Salir en bici con tu perro

Salir en bici con tu perro. Tips de seguridad

Montar bici y pasear con tu perro son dos actividades que se pueden combinar perfectamente. Solo hay que tener en cuenta ciertos elementos para garantizar la seguridad y el disfrute tanto de tu perro como el tuyo.

La receta que indudable te garantizará un buen resultado siempre se basa por un lado en saber montar en bicicleta de forma segura y por otro conocer los mejores remolques de bicicleta para perros del mercado (sobre todo para los pequeños).

Antes de montarte en la bici…

Antes de que te lances al atardecer con tu querido perro, hay que tener en cuenta algunas cuestiones de salud y seguridad.

Lo primero que tendrás que decidir es si tu perro puede acompañarte corriendo a tu lado o si será transportado en un remolque o carro lateral acoplado a la bicicleta.

Si tienes un cachorro, también puede acompañarte en un paseo en bicicleta en un remolque, asiento o jaula para perros.

Estamos aquí para ayudarte a prepararte, a ti y tu perro para un paseo en bicicleta.

Descubra qué equipo necesitará y qué precauciones debe tomarse para garantizar un viaje agradable y sin complicaciones.

Llévame en tu bicicleta.

Si tu mascota es un labrador será ideal que corra junto a ti en la bicicleta. Es una forma ideal de frenar su exuberancia y mantenerla en forma. Esto funciona perfectamente con esta raza debido a sus altos niveles de energía.

Sin embargo, para algunos perros, esto no siempre es posible por diversas razones.

Los cachorros y los perros jóvenes no deben hacer un ejercicio tan intenso hasta que tengan al menos 18 meses, ya que esto puede interferir en su desarrollo musculoesquelético.

En cuanto a los perros más viejitos, pueden tener dificultades para correr y padecer artritis u otros problemas articulares.

Veamos las diferentes opciones para transportar a tu perro en bicicleta, para que no tengas que quedarte con las ganas y perderte toda la diversión.

Remolques de bici para perros

Un remolque para perros se acopla a la parte trasera de una bicicleta y es remolcado por el ciclista.

Este debe ser lo suficientemente grande como para que su mascota pueda sentarse, levantarse, tumbarse y darse la vuelta cómodamente.

Cuando busque un remolque para perros grandes, opte por un modelo con una amplia distancia entre ejes y un centro de gravedad bajo.

Si el suelo es desmontable será más fácil de limpiar y un remolque con ruedas grandes proporcionará a su perro un viaje más suave.

Es aconsejable contar con una cubierta protectora para diferentes tipos de clima, con una abertura lo suficientemente grande para que su perro pueda entrar y salir fácilmente.

Complementos para vuestra seguridad

Opte siempre por un remolque para bicicleta de perro que cuente con las mejores características de seguridad y cumpla ciertas normas, por ejemplo, las de la Sociedad Americana de Pruebas y Materiales.

Estas características deben incluir un arnés de seguridad para mantener al perro dentro, una correa de seguridad para enganchar si el remolque se suelta y un sistema de freno automático.

Lo ideal es que el remolque de la bicicleta esté equipado con materiales de alta visibilidad y reflectores.

No todas las opciones que se ofrecen cumplen todos los requisitos, pero aquí hay muy buenas opciones entre las que puede elegir.

Schwinn Rascal

remolque de bicicleta para perros


Este remolque se adapta a la mayoría de las bicicletas y está diseñado pensando en la comodidad.

El aire circula bien en el compartimento del perro y el espacio es mas que aceptable. Si revisas las opiniones, podrás leer que muchos compradores están satisfechos con esta compra. Llegado incluso a transportar hasta 2 perros en el remolque.

Además, es fácilmente plegable.

Klarfit Husky Race Remolque de Bicicleta para Perros

Remolque de Bicicleta para Perros


Este remolque es adecuado, incluso para los labradores más grandes y tiene una bonita abertura superior que les permite aprovechar al máximo el paseo.

Es ligero y aún así tiene prácticos bolsillos de almacenamiento.

Cachorro a bordo

Un remolque de gran tamaño es ideal para ir en bicicleta con perros, pero ¿qué pasa con los cachorros?

Si quieres llevar a tu cachorrito a dar un paseo en bici, la cesta es una buena solución.

Para evitar que su cachorro intente saltar, busque una cesta que tenga una lengüeta o arnés o una red con cremallera.

Se coloca en la parte delantera de la bicicleta, en el manillar, o detrás del asiento, en un portaequipaje trasero.

La ventaja de tener la cesta delante es que puedes vigilar a tu cachorro, pero la desventaja es que puede dificultar la dirección.

Sin embargo, con un poco de práctica, esto no parece ser un problema para la mayoría de la gente.

Los materiales que suelen usarse para las cestas pueden ser de mimbre o de tela y incluso algunas contienen un espacio para guardar juguetes, golosinas, la botella de agua y el collar.

Transportin de cesta para Bicicleta 

Cesta para Bicicleta


Esta cesta – transportin tradicional es tan práctica como elegante.

Tu perro puede salir por la parte superior, pero permanece seguro cuando está atado en el interior.

La cesta en forma de bolsa es espaciosa y podrás acomodar a cachorros de hasta 10 kilos.

Sidecar

El sidecar de una bicicleta para perros se conecta a una bicicleta de tamaño adulto en el lateral, por lo que estás en contacto directo y constante con tu perro.

Dado que tu perro también puede verte, le da más seguridad y confianza durante el paseo, a diferencia de un remolque.

Usualmente están equipados con tres anillos, lo que permite que se pueda poner al perro en diferentes posiciones, y ajustarse a su comodidad.

Protección para el perro

Los accidentes pueden ocurrir, y de hecho ocurren, cuando se monta en bicicleta.

Usualmente se los ciclistas llevan equipo de protección cuando montan en bicicleta, y en cuanto a proteger a su cachorro no debería ser menos.

Antes de montar en bicicleta, debería considerar la posibilidad de comprar accesorios de seguridad que permitan proteger a tu perro durante el viaje.

Ya sea que utilice un remolque o una cesta, familiarice poco a poco a su perro con el objeto utilizando el refuerzo positivo antes de fijarlo de forma segura a la bicicleta.

Primeramente, haz paseos cortos y lentos en superficies lisas para que se vaya acostumbrando.

De vez en cuando deténgase para dejar salir a su perro y que pueda estirar las piernas y beber agua.

No deje nunca a su cachorro en una cesta u otro soporte cuando aparque la bicicleta, ya que puede caerse fácilmente y herirse.

A algunos perros no les gusta que los sujeten y pueden no aceptar que los lleven en una bicicleta. Todo depende de su personalidad.

Ahora vamos a ver cómo montar en bicicleta con tu perro a tu lado.

Corriendo juntos

Ir en bicicleta con tu perro corriendo a tu lado es una forma estupenda de hacer ejercicio para ambos.

Continúa leyendo: Correr con tu labrador es una forma estupenda de ponerse en forma

Sin embargo, es esencial que tu labrador se someta primero a una revisión veterinaria para asegurarse de que puede soportar un ejercicio tan exigente.

Si su perro tuviera sobrepeso, sería muy difícil pasearlo en este momento. Ayúdale a perder peso dando paseos regulares y siguiendo una dieta adecuada.

Otro aspecto a tener en cuenta es que necesita asegurarse de que su perro es obediente, responde a sus órdenes y puede caminar erguido.

Es fácil darse cuenta de que ir en bicicleta con un perro rebelde puede ser extremadamente peligroso y provocar un accidente grave.

Es frecuente ver a los propietarios montando en bicicleta con la correa en la mano y el perro corriendo a su lado.

Esta práctica es muy peligrosa porque la correa puede quedar atrapada en las ruedas de la bicicleta o el perro puede volcarla y provocar un grave accidente.

Correas de bicicleta

Antes de empezar, hay que comprar el equipo y los accesorios adecuados para que los perros estén seguros en un paseo en bicicleta.

Continúa leyendo: Adiestramiento con correa para perros

Una correa que no se enrede es esencial.

Cuando se va a montar en bicicleta con un perro, la correa debe estar sujeta a un arnés en lugar de a un collar.

Lo ideal es que no sea demasiado larga ni corta y, por lo general, se conecta al cuadro de la bicicleta o a la tija del sillín con una cuerda que se engancha al arnés del perro.

Es posible acoplar más de un collar de bicicleta para perros si desea ir en bicicleta con dos perros.

Correa rígida

Sin embargo, para un mejor control, una correa rígida se considera la mejor y más segura opción para ir en bicicleta con su perro.

Se sujeta a la rueda trasera de la bicicleta, proporcionando mayor estabilidad, y está diseñada para que el perro permanezca cerca de ti y a la vista.

La correa rígida para bicicletas mantiene al perro en la posición de talón y tiene un mecanismo que se comunica con él para los cambios de dirección.

Accesorios

Además de un collar y un arnés adecuados, deberá tener en cuenta otros accesorios esenciales para el ciclismo con perros.

Al comprar un accesorio para la bicicleta, lee siempre las instrucciones cuidadosamente para instalarlo correctamente y mantener a su labrador seguro.

Tu labrador debe llevar un chaleco reflectante o luces para ser visto fácilmente.

Para proteger las patas de tu mascota de objetos afilados y del hormigón caliente, puedes proporcionarle unas zapatillas para perros. Después de que su labrador haya visto su bicicleta, camine con él hacia un lado, sujetando la correa, y hacia el otro.

Cuando su perro se sienta cómodo, sujételo al asa de la bicicleta y continúe caminando.

Puedes empezar a practicar las órdenes que tendrás que dar durante un paseo para frenar, girar y parar.

Entrenamiento

Vaya haciendo pequeños paseos sin prisa para ir adaptando al perro a pasear de esta manera. Haga esto durante unas semanas, aumentando gradualmente la velocidad hasta llegar al trote.

Intente utilizar carreteras tranquilas y evite conducir con mucho tráfico.

Cuando vaya en bicicleta, observa regularmente al perro para comprobar si se cansa o jadea.

Realiza pausas regulares para que pueda descansar, beber y comer. No deje a su perro amarrado a la bicicleta cuando no esté conduciendo.

Es buena idea llevar un remolque en caso de que se canse, sobre todo si realizan un viaje más largo.

Esto le permitirá relajarse y disfrutar del resto del viaje en total comodidad.

¡A pasear en bici!

Si preparas a tu perro adecuadamente y cuentas con el equipo necesario, podrás pedalear con él de forma segura y de la manera que desees.

Sin embargo, tenga en cuenta que esta actividad no es adecuada para todos los perros. Si su mascota no parece gustarle, no la obligue. Al fin y al cabo, lo que más importa es su felicidad.

Si, por el contrario, a tu perro le encanta pasear en bicicleta, no se quede con las ganas, esto lo mantendrá feliz y en forma.

Y tú. ¿Montas en bicicleta con tu perro? ¿Corre a tu lado o lo llevas cargado? Comparte tus historias en los comentarios con toda nuestra comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba