como evitar que un cachorro muerda

¿Cómo evitar que mi cachorro de labrador muerda?

¿Tu cachorro de labrador no para de morderte? ¿Has probado cientos de trucos y nada te funciona?

Si esto te resulta familiar, está en el lugar correcto.

Veamos qué puedes hacer para que tu cachorro deje de morder de una vez por todas.

No hagas caso a estos consejos

Muchos artículos le dirán que debe ignorar a un cachorro que muerde y ofrecerle un juguete en su lugar.

Otros te dirán que grites fuerte y que pongas a tu cachorro en «tiempo muerto».

Incluso hay quien te dirá que debes castiguar a tu cachorro por morder.

Entonces, ¿quién tiene razón y quién no?

Ignorarlos

Muchos propietarios de cachorros nuevos intentan ignorar al cachorro que muerde. Y rápidamente descubren que no funciona.

Este fallo suele deberse a una o varias de las siguientes razones.

  • No persisten lo suficiente
  • Sin querer, «animan» al cachorro a volver a morder (mientras juega).
  • No supervisan suficientemente al cachorro cuando están con sus hijos.

En un momento veremos estos puntos con más detalle. ¿Pero qué pasa con el método del «chillido»?

Gritar

No cabe duda de que, si realizamos un chillido lo suficientemente fuerte, seguido de una retirada inmediata de la atención, muchos cachorros de labrador dejaran de morder en el momento.

Incluso, el tiempo suficiente como para que un propietario diestro pueda redirigir al cachorro a una actividad más apropiada.

Por otro lado, esto pudiera hacer que en algunos cachorros surta el efecto contrario, haciendo que muerdan con más fuerza y ferocidad.

Un cachorro que ha pasado mucho tiempo con su madre es más probable que haga caso a esta advertencia verbal, ya que espera que le siga un rechinar de dientes y una regañina más feroz si la ignora.

Pero aquí no hay garantías.

Y lo que quiero decir es que chillar simplemente no funciona como una estrategia eficaz contra las mordeduras para algunos cachorros.

Castigar al cachorro

He llegado a escuchar a criadores muy experimentados decir a los nuevos propietarios que castiguen a su cachorro en caso de que muerda. Ya sea intimidando al cachorro con un gruñido furioso o con un castigo físico, como una bofetada.

Puede «funcionar». Pero este enfoque presenta problemas.

Hay expertos que creen que los cachorros deben aprender a morder o a sujetar a los humanos con suavidad antes de aprender a no morder.

Este proceso se denomina inhibición de la mordida. Y el uso de castigos puede reducir todas las mordeduras, en lugar de las más fuertes y dolorosas.

Hoy en día, a mucha gente le gusta entrenar a los perros sin castigarlos. Y hay buenas razones para esto.

Educa a tu perro

¿Por qué enseñarles a morder con suavidad? ¿Por qué no mejor enseñarles a no morder?

La idea de reducir gradualmente las mordidas fue popularizada por Ian Dunbar. La teoría es que un perro que aprende a inhibir su mordida (es decir, a morder sin fuerza), será menos propenso a herir a una persona si muerde más tarde (mientras juega o cuando está asustado o herido, por ejemplo).

Muchos expertos están de acuerdo con esta teoría y la mayoría de los conductistas caninos están de acuerdo en que el aprendizaje de la inhibición de la mordida de forma gradual es algo positivo.

Lo que necesitan los dueños de los cachorros es prevenir las mordeduras en primer lugar. Si ignorar al perro no funciona, y chillar tampoco, ¿qué hacer?

El primer paso no es una técnica, sino un ajuste de las expectativas que tenemos acerca de los cachorros.

Expectativa vs Realidad

cachorro de labrador de color negro
Labrador Negro

Es común que los dueños principiantes de cachorros tiendan a poseer falsas expectativas sobre ellos. En particular, esperan que los mordiscos sean mínimos, que no duelan demasiado y que no vayan acompañados de gruñidos.

También piensan que es rápido y fácil evitar que un cachorro muerda.

Ninguna de estas expectativas es cierta.

La mayoría de los cachorros muerden fuerte, a menudo y gruñen ferozmente cuando lo hacen. Esto no significa necesariamente un signo de agresión. Dejar de morder es un proceso, un viaje. Y puede ser temporalmente incómodo.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no existe una forma garantizada de que su perro deje de morder inmediatamente. De hecho, como hemos visto, prevenir las mordeduras (en lugar de inhibirlas) puede ser algo malo, en cualquier caso.

Supervisa al perro siempre que este con peques

Una vez que hayas aceptado que este proceso llevará algún tiempo, que será gradual, tendrás que pensar en cómo protegerás a los niños que puedan entrar en contacto con tu cachorro.

Esto es importante, sobre todo en niños pequeños, ya que pueden hacerse daño y salir lesionados si tu cachorro los muerde.

Si no los puedes vigilar constantemente es mejor que utilices barreras que separen a los bebés de tu cachorro.

Evita la sobreexcitación

La siguiente prioridad es mantener a tu cachorro tranquilo. Los cachorros sobreexcitados muerden más fuerte y con más frecuencia que los menos excitados.

Si tu cachorro es un mordedor muy entusiasta, no permita que participe en juegos violentos. Esto sólo avivará el problema.

Qué hacer cuando mi cachorro muerde

Cuando tu perro te muerda demasiado, actúa inmediatamente. No esperes a ver si vuelve a hacerlo.

Levántate, aléjate de él y retira completamente tu atención.

Si lo vuelve a hacer repita el procedimiento. Prepárate para hacer esto y repetir tus acciones.

Si el cachorro te persigue y te muerde las piernas y los pies, pon una puerta para bebés o mételo en la jaula durante unos minutos.

Se trata simplemente de repetir las veces suficientes para que tu cachorro aprenda que morder con fuerza es inaceptable.

Recuerda que a los cachorros les encanta masticar y que, en el caso de los que les están saliendo los dientes lo necesitan. Si usted y su ropa no son juguetes aceptables para masticar, debe proporcionar a su cachorro alternativas, como los juguetes Kong.

Conclusiones

  • Morder es normal
  • Las mordeduras deben inhibirse por etapas
  • La formación lleva tiempo

Los puntos principales que hay que recordar son que morder es normal y que se necesita tiempo para enseñar a un cachorro a no morder. Primero detenga la mordida dolorosa y luego intente que deje de morder.

Si lo que está haciendo no funciona, probablemente deba ser más paciente y persistente. Si tus hijos se ven afectados por esta conducta, debes separarlos y vigilarlos.

Esfuérzate por mantener a tu cachorro tranquilo, eso marca una gran diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba