros perros, podemos asegurarnos de que reciben los mejores cuidados posibles.

¿Qué causa las infecciones por hongos en los perros? ¿Cómo los tratan nuestros veterinarios?

Primero veamos los distintos tipos de infecciones por hongos en los perros.

Tipos de infecciones por hongos en los perros

La levadura es nuestro nombre para varios hongos pequeños diferentes.

Estos organismos microscópicos son más parecidos a los hongos que a las bacterias.

Pero, al igual que las bacterias, causan algunos problemas de salud graves.

Los organismos similares a las levaduras están estableciendo una población allí donde pueden desarrollarse.

No es de extrañar, por tanto, que sean responsables de varias dolencias en los perros.

Las levaduras y los hongos en general pueden afectar a las orejas, la piel, las patas, los genitales, el estómago y el sistema nervioso de los perros.

Las infecciones de oído son comunes, y la causa suele ser la levadura.

Veamos primero cómo se produce una infección por hongos en los oídos de los perros.

Miel de Manuka para perros ¿cura milagrosa?

Infecciones por hongos en los oídos

Infecciones por hongos en los oídos

Un número impresionante de gérmenes puede amenazar los oídos de nuestros perros.

A menudo, son causadas por una especie del hongo malassezia.

Este hongo es una de las muchas levaduras que existen a nuestro alrededor.

Cuando este hongo, u otra levadura, provoca una infección, se denomina infección por levaduras.

Es probable que las orejas de los perros sanos estén cubiertas de diferentes especies de hongos microscópicos, incluidas las levaduras como la malassezia.

Estos hongos no suelen causar ningún problema.

El sistema inmunitario de su perro suele ser capaz de mantener la situación bajo control.

Pero un cambio en las condiciones ambientales o una disminución de la inmunidad pueden hacer que esta población de hongos, normalmente inofensiva, se descontrole.

Una vez que la levadura está en cantidades suficientes, incluso un perro con un sistema inmune sano tendrá dificultades para deshacerse del hongo.

Las infecciones de oído pueden ser muy dolorosas.

Si su perro se rasca las orejas, puede ser una señal de que se ha producido una infección.

Cuando son lo suficientemente profundas, también pueden causar problemas de equilibrio y fiebre.

Si sospechas que tu perro tiene una infección de oído, lo mejor es llevarlo al veterinario.

Además de las obvias molestias, la levadura abrirá las compuertas a gérmenes más peligrosos.

Los mismos hongos que causan las infecciones de oído suelen provocar dermatitis.

Infección por hongos en la piel

El picor y la inflamación de la piel, también conocidos como dermatitis, pueden hacer que los perros estén constantemente incómodos.

Este malestar puede provocar falta de sueño, pero la piel inflamada también puede favorecer el desarrollo de otras infecciones.

La piel agrietada y dañada es un objetivo principal para cualquier infección bacteriana secundaria que pueda establecerse.

Si su perro sufre un picor persistente, lo mejor es llevarlo al veterinario.

Su piel también puede parecer roja, pero es difícil de ver bajo el pelaje.

Infección por hongos en las patas

Infección por hongos en las patas

Aunque técnicamente se trata de una dermatitis fúngica, las infecciones de las patas pueden tener efectos diferentes.

Una de las partes del cuerpo más expuestas a las bacterias son las patas de su perro.

Esto significa que el riesgo de infecciones secundarias aumenta.

Debemos tener cuidado de mantener limpias las patas de nuestros perros.

Casi lo mismo que cuando los humanos tienen pie de atleta.

Las bacterias se desarrollan en un entorno húmedo, por lo que mantener las patas de nuestros perros secas es muy importante para reducir el riesgo de infección por hongos en las patas de los perros.

¿Pero qué pasa con las otras partes del cuerpo?

Infección por hongos en el vientre

Las infecciones por hongos pueden afectar el vientre de los perros. Por fuera, ¡pero también por dentro!

Otra especie de levadura, la candida albicans, suele ser la responsable de esta afección.

En un perro sano, una pequeña población de este hongo se distribuye por el intestino y el sistema respiratorio.

Al igual que las levaduras que pueden causar infecciones de la piel, generalmente no son un problema.

Los cambios en el intestino y la disminución de la inmunidad pueden conducir a la superpoblación de la levadura.

Este hacinamiento también puede ser causado por los antibióticos de amplio espectro.

Esta condición se conoce como candidiasis.

El síntoma más común en el vientre es la diarrea.

El crecimiento excesivo de la levadura irrita el revestimiento de los intestinos.

A veces, este sobrecrecimiento puede extenderse a otras partes del cuerpo. En ese momento, la situación se vuelve mucho más grave.

Si su perro lleva mucho tiempo con diarrea, lo mejor es consultar a un veterinario ya que esto puede llevar a la deshidratación.

Muchas afecciones pueden causar diarrea, por lo que es importante asegurarse de que se identifica la afección correcta.

Es posible que haya oído hablar de las infecciones por hongos en los seres humanos. Suelen ser infecciones de las partes íntimas, y puede que la palabra «candidiasis» te haya resultado familiar.

Infección por hongos en las hembras

Las infecciones por hongos en las hembras son muy similares a las infecciones por hongos en los seres humanos.

La Candida albicans vuelve a ser el sospechoso habitual.

Presente de forma natural, como en el intestino, tiene la capacidad de crecer en exceso.

Esto suele ocurrir cuando algo altera el equilibrio de los gérmenes en la vagina.

El tratamiento con antibióticos puede tener este efecto.

Los síntomas de la infección por hongos en las perras consisten principalmente en irritación.

Cuando los genitales de una perra están irritados e inflamados, se habla de vaginitis.

Hay que tener en cuenta que este tipo de infección por hongos es realmente rara en los perros.

Es mejor que un veterinario diagnostique la enfermedad antes de iniciar el tratamiento ya que como hemos visto se pueden confundir los síntomas sin ayuda profesional.

No, somos plenamente conscientes de las diferentes infecciones por hongos que pueden afectar a nuestros perros.

Veamos ahora cómo curar las infecciones por hongos en los perros.

Tratamientos

Afortunadamente, existen buenas opciones de tratamiento para las infecciones por hongos en los perros.

Cuando los veterinarios estudian cómo tratar una infección por hongos en los perros, se tienen en cuenta algunos factores.

En primer lugar, hay que determinar si se trata de un problema interno o externo.

Tratamientos para las infecciones fúngicas externas

El tratamiento de las infecciones cutáneas por hongos en los perros suele consistir en el uso de un champú medicado.

Suelen contener un agente antifúngico como la clorhexidina, el miconazol o el ketoconazol.

Estos productos químicos pueden matar la levadura que está causando la infección. Después de ser tratado con un champú medicado para infecciones por hongos, la curación es bastante rápida.

Los perros suelen dejar de sentir comezón después de una semana aproximadamente.

Cuando los veterinarios intentan averiguar cómo tratar una infección de oído por hongos en los perros, pueden utilizar agentes similares.

Por lo general, la composición es ligeramente diferente.

Este medicamento suele presentarse en forma de gotas para los oídos de los perros contra la infección por hongos.

Aceite del árbol del té para perros ¿Beneficioso o tóxico?

Tratamientos para las infecciones fúngicas internas

Los veterinarios tratan las infecciones fúngicas internas de forma un poco diferente.

Sin embargo, el principio sigue siendo el mismo.

Necesitamos medicamentos que busquen y destruyan a esta población sin dañar a nuestros perros.

El fluconazol y el ketoconazol mencionados anteriormente están disponibles como medicamentos orales.

Al entrar en el torrente sanguíneo del perro, estas sustancias químicas pueden barrer cualquier colonia de levadura del cuerpo del perro.

La elección del medicamento depende del tipo de levadura que se haya instalado.

Estos medicamentos orales también pueden utilizarse de la misma manera para las infecciones externas por hongos y como tratamiento de las infecciones por hongos en el oído del perro.

Muchas de las decisiones que toman los veterinarios se basan en su perro.

Una infección por hongos en un cachorro, por ejemplo, puede requerir un tratamiento diferente al de un perro adulto.

Pero ir al veterinario es bastante importante.

Remedios caseros

Hay más remedios caseros para las infecciones por hongos en los perros de los que podríamos enumerar.

Por desgracia, la mayoría de estos remedios naturales no parecen tener ninguna base científica.

Algunos, sin embargo, tienen fundamento y merecen una mirada más atenta.

Para las infecciones fúngicas de la piel y los oídos, algunas personas recomiendan utilizar vinagre de manzana. Hay un método para aplicarlo, aunque es posible que no quieras probarlo. Vinagre de manzana para perros ¿Funciona o no?

Los estudios han demostrado las propiedades antifúngicas del vinagre.

Los espráis destinados a limpiar las paredes de moho, un tipo de hongo, a veces contienen vinagre.

Por desgracia, no hay suficientes investigaciones para decir algo concluyente sobre los perros. Simplemente no sabemos si el vinagre es un remedio casero fiable para las infecciones de la piel por hongos en los perros.

Un remedio casero común para los seres humanos con infecciones fúngicas internas es el yogur.

Se cree que la razón principal por la que funciona es la bacteria lactobacilo.

Se ha demostrado que el lactobacilo estabiliza la población de bacterias y hongos en los intestinos y la vagina.

No funcionará tan bien para los perros, ya que los yogures ricos en lactosa pueden irritar sus estómagos.

La investigación aún está en curso, pero los estudios han demostrado los beneficios de dar suplementos de lactobacilos a los perros.

Uno de los problemas de los remedios caseros es la falta de información sobre la dosis. La cantidad de medicamento que se administra a un perro cambia el resultado.

Descubre los beneficios del aceite de coco para perros

Los medicamentos farmacéuticos han sido probados para encontrar la dosis ideal y segura.

El otro problema es el diagnóstico erróneo.

Su veterinario es la persona más indicada para decirle lo que realmente ocurre. Si su perro no tiene una infección por hongos, es posible que no esté tratando la verdadera enfermedad.

Si no lo tratas bien, lo dejas sufrir más de lo necesario, lo cual es inhumano.

Por eso es muy importante un diagnóstico profesional.

Los mejores alimentos para las infecciones por hongos

La dieta por sí sola no suele ser suficiente para deshacerse de una infección por hongos.

Sin embargo, puede ayudar a la curación y a limitar los daños.

Esto es especialmente cierto cuando se trata de infecciones de la piel.

Los ácidos grasos pueden desempeñar un papel importante en el cuidado de la piel del perro.

Estos nutrientes también han demostrado ser eficaces para reducir los síntomas de la dermatitis.

Si nos aseguramos de que el perro recibe una buena cantidad de ácidos grasos en su dieta, podemos hacer que la infección por hongos sea menos desagradable.

Hoy en día, un gran número de alimentos contienen ácidos grasos.

Una piel más fuerte también puede ayudar a prevenir las infecciones por hongos.

Los estudios han demostrado que los perros con problemas de piel son más propensos a desarrollar infecciones por hongos.

La piel seca y agrietada desarrollará escondites para una población de levaduras.

Conclusiones

Las levaduras nos rodean a nosotros y a nuestros perros.

Sin embargo, es importante no sacar conclusiones precipitadas.

Las infecciones fúngicas pueden parecer, para el profano, infecciones bacterianas.

Si asumimos que es una causa y la tratamos en consecuencia, puede que estemos equivocados.

Sólo un veterinario puede diagnosticar la causa del malestar de su perro.

Al obtener ese diagnóstico, sabrá exactamente qué hacer.

Su veterinario le aconsejará sobre las opciones de tratamiento eficaces.

Las infecciones por hongos no suelen ser peligrosas, pero tienen un bajo potencial de causar daños importantes.

Si sospecha que su perro lo padece, acuda al veterinario lo antes posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba