Mi perro bebe mucha agua

Mi perro bebe mucha agua – Guía sobre la sed excesiva en los perros.

¿Tu perro bebe mucha agua? ¿Cuál es la cantidad de agua que debería beber? Causas de la sed excesiva y problemas de salud derivados de esta.

La sed es una respuesta muy básica a la deshidratación.

Conservar a nuestras células hidratadas es un complejo e increíble proceso de nuestro cuerpo que se produce de manera natural en perros y humanos.

Sin embargo, si has notado que tu perro bebe mucha agua, es posible que tengas dudas sobre si este comportamiento es normal y sano.

Cuando tu perro tiene calor en un día de verano, automáticamente jadea para refrescarse.

Al evaporarse el agua de la boca, le entra sed y va en busca de una bebida. Este sería un comportamiento normal.

Pero a veces la sed puede ser más obsesiva.

Sed excesiva en perros

Quizás aún no han llegado los meses mas calurosos del año. Incluso podría estar nevando en tu ciudad … ¿jadea en esta época tu perro? El jadeo en invierno es una indicación de que algo no anda bien.

Puede que tenga fiebre. O puede haber algo este alterando el equilibrio natural de la química corporal en tu perro.

Por ejemplo, si tuviese un alto contenido en su cuerpo de ciertas sales o minerales, necesitará beber más agua para expulsarlas.

De este modo, el hecho de que un perro beba agua en exceso puede ser un indicador útil de que algo va mal.

Es posible que oiga a su veterinario referirse a la sed excesiva como polidipsia, que significa simplemente «mucha sed».

Orina con mucha frecuencia

Cuando el cuerpo de tu perro intenta eliminar la acumulación de toxinas o un exceso de minerales, el mayor consumo de agua provocar una mayor frecuencia en la necesidad de orinar.

Si te preocupa que tu perro orine más de lo normal, pregúntate si esta bebiendo más de lo normal.

Un perro que bebe demasiada agua es también un perro que orina mucho.

Perro que bebe mucha agua y se orina en casa.

Desgraciadamente, un perro que consuma un exceso de agua necesitará también evacuarla, así que es posible que se le escape en casa. Incluso si nunca le hubiese sucedido antes.

Intenta no enfadarte con tu perro, no es su culpa. Y no le limites el acceso al agua.

Pide una cita con tu veterinario y, mientras tanto, recuerda sacar a tu perro a la calle con más frecuencia.

Aumento de la sed en los perros

Existen varias razones para que un perro beba agua en exceso. Algunas de estas razones son completamente inofensivas y no son motivo de preocupación.

Sin embargo, hay varias causas de sed excesiva en los perros que requieren el diagnóstico y la asistencia de un veterinario.

Si crees que tu perro bebe demasiada agua, puede deberse a una de las siguientes razones.

Sed excesiva

Sed excesiva y diabetes

La diabetes es una de las causas más conocidas de sed excesiva en perros y humanos. Es natural que le preocupe que su perro pueda ser diabético si de repente bebe demasiado.

La diabetes suele ir acompañada de pérdida de peso y afecta sobre todo a los perros de mediana edad y mayores. El primer paso más importante, por supuesto, es ponerse en contacto con el veterinario para que lo examine.

No es posible diagnosticar la diabetes vía online. Necesitarán realizarle exámenes y otra cantidad de pruebas exhaustivas. El veterinario es la mejor fuente para un diagnóstico fiable. Así que no dudes en buscar asesoramiento profesional.

Además, no des por seguro que la diabetes es la causa e intentes tratarla. La diabetes puede ser grave si no se trata, y hay muchas otras razones para ello

Un perro que bebe demasiada agua, necesita de una atención veterinaria inmediata.

Otras razones para que un perro beba demasiada agua son:
  • Problemas renales
  • Enfermedad de Cushing
  • hipertiroidismo
  • Enfermedades del hígado
  • Problemas abdominales
  • enfermedades infecciosas
  • Efectos secundarios de los medicamentos
  • Ingesta de sustancias tóxicas.

El diagnóstico de la causa de la polidipsia en los perros puede requerir una serie de pasos para eliminar cualquier posible causa.

También existe una afección que sólo se da en las perras. Que una perra beba agua en exceso puede ser un síntoma de piometra, una infección común del útero que puede afectar a las perras no esterilizadas.

La piometra es una emergencia médica. Por ello, no dudes en buscar asistencia veterinaria para una perra que tenga excesiva sed y se encuentre mal tras unas semanas de haber pasado el celo.

Una perra que este alimentando a su camada de cachorros con su leche, necesitará beber mucha más agua de lo normal. Esta sería un aumento de la sed totalmente natural.

La Polidipsia en perros

La polidipsia es el término médico que designa la sed excesiva. Ya hemos hablado de algunas enfermedades que pueden causar polidipsia en los perros.

Además, existe un tipo de polidipsia que no está relacionado con una enfermedad. Un perro que bebe mucha agua a pesar de estar sano podría tener polidipsia psicógena.

Esto se considera un problema de comportamiento. Aunque con el tiempo, podría haber una o más causas físicas que no detectamos anteriormente.

La polidipsia en perros puede causar graves problemas por lo que debe atenderse de inmediato.

¿Puede un perro beber mucha agua?

La respuesta corta es sí. Tener demasiada agua en el cuerpo puede ser tan peligroso como no tener suficiente.

El exceso de agua puede diluir el equilibrio de los minerales (principalmente de sodio) en la sangre, lo que puede tener graves consecuencias. Este exceso de ingesta de líquidos se denomina hiponatremia.

Si un perro bebe demasiada agua tendrá que acudir al veterinario lo antes posible. Pide asesoramiento para mantener hidratado al perro, pero no sobrehidratado.

Medicamentos que provocan una sed excesiva en los perros.

A veces, un medicamento recetado al perro tiene el efecto secundario de provocarle más sed. Los esteroides comúnmente recetados, como la prednisona, pueden tener este efecto en perros.

No dejes de medicarlo ya que podría ser más perjudicial que beneficioso. Pregunta al veterinario como actuar en estos casos.

A veces es necesario tolerar los efectos secundarios o tratarlos con otro medicamento, ya que la interrupción de este expone al perro a un riesgo aún mayor de sufrir daños.

Habla con el veterinario si te preocupa la reacción de tu perro a los medicamentos o fármacos que ha recibido, incluidos los remedios caseros que pueda estar utilizando. Es importante que el veterinario tenga una visión completa de la salud y la dieta del perro.

Problemas de estómago

Cualquier perro con diarrea severa necesita reponer los líquidos que pierde por lo que necesitará beber más de lo habitual.

Así que no te sorprendas si tu perro al tener el estómago revuelto tiene sed. No se trata de una situación alarmante.

Si tu perro vomita además de tener diarrea, puede deshidratarse gravemente con rapidez. Esta es otra situación en la que debes llevarlo al veterinario cuanto asap.

Si el cachorro tiene menos de tres meses, la diarrea y los vómitos que duran más de unas horas ¡Vuela al veterinario de inmediato!

Causas para que un perro beba mucha agua

Las razones que hemos comentado hasta ahora para que un perro beba agua en exceso son sólo una pincelada. Que un perro beba mucha agua es síntoma de que algo más está ocurriendo.

Hay muchos otros problemas que pueden causar sed excesiva en los perros. Sólo un veterinario puede llegar al fondo de lo que le ocurre a tu perrito.

¿Cómo identificar el momento en que se considera que ha bebido mucha agua?

Cuánta agua debe beber un perro

¿Cuánta agua debe beber un perro por día?

¿Cómo sabe si tu perro bebe lo suficiente o demasiado? Esta interpretación dependerá de otros factores como son:

  • La dieta del perro
  • Clima y temperatura
  • Los niveles de actividad

Los perros necesitan una media de 40 – 120 ml de agua por cada kilo de su peso.

Por lo tanto, si tu labrador pesa 20 kilos, será razonable que beba de medio y un litro de agua al día.

No todo el liquido podría venir del bebedero, sino que este puede beber de un río, o asimilar el liquido presente en frutas, por ejemplo, la piña.

Parte del consumo de agua de su perro también proviene de su comida. La cantidad depende de su dieta.

Ingieren agua según la dieta que sigan

Muchos perros se alimentan sólo con croquetas, que se deshidratan antes de envasarlas para conservarlas y hacerlas ligeras y portátiles.

Los perros alimentados con croquetas necesitan beber más que los alimentados con una dieta húmeda. Si alimenta a tu perro con una combinación de ambas cosas, su consumo de agua se situará naturalmente en un punto intermedio.

Los perros alimentados con una dieta cruda natural pueden beber muy poco a menos que hayan comido mucho hueso, el tiempo sea cálido o hayan realizado ejercicios. Esta es una de las razones normales para que un perro beba mucha agua.

El calor

Estar en un ambiente cálido provoca que el perro tenga mucha sed. Los perros jadean para mantenerse frescos y regular su temperatura corporal. Pierden liquido a través del jadeo y hay que reponerla.

Asegúrate de que el perro tenga acceso a un lugar fresco para tumbarse cuando haga calor. Evita hacerle correr o realizar ejercicio de alta intensidad en los calurosos días de verano.

Un golpe de calor podría ser mortal.

Que un perro beba mucha agua porque está en un ambiente caluroso es normal.

No siempre es sencillo detectar si un perro está bebiendo demasiada agua. Para ello, tednrás que conocer bien a tu perro.

De esta manera, podrá reconocer si tu perro está bebiendo más de lo normal…

Cómo controlar la ingesta de agua

Un primer paso útil es medir la cantidad de agua que tiene su bebedero.

No para medir exactamente cuánto bebe al día; esto sólo es necesario si el veterinario lo pide.

Sin embargo, si sabes cuánta agua tiene el bebedero y lo rellenas varias veces al día, tendrás una noción de la cantidad de agua consumida por el perro. Esta información puede ser de mucha ayuda para el veterinario.

Cambios en los hábitos de bebida

Saber cuál es el consumo normal de agua de tu perro te ayudará a evaluar si está bebiendo más de lo habitual.

Si tu perro parece beber demasiada agua y no hay una explicación lógica, pide cita al veterinario.

Mejor que sea una falsa alarma que dejarlo pasar y luego se trate de un problema más grave, ¿no crees?

Conclusiones

El equilibrio del agua en el cuerpo del perro es fundamental para mantener la salud de sus órganos y funciones. Normalmente, lo regula automáticamente y bebe exactamente lo que necesita para mantenerse en perfecto estado.

La cantidad que beba al día dependerá de lo que coma, del calor que tenga y de su actividad. La sed anormal es un indicador de que algo puede no esta funcionando como debería.

Si observas que tu perro bebe demasiada o más agua de lo normal, es importante que prestes atención y avises al veterinario.

Existen una serie de trastornos o enfermedades que pueden provocar una sed excesiva. Un profesional podría detectarlas a tiempo y tratarlas satisfactoriamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba