porque mi perro se muerde la pata

Perros que se muerden las patas: ¿por qué lo hacen y cómo detenerlos?

Que tu perro se muerda las patas, es un comportamiento bastante común.

A lo largo de su vida, todo perro debe morder sus patas al menos una vez.

Sin embargo, el hecho de que sea algo común no significa que no debas preocuparte o buscar la manera de que tu perro deje de lamerse y morderse las patas insistentemente.

A veces, que el perro se lama la pata es algo negativo, pero otras ocasiones es un comportamiento perfectamente normal.

Diferenciar entre la mordedura normal y la peligrosa puede ser difícil, y evitar que el perro se lama las patas más de lo necesario puede ser un reto aún mayor.

En este artículo, le ayudaremos a descubrir la diferencia entre la mordedura problemática y la normal y te daremos algunos consejos para evitar que tu perro las muerda innecesariamente.

¿Cuándo debería preocuparme porque mi perro se muerde las patas?

Si tu perro sólo muerde o lame sus patas ocasionalmente o cuando están sucias, probablemente no tengas nada de qué preocuparte.

Un perro se limpia las patas lamiéndolas cuando están sucias.

Los perros se lamen y luego utilizan sus patas para limpiarse la cara y la cabeza del mismo modo que los gatos, aunque este comportamiento es algo menos común en los perros que en sus homólogos felinos.

Si tu perro parece lamerse y rascarse las patas para limpiarse la cara o la cabeza, probablemente no tenga nada de qué preocuparse.

Esto se considera un comportamiento normal y saludable.

Sin embargo, si se lame y muerde excesivamente las patas cuando no parecen estar sucias, es hora de hacer un análisis del comportamiento.

Cuando un perro se muerde las patas excesivamente, casi siempre hay un problema subyacente que está causando dicho comportamiento.

Sin embargo, encontrar este problema subyacente suele ser más fácil de decir que hacer.

¿Cuándo acudir al veterinario?

acudir al veterinario

Cuando un perro se muerde las patas, suele ir acompañado de otros síntomas, que pueden ayudarte a llegar a la raíz del problema.

La mayoría de las veces, el lamido y las mordeduras excesivas pueden corregirse en casa, pero a veces es necesaria la intervención de un profesional veterinario.

La mordedura excesiva suele aparecer de repente o durar mucho tiempo.

Teniendo en cuenta el momento en que comenzó el comportamiento anormal del perro y cuánto tiempo transcurrió, esto podrá ayudarte a averiguar el motivo qué condujo a dicho comportamiento.

Si la masticación de tu perro también va acompañada de enrojecimiento, hinchazón, olor, sangrado o cojera, es el momento de llevarlo al veterinario para que compruebe si hay una posible infección.

La piel que se lame en exceso puede irritarse fácilmente y desarrollar llagas abiertas.

Como las heridas están constantemente irritadas y no tienen posibilidad de cicatrizar, puede producirse fácilmente una infección secundaria.

Si este es el caso de tu cachorro, es hora de preguntar a un veterinario.

Un veterinario puede tomar muestras de la piel y realizar un cultivo, para identificar si el perro sufre o no una infección.

Esta infección probablemente se tratará con medicamentos, dependiendo del tipo específico.

¿Por qué se muerden las patas los perros?

Los perros sólo deben morderse las patas para limpiar o eliminar los restos de su pelo o suciedad.

Si por otros motivos, parece que se muerde las patas, es hora de investigar y observar atentamente el comportamiento de este.

Si tu perro ha comenzado a lamerse las patas de repente, revisa sus patas en busca de heridas punzantes, garras rotas y objetos extraños entre los dedos.

Es frecuente que los perros tengan una quemadura en los dedos de los pies y les cueste quitársela.

Por otro lado, si el mordisqueo de las patas es crónico, probablemente esté causado por una reacción alérgica.

En concreto, el culpable más probable es una alergia alimentaria.

Las infecciones secundarias resultantes de lamer y morderse repetidamente pueden exacerbar este comportamiento, haciendo que se vuelva crónico.

Aunque los perros pueden morderse las patas por costumbre, el hábito suele iniciarse por un problema diferente, no relacionado con el comportamiento.

Corregir este problema puede conducir a una disminución y eventual cese de la incómoda masticación.

¿Cómo evitar que mi perro se muerda las patas?

Las medidas concretas que se adopten para reducir el problema dependen en gran medida de la causa principal.

Así que veamos cada una de las posibles causas y hablemos de los posibles tratamientos.

Remedio para que el perro no se muerda las patas – Heridas

Si observas heridas en las patas de tu mascota, es probable que esta sea la causa de los repetidos mordiscos.

Aunque las heridas por punción suelen curarse solas, el proceso de curación puede provocar picaduras en la piel, por lo que el perro las mastica.

Es importante que animes a tu perro a no lamer la herida con insistencia para permitir que se cure.

Las heridas punzantes pueden infectarse fácilmente, por lo que es importante estar atento a la infección y llevar a tu cachorro al veterinario en cuanto notes algún síntoma.

Las heridas suelen estar causadas por la entrada de un cuerpo extraño en la pata del perro, como una astilla o una uña.

En cuanto notes una herida punzante, es importante que la inspecciones, para asegurarte de que todo lo que ha causado la herida no sigue en la pata de tu perro.

Si es posible, retira el objeto extraño con unas pinzas de cejas. Si no es posible, o si notas un enrojecimiento crónico… lava la herida y lleva a tu perro al veterinario inmediatamente.

Si el perro tiene pelo largo que parece estar envuelto en la herida, probablemente le convenga rapar o cortar el pelo alrededor de la herida.

No debes aplicar ninguna pomada en la herida sin preguntar antes al veterinario.

Algunas pomadas para los humanos no son seguras para las mascotas, especialmente si las ingieren.

Si una herida provocó que el perro mordiera la pata, es probable que desaparezca en cuanto la herida se cure.

Remedio para que el perro no se muerda las patas – Garras rotas

Garras rotas

Dado que las garras de un perro son más sensibles que las uñas humanas, las lesiones y desgarros de las garras suelen ser extremadamente dolorosos y propensos a la infección.

Si observas que tu perro tiene las garras rotas, es importante que le apliques los primeros auxilios y luego lo lleves al veterinario para que lo trate.

Su prioridad al tratar la uña rota de su perro es detener la hemorragia. La uña de un perro puede sangrar mucho cuando se rompe, así que no te sorprendas si la pata de tu perro se cubre de sangre de repente.

Sin embargo, la aplicación de presión puede detener el flujo sanguíneo en cinco o diez minutos.

No intentes quitar la garra, aunque parezca suspendida.

Las garras de su perro están muy cerca del último hueso del dedo y cortar o tirar de la uña de forma inadecuada puede provocar graves lesiones a su perro. En lugar de eso, arroja una toalla sobre él y lleva a tu perro al veterinario inmediatamente.

Remedio para que el perro no se muerda las patas – Objetos entre los dedos del pie

Si tu perro ha estado paseando por el bosque, no es raro que se le queden cosas atascadas entre los dedos de los pies y le cueste sacarlas.

Por suerte, tu puedes ayudarle a eliminar las irritantes rebabas o brebajes entre los dedos de los pies. Esto suele ser muy fácil con sólo unas tijeras y un poco de paciencia.

La parte más difícil de eliminar un objeto extraño entre los dedos de los pies de su perro es encontrarlo.

Probablemente sepa dónde está el objeto, pero encontrar la ubicación exacta puede requerir mucha paciencia.

Dale a tu perro una cuchara de madera con mantequilla de cacahuete y empieza a abrir y escarbar lentamente entre los dedos se sus pies.

Como las rebabas suelen estar envueltas en piel, lo mejor es utilizar los dedos para palpar entre y debajo de cada dedo. Las rebabas son casi siempre más fáciles de sentir que de ver.

Una vez localizado el objeto, basta con cortarlo con unas tijeras.

Procura no tirar demasiado del objeto; las patas de tu perro son muy sensibles y una tracción excesiva puede hacer que hasta el perro más tranquilo muerda.

Remedio para que el perro no se muerda las patas – Reacción alérgica

La masticación crónica de las patas del perro casi siempre está causada por una reacción alérgica. Esta reacción suele estar causada por la comida para perros de su mascota.

Hay varias formas de combatir este problema, pero cambiar a una comida para perros con un mínimo de ingredientes suele ser la más sencilla y directa.

También puede reducir el alimento de su mascota de uno en uno hasta que se corrija el problema, pero esto suele llevar mucho más tiempo que el simple cambio a un alimento para perros alérgicos y es casi imposible a menos que su mascota siga una dieta cruda.

Si cambiar la comida de tu mascota no funciona, puedes prestar atención a los productos químicos que estás utilizando en casa.

Su perro puede ser alérgico a su champú o al producto de limpieza que utiliza en el suelo. Intenta cambiar cada producto de limpieza a la vez hasta que tu perro parezca recuperarse.

Los alérgenos ambientales también pueden provocar una reacción alérgica en su perro.

En este caso, suele ser más difícil identificar al culpable. Después de todo, ¿cómo se supone que va a reducir la alergia de su perro a un tipo específico de hierba o polen?

En este caso, llevar al perro al veterinario es la opción más adecuada.

Su veterinario puede ayudarle a averiguar a qué es alérgico su perro o recetarle medicamentos para frenar la reacción.

Si nada de lo que haces parece funcionar, es importante que lleves a tu mascota al veterinario. A menudo, el constante masticar de su perro no es sólo por masticar. Es probable que esté causado por otro trastorno o problema que debe ser descubierto y tratado.

Remedio para la masticación de las patas del perro – Infecciones secundarias

Las infecciones secundarias suelen arraigar cuando el perro ya ha empezado a morderse las patas.

En este caso, el simple tratamiento de la causa original no hará que su perro deje de masticar. También hay que tratar una infección secundaria.

Por ejemplo, si su perro empezó a morderse las patas debido a una alergia cutánea, no necesariamente dejará de hacerlo una vez eliminado el alérgeno, si se ha producido una infección secundaria.

Los síntomas más comunes de la infección secundaria son hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad.

Su perro puede incluso sujetar la pata infectada mientras camina o evitar caminar por completo.

Las infecciones secundarias deben ser tratadas por un veterinario con medicamentos. También pueden recetarse pomadas tópicas junto con antibióticos o antifúngicos.

Por lo general, los perros responden bien a la medicación y la infección desaparece en una o dos semanas.

Si cree que su mascota tiene una infección secundaria, consulte a un veterinario antes de que la infección empeore.

Su veterinario podrá planificar el tratamiento adecuado para su cachorro y prescribir la medicación correcta.

¿Cómo curar las patas del perro?

Como puedes ver, el tratamiento para que tu cachorro no se muerda las patas depende de la causa.

Por lo general, el propietario puede identificar la causa y tratarla a partir de ahí.

Sin embargo, si tiene problemas para encontrar la causa de la masticación de su perro, o si el tratamiento casero no parece funcionar, lleve a su perro al veterinario lo antes posible.

Es importante detener la masticación de su mascota para evitar que se desarrolle una infección secundaria, y su veterinario probablemente querrá ver a su perro para asegurarse de que sus patas no se han infectado ya.

Y ver a su veterinario nunca está de más.

¿Qué hacer si mi perro se muerde la pata?

Cuando su mascota empieza a morderse las patas, puede ser extremadamente frustrante, especialmente si no puede encontrar la causa exacta.

Afortunadamente, sólo hay unas pocas causas posibles del comportamiento masticatorio, y muchas de ellas son fácilmente descartables.

Espero que puedas identificar esta causa y empezar a tratar a tu mascota. En caso de duda, su veterinario está a una llamada de distancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba