¿Cómo calmar a un perro? Los mejores consejos para tener perros tranquilos

como calmar a un perro

Todos los perros pueden estar a veces sobreexcitados o alterados, ya sean cachorros o adultos. Por lo tanto, saber cómo calmar a un perro puede ser de gran ayuda para cualquier padre de perros.

Te daremos algunos consejos para calmar a un perro excitado y examinaremos las formas de calmar a un perro nervioso.

Cómo calmar a un perro

Muchas personas buscan en internet ayuda para calmar a un perro.

Pero la respuesta no es tan sencilla como una solución de «talla única».

De hecho, la mejor manera de calmar a un perro ansioso no es la misma que la mejor manera de calmar a un perro hiperactivo.

Y los mecanismos de adaptación que hay que poner en marcha para calmar a un cachorro son diferentes a los de un perro adulto.

Cómo calmar a un perro hiperactivo

Si tienes un labrador joven de 7 a 8 meses, no te sorprenderá saber que hay más personas que buscan: ¿cuándo se calman los labradores? que cualquier otra raza de perro.

No es sólo porque los labradores sean especialmente saltarines, por supuesto, sino también porque son grandes.

Un perro grande que salta generalmente tiene más impacto en su entorno que un perro pequeño.

Y así es, un joven labrador hiperactivo puede ser bastante difícil de tratar.

Pero por suerte, hay muchas cosas que podemos hacer para ayudar a nuestros cachorros labradores a relajarse y calmarse un poco.

Los 8 meses … la etapa turbulenta

No es raro que los labradores jóvenes de 8 a 12 meses de edad empiecen a hacerse daño por su exuberancia.

No es raro que choquen con los niños, las abuelas y salten encima de los visitantes.

En esta edad en la que el comportamiento excitable es mucho más marcado.

Es posible que pienses “adiós a sociabilizar con mis amigos”

Y no es casualidad que sea esta la edad en la que muchos perros son dejados en las protectoras o simplemente abandonados.

¿Cuándo se tranquilizan los cachorros?

Por lo general, los cachorros alcanzan un pico de vivacidad entre los 5 y 8 meses.

Las razas pequeñas suelen madurar más rápido y pueden ser suficientemente razonables hacia los 9 meses.

Los perros grandes suelen madurar más lentamente, tanto mental como físicamente.

¿Y los labradores?

Los labradores tardan un poco más que los cachorros promedios en llegar a su madurez adulta.

Con buenas técnicas de adiestramiento, la mayoría de los labradores jóvenes empiezan a calmarse cuando cumplen un año. Y su temperamento es «estable» sobre los 18 meses.

En un momento, veremos cómo evitar algunos de los comportamientos excitables de los cachorros que causan problemas.

Pero primero, veamos cómo tratar el comportamiento hiperactivo del perro.

¿Qué significa un cachorro hiperactivo?

Un cachorro hiperactivo no es un perro feliz. Podría parecer feliz cuando salta por todas partes , ladra, salta sobre la gente, etc.

Pero en realidad es un perro sin control.

Muchas personas se sorprenden cuando el agradable juego que realizaban con su cachorro se vuelve cada vez más bruto y pesado.

Incluso tendrás la tentación de gritar si te muerde o empuja.

Enfadarte no soluciona nada

Por desgracia, los comportamientos ruidosos y furiosos por tu parte son los que más alteran al perro, hasta que finalmente pierde el control por completo.

Si estás asustado, tu perro también lo estará y, como la mayoría de los niños asustados, se comportará de forma aún más inadecuada. Por lo tanto, es muy importante que intervengas antes de que las cosas lleguen a ese punto.

Recuerda que el perro hiperactivo no es capaz de escuchar. Ha superado por completo el umbral y es incapaz de calmarse.

Necesita tu ayuda.

5 pasos para calmar a tu perro

Hay cinco pasos a seguir para calmar a un perro hiperactivo.

Los dos primeros pasos te ayudarán a afrontar la situación llegado el momento.

Los otros tres pasos evitan que el perro sea víctima de un episodio de hiperactividad en el futuro.

1. Toma el control del perro

2. Calma al perro

3. Modifica el entorno para incrementar la calma

4. Actividad física y estimulación mental

5. Siéntalo y enséñale a relajarse

Paso 1: Toma el control

Se trata de controlar físicamente a tu perro para asegurarte de que no te hace daño o a alguien más.

Es importante poder controlar a un joven labrador lleno de entusiasmo, y lo conseguirás más fácilmente si utilizas un arnés.

No quieres tener que luchar para atar una correa a un perro de 30 kg mientras te muerde la correa o te ladra.

Por lo tanto, utiliza una correa de adiestramiento para sacarlo a la calle.

Nunca utilices un collar de empuje o una correa deslizante en un perro que tenga ataques de hiperactividad. No conoce su propia fuerza y puede lesionarse el cuello.

Paso 2: Calmarlo

En el exterior, lo mejor es dejar de hacer otras cosas y centrarnos en como andar con el perro.

No intentes entablar una conversación con un perro que salta y muerde, simplemente coje la correa y arranca a caminar.

Sigue caminando hasta que el cachorro comience a relajarse.

Si otras personas, niños o animales alteran al perro, cambias de acera.

Un paseo rápido pero tranquilo puede ayudar a disminuir el nivel de excitación y permitirte recuperar el control de la situación.

En casa, puedes hacer uso de la pausa. Detén los juegos y pon al perro en una jaula o en su habitación hasta que se calme.

Paso 3: Cambia el entorno

A menudo, los dueños de los perros provocamos inevitablemente la excitabilidad, o al menos contribuimos a ella con nuestro comportamiento.

No es difícil fomentar la excitabilidad de un cachorro joven.

No es tu culpa. Es que los humanos y los perros juegan de manera distinta e interpretan el comportamiento del otro de manera diferente.

Es una especie de barrera lingüística, por así decirlo.

Afortunadamente, puedes remediar rápidamente todo eso.

Tranquilidad

Saludarlo o llamarlo de una forma muy animada lo perciben como premio por su hiperactividad.

Finge no estar abrumado por tu perro.

Utiliza un tono de voz calmado para dirigirte a él.

Evita el juego

Otro error que solemos cometer es el de participar en juegos físicos con un perro joven de gran tamaño.

Los propietarios inexpertos y los adolescentes tienden a ser toscos con el perro, comienzan a empujarlo y a tirar de él, incluso a rodar en el suelo con él.

Esto es algo que deberías evitar por completo.

A veces, el perro se calmará. No ignores esos momentos. Es muy importante premiar y reforzar los comportamientos sanos y tranquilos.

Paso 4: Actividad física e intelectual

Los labradores jóvenes necesitan ejercicio, estimulación mental y atención, pero debe ser el buen tipo de ejercicio y el buen tipo de atención.

Es importante ignorar el mal comportamiento, los saltos, los mordiscos, etc. Pero no es el final de la historia.

Un perro joven necesitará que le guiemos a la forma adecuada para relacionarse con la familia.

Consejo

La forma de lograrlo es el ejercicio, el entrenamiento y la estimulación mental.

En casa, puedes utilizar rompecabezas para perros y juegos de interior para entretenerlo de forma tranquila y controlada.

En el exterior, puedes centrarte en adiestrarlo para que traiga o busque objetos.

Una vez que su cuerpo y mente estén cansados y hayas puesto fin a cualquier juego, verás que el comportamiento de tu perro  habrá mejorado.

Pero todavía hay una cosa que puedes hacer para ayudarle.

Paso 5: Siéntalo y enséñale a relajarse

Este es el último paso del proceso y la guinda del pastel.

Puedes aprender y animar a los perros a relajarse en casa e incluso en lugares públicos. Encontrarás que enseñarle esta habilidad a tu perro puede ser muy útil.

¿Cómo calmar a un perro nervioso?

El labrador, no es una raza que se asocie generalmente con el nerviosismo.

Sin embargo, algunos labradores son nerviosos, y algunos son más propensos a ser nerviosos que otros.

Las malas experiencias del pasado pueden hacer que el labrador se sienta ansioso ante la idea de repetir el encuentro. Los labradores también pueden experimentar ansiedad por separación, o una ansiedad relacionada con la vejez.

El comportamiento de un perro ansioso es muy diferente al de un perro sobreexcitado, también el proceso para calmar a un perro ansioso es diferente al de un perro excitado.

Cómo reconocer a un perro nervioso

Los signos de ansiedad en su Labrador son los siguientes:

– jadeo

– baboseo

– ladrido

– inquieto

– hacer sus necesidades dentro de la casa

– comportamiento destructivo, repetitivo o compulsivo.

La clave para ayudar a un labrador ansioso es aprender a leer sus señales cuando te dice que está nervioso.

No intentes ignorarlos porque sus preocupaciones parezcan irracionales.

Cómo calmar a un perro asustado

A veces, los nervios de un labrador son más que eso: está francamente asustado.

Los perros más confiados y felices podrían experimentar momentos de miedo agudo, a menudo en respuesta a un desencadenante potente, como los fuegos artificiales.

Las señales de que su perro tiene miedo son:

– Bostezo

– Goteo en la nariz

– Pupilas dilatadas

– Intento de alejarse

– Ladridos y gruñidos.

Calmando a un perro asustado

Los perros asustados deben ser separados de lo que les asusta.

No puedes esperar calmar a un perro asustado mientras lo que le da miedo siga ahí.

Tu perro tendrá cada vez más miedo y acabará recurriendo a la agresividad para intentar alejarse de lo que le asusta.

Cómo calmar a un perro en situaciones concretas

Hasta ahora, hemos examinado cómo tratar con perros cuyo temperamento general requiere cierto apaciguamiento.

Pero muchos propietarios de labradores visitan este sitio para saber cómo calmar a un perro durante un evento muy específico.

Los siguientes epígrafes son un resumen de las preguntas más comunes que queremos plantear y enlaces a las páginas en las que tratamos sus respuestas en detalle.

A continuación, examinaremos los tranquilizantes que puede comprar para su labrador, incluyendo los medicamentos y la música.

¿Cómo calmar a un perro durante fuegos artificiales?

Los fuegos artificiales son probablemente la forma más conocida de asustar a los perros.

La mayoría de los perros se enfrentan a estos sólo una o dos veces al año, lo que limita las posibilidades de socializarlos a estos sonidos desde el principio.

¿Cómo calmar a un perro en el coche?

Algunos labradores son felices de pasar un viaje en coche durmiendo en el maletero. Otros parecen incapaces de calmarse.

A veces es porque han aprendido a asociar los viajes por carretera con un destino realmente emocionante como la playa, por ejemplo, y están entusiasmados.

Estos perros pueden necesitar algo reconfortante y productivo para ocupar su tiempo, como un peluche o su cobija favorita.

O, dado que los labradores aprenden los puntos de referencia con notable rapidez, cubrir su cubierta con una manta puede mantenerlos adivinando tu ruta hasta que hayas llegado al final.

A veces, los labradores pueden sentirse intranquilos en el coche porque las náuseas les hacen sentirse incómodos y ansiosos.

¿Cómo calmar a un perro que ladra?

Los perros ladran por muchas razones diferentes, pero sea cual sea el elemento desencadenante, nuestro primer pensamiento suele ser ¿Cómo hacer que deje de ladrar?

Tenemos artículos dedicado a los ladridos para saber determinar por qué tu perro ladra y cómo calmarlo.

¿Cómo calmar a una perra en celo?

Para los propietarios de hembras de labrador no esterilizadas, el celo formará parte de su vida a partir de los 10 meses de edad aproximadamente.

Además de los signos físicos, puedes notar que el comportamiento del labrador hembra también está desregulado durante el celo.

Algunas hembras se vuelven aprensivas e irritables durante el celo, y usted puede notar que están más reactivas.

¿Cómo calmar a un cachorro para cortarle las uñas?

Recortar las uñas de su perro es una tarea necesaria.

Es útil acostumbrarlos a esto a una edad temprana.

Pero si tu Labrador ya está corriendo a la vista de un cortaúñas, nunca es demasiado tarde para ayudarlo a calmarse.

¿Cómo calmar a un perro en una jaula?

Muchos nuevos propietarios de labradores esperan poder meter al perro en una jaula durante períodos cortos.

Pero quedarse tranquilamente en una jaula es una habilidad que muchos perros han aprendido.

No existe una solución milagrosa para calmar a un perro que se siente agitado en su jaula.

Pero nuestra guía de entrenamiento para jaulas le mostrará los pasos a seguir con tiempo y paciencia.

¿Qué puedo darle a mi perro para que se calme?

Para la última parte de este artículo, veremos las ayudas para calmar a las que han recurrido los dueños de perros y nos preguntaremos cuáles son realmente efectivas y cuáles no harán ninguna diferencia.

¿cómo calmar a un perro con medicamentos?

La posibilidad de calmar a un perro con medicación depende de la razón por la que su perro no está tranquilo.

Si el comportamiento del perro te preocupa, es prioritario que consultes al veterinario.

Especialmente si los cambios de comportamiento fueron repentinos o si el perro muestra signos de agresión.

Si tu cachorro simplemente  esenérgico y bullicioso, es poco probable que un veterinario prescriba un medicamento para cambiar su nivel de actividad.

Pero si está estresado o ansioso, hay medicamentos que el veterinario puede sugerir para calmar el estado de ánimo.

Benadryl

Muchos dueños de perros también se preguntan «¿Puedo darle a mi perro Benadryl para calmarlo?»

Hemos escrito sobre el uso de Benadryl para perros aquí. Pero si resulta tentador recurrir a una solución, no lo recomendamos sin la opinión de un veterinario.

En particular, porque el ingrediente activo se ha asociado con el aumento de la excitación y el nerviosismo entre los perros.

Adaptil para perros tranquilos

Uno de los productos farmacéuticos más populares para calmar a los perros es el adaptador para perros.

Adaptil está disponible en forma de difusores enchufables y de collares especialmente diseñados para perros.

 Ambos contienen feromona apaciguadora de perro

Está demostrado que el DAP puede aliviar los signos de estrés y ansiedad durante los viajes en coche, los fuegos artificiales, las tormentas y las situaciones sociales difíciles.

Sin embargo, no puede hacer que un perro sea mágicamente feliz y tenga menos energía.

Música para calmar a los perros

cachorro hembra de labrador

Un enfoque totalmente diferente, que interesa a muchos propietarios de perros, es utilizar música tranquilizadora para perros.

Los sonidos relajantes para perros pueden utilizarse junto con otras estrategias para ayudar a tu perro a afrontar las tormentas, la ansiedad por separación y los cambios, como una mudanza.

Cómo calmar a un perro

Espero que este artículo te haya dado muchas ideas para calmar a tu Labrador.

Si sientes que vives a merced de un cachorro hiperactivo, siéntete reconfortado al saber que los perros aprenden rápido.

La mayoría de los perros jóvenes salen de esta fase muy rápidamente si las personas que los rodean son constantes y recompensan el buen comportamiento.

Si está tratando de aliviar la angustia de un labrador ansioso o asustado, sepa que hay muchas maneras de hacerlo y de ayudar al perro.

Podría interesarte: Cómo hacer que un cachorro deje de llorar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba